Sistemas y equipos endebles, el reto del CNE para las elecciones de 2021

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

29 Oct - 9:43

Un ciudadano deposita su voto en las elecciones seccionales 2019. - Foto: CNE

Sistemas y equipos endebles, el reto del CNE para las elecciones de 2021

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

29 Oct - 9:43

En las dos últimas elecciones, los problemas informáticos mancharon la credibilidad del Consejo Nacional Electoral a la hora de entregar los resultados. Los sistemas del CNE han sido cuestionados por la Contraloría. Queda pendiente saber si los equipos para la transmisión de resultados deben ser reemplazados para los próximos comicios.

La fallida compra de equipos tecnológicos para el Consejo Nacional Electoral (CNE) pone en duda la capacidad del organismo para enfrentar las elecciones de 2021.

Ese año, el país deberá escoger a un nuevo presidente y a su vicepresidente, además de legisladores nacionales y provinciales. La cantidad de información que esto significa, por tanto, es un reto para el CNE.

Problemas tecnológicos en medio del escrutinio en las últimas dos elecciones han golpeado la imagen del Consejo. En las presidenciales del 2017, el candidato a la presidencia, Guillermo Lasso, denunció un “apagón informático” que lo habría perjudicado.

Mientras que en las seccionales de 2019, hubo problemas en la plataforma pública que anunciaba los resultados.

En ambos casos, las autoridades electorales señalaron que los problemas no eran de fondo, que no afectaban el escrutinio y que los resultados eran confiables.

Con relación a las elecciones 2019, la actual presidenta del CNE, Diana Atamaint, dijo que la plataforma dejó de hacer públicos los resultados, pero el escrutinio no se detuvo.

El consejero José Cabrera acusó a la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), que brindó el servicio de data center en Guayaquil, de ser la culpable de los problemas. Habló de una “situación bastante grave”.

Estos son los principales problemas que el CNE debe resolver en un poco más de un año, el tiempo que le queda para las presidenciales de 2021.

  • Los equipos informáticos

    El CNE intentó comprar nuevos equipos para el data center, que ayudaran al procesamiento de la información en las elecciones seccionales de 2019. El mismo CNE resolvió, meses después, que los equipos no eran necesarios, pues los que tenían eran suficientes para ese proceso.

    Sin embargo, para las próximas elecciones el CNE deberá hacer una nueva evaluación para conocer si es necesario reemplazar los equipos. Un informe del Ministerio de Telecomunicaciones señala que uno de los servidores que tiene el CNE en su data center “se encuentra fuera de vigencia y se debe iniciar ya un proceso de baja, y analizar si es necesario su reemplazo en función de los servicios que cubre”.

    Un informe interno del mismo CNE señala que para febrero de 2019 había 19% menos computadores, 68% menos escáneres y 47% menos impresoras, en comparación con 2017, en los centros de procesamiento de resultados.

    El documento, sin embargo, no habla de los equipos en el data center y su funcionamiento.

  • El sistema de revisión de firmas

    La Contraloría encontró irregularidades en el sistema de verificación de firmas que se usa para inscribir a las organizaciones políticas que quieren participar en las elecciones. De momento, hay partidos y movimientos que se encuentran tramitando su inscripción para las presidenciales de 2021.

    Los problemas en el sistema de verificación de firmas apuntan a que la decisión de si aprobar una firma o no depende del digitador, que es una persona que recibe formación para ese cargo.

    El CNE ha anunciado que espera tener un mejor sistema para las elecciones 2021 que incluya la verificación de firmas. Sin embargo, el tiempo es corto.

  • El sistema de escrutinio de votos

    Un segundo informe de Contraloría sobre el sistema de escrutinios del CNE, en las elecciones de 2017 hubo actas de votos que no coinciden con el número de votantes por mesa, votos que no se contabilizaron o votos que se asignaron “de más”.

    El informe señala que tampoco hay registros ni historial del manejo de las actas desde que salieron de las mesas hasta que los datos ingresaron en el registro del CNE. El organismo electoral no tiene un respaldo de las bases de datos del sistema de transmisión de resultados que se usó en la primera vuelta presidencial en 2017.

    582 votos de más y 14.351 de menos se contabilizaron a los resultados finales de las elecciones 2017.

  • Las irregularidades en el reconteo de 2019

    Una denuncia realizada por los vocales de minoría del CNE, Enrique Pita y Luis Verdesoto, da cuenta de cifras que no cuadran y que revelan problemas durante el reconteo de votos, en las actas que fueron calificadas como “inconsistentes”. 

    Hay tres problemas: números de votantes que no coinciden, cambios en votos nulos y blancos y modificaciones de más de 50 votos en candidatos. 

Noticias relacionadas