El exministro Walter Solís se enfrenta a otra pena por corrupción

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Sep 2020 - 15:04

De izq. a der.: Iván León, Dilza Muñoz y Daniella Camacho, integrantes del Tribunal de Juzgamiento del caso Senagua, el 22 de septiembre de 2020. - Foto: CNJ

El exministro Walter Solís se enfrenta a otra pena por corrupción

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Sep 2020 - 15:16

Luego de recibir una condena de ocho años de cárcel por el caso Sobornos, Walter Solís podría acumular otra sentencia por el caso Senagua.

El Tribunal de Juzgamiento de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), conformado por Dilza Muñoz, Daniella Camacho e Iván León, instaló la audiencia de juicio del proceso la mañana del martes 22 de septiembre de 2020.

En el caso, son acusados de peculado Walter Solís, exsecretario del Agua del correísmo, los exjueces Lorena Benalcázar y Cristóbal Macías; el exasesor jurídico de Senagua, Marco Rodas; el abogado Jorge Maruri y el ingeniero Jorge Bernal.

En el arranque de la audiencia, Diana Salazar, fiscal general del Estado, expuso su teoría del caso.

Según la investigación, el proceso se refiere a un abuso de fondos públicos. En los años 2012 y 2013, cuando Solís dirigía Senagua, se dispuso USD 8.130.626,16 para ejecutar el pago de una mediación por un contrato privado de honorarios.

El pago fue ordenado por Solís y Rodas y aprobado judicialmente por Benalcázar y Macías. Parte del dinero fue entregado a Maruri y Bernal, sin que ellos hayan tenido relación alguna con Senagua.

Los acusados se exponen a penas que van desde los cinco a los 13 años de cárcel.

Alemberth Vera, abogado de Solís, dijo que cuando esto ocurrió su defendido denunció a los exjueces Benalcázar y Macías por prevaricato. Y que Solís no tiene relación con ninguno de los dos receptores del dinero.

En caso de ser encontrado culpable, Solís sumará dos penas. Una de ocho años por cohecho en el caso Sobornos. Y otra de peculado por el caso Senagua. Sin embargo, él está prófugo desde 2017.

Su última ubicación conocida es Estados Unidos. Y desde 2019 pesa en su contra una orden de difusión roja de la Interpol.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas