La oposición social, el reto de Guillermo Lasso en Carondelet

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

19 Abr 2021 - 0:01

Guillermo Lasso el 6 de abril de 2021 en un evento de campaña en Azuay. - Foto: @LassoGuillermo

La oposición social, el reto de Guillermo Lasso en Carondelet

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

19 Abr 2021 - 0:01

Los respaldos y simpatizantes del Presidente electo se concentran en los sectores empresariales y los espacios conservadores de la sociedad civil.

El presidente electo, Guillermo Lasso, llegará al poder el próximo 24 de mayo con un sector que lo apoya y con otro que lo rechaza. Además, tras el último mes de campaña, el líder del movimiento Creo tiene más compromisos de los previstos cuando inició el camino a Carondelet.

Y, debido a la cantidad de electores que no coincidieron con sus propuestas, Lasso tendrá la mirada de todos los sectores puesta en su administración. Algunos esperan que cumpla con sus acuerdos y otros por continuar con la defensa de sus posturas sociales y políticas.

¿Quiénes respaldan y rechazan políticamente a Lasso? La celebración del triunfo del empresario guayaquileño se concentró en los sectores económicos y conservadores.

En la otra orilla están los sectores de izquierda, que de entrada anunciaron su negación a los dos candidatos y apostaron por el voto nulo. Este último duplicó el promedio histórico.

Los respaldos a Lasso 

En este grupo están los representantes de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador, de la Cámara de Comercio de Guayaquil, del Comité Empresarial Ecuatoriano, de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, la Cámara de Industrias de Guayaquil, y la Cámara de Comercio de Quito.

También está el Movimiento Libres, que emula a la ultraderecha española. Este le garantiza su apoyo en “la defensa de la vida, la familia, la reactivación económica, reducción de impuestos y libertad de expresión, mercado y educación”.

A ellos se suman los sectores autodenominados ‘provida’ y ‘profamilia’.

Movimiento indígena, la oposición 

El movimiento indígena advirtió que no reconocerá al Gobierno por ser, a su vista, ilegítimo, después de que las denuncias de fraude de Pachakutik no prosperaron.

A ellos se sumaron todas las organizaciones sociales del Frente Popular, que se declaran en oposición: la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), la Unión Nacional de Educadores (UNE), y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT).

Yasunidos anticipó que estarán en “la primera línea de la lucha contra el modelo de continuismo que ofrecen ambos candidatos”.

Mientras que los grupos de mujeres y colectivos GLBTI estarán atentos a las decisiones del presidente electo, que hizo promesas en temas de derechos humanos.

Panorama en la Asamblea 

Además, la situación política en la Asamblea Nacional también será complicada para el nuevo Ejecutivo. La bancada oficialista apenas tendrá 12 legisladores y la mayoría de sectores estará en la oposición, aunque han ofrecido brindarle gobernabilidad con base en acuerdos programáticos.

Sin duda, Lasso enfrentará su mayor oposición en las calles, desde los sectores sociales. Ellos estarán prestos a mantener sus luchas exigiendo o rechazando las acciones del futuro gobierno.

Noticias relacionadas