La Vicepresidencia, una institución al vaivén de la voluntad presidencial

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

20 Jul 2020 - 0:03

La fachada del edificio de la Vicepresidencia de la República, en el Centro Histórico de Quito. - Foto: Medios Públicos

La Vicepresidencia, una institución al vaivén de la voluntad presidencial

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

20 Jul 2020 - 9:34

Ecuador escogió a su cuarto vicepresidente del actual periodo. Es prerrogativa del Presidente asignar las funciones que María Alejandra Muñoz cumplirá. El presupuesto de la institución se mantiene a la baja desde 2012.

Desde el retorno a la democracia, la Vicepresidencia sigue siendo una institución sin funciones claras.

La potestad de decir qué debe hacer el segundo mandatario recae completamente en el Presidente, lo que ha hecho que esta institución no tenga especialización y que sus funciones sean de lo más variadas.

Tras la selección de María Alejandra Muñoz como la cuarta vicepresidenta del Gobierno de Lenín Moreno, queda pendiente su posesión en la Asamblea y que el Presidente Lenín Moreno establezca qué va a hacer la nueva vicepresidenta.

La Vicepresidencia existe en Ecuador desde 1830, pero de manera intermitente. En 1906 la institución desapareció, y volvió a existir 40 años después, con la Constitución de 1946. En ese entonces, Ecuador funcionaba con un sistema bicameral, y el Vicepresidente era presidente del Senado.

Nuevamente la Vicepresidencia fue eliminada en 1963 y luego restituida en 1968, para luego ser eliminada el mismo año.

En 1979, con el retorno a la democracia, la Vicepresidencia volvió a existir y desde entonces la institución se ha mantenido casi sin cambios.

En la Constitución de ese año, se establece que la principal función del vicepresidente es reemplazar al presidente en casos de ausencia.

Por fuera de esa tarea, la Constitución de 1979 disponía que el vicepresidente era el presidente del Consejo Nacional de Desarrollo. Esta era una institución con sede en Quito, encargada de fijar las políticas generales económicas y sociales del Estado y de elaborar los planes de desarrollo. Además de la política poblacional del país.

Pero la Constitución de 1998 cambió esto y estableció que, cuando no reemplace al presidente, el “vice” debe ejercer las funciones que se le asignen. Esta norma no cambió en la Constitución de 2008 y es la que se mantiene hasta hoy.

El Presidente manda

En los últimos años, los presidentes asignan funciones a sus vicepresidentes. En el caso de Rafael Correa, puso a Moreno como vicepresidente a cargo del tema de discapacidades y de la Misión Manuela Espejo.

En el caso de su predecesor Jorge Glas, hoy en prisión, Correa le asignó la gestión de los llamados sectores estratégicos: petróleo, minería, electricidad e inversión.

  • Jorge Glas

    Jorge Glas y Lenín Moreno, el binomio de Alianza PAIS, el 9 de abril de 2017, días después de la primera vuelta electoral. Flickr Vamos Lenin

    Jorge Glas se encargó desde 2017 hasta enero de 2018 la gestión del Consejo Sectorial de la Producción y del proceso de reconstrucción de las áreas afectadas por el terremoto en 2016.

    Antes, en el Gobierno de Rafael Correa, Glas fue el encargado de los sectores estratégicos. El exvicepresidente, ahora detenido, se había desempeñado como ministro coordinador de ese ramo cuando Moreno era el vicepresidente de Rafael Correa.

  • María Alejandra Vicuña

    La segunda vicepresidenta del actual Gobierno, María Alejandra Vicuña, ahora sentenciada a un año de cárcel, estuvo por unos días encargada de la institución mientras se desempeñaba como Ministra de Vivienda.

    La primera tarea que Moreno le encargó fue realizar el seguimiento de la consulta popular de 2018.

    Vicuña, que se mantuvo en el cargo hasta diciembre de 2018, también recibió el encargo de otras funciones:

    • Fortalecer las políticas y programas relacionados con la Economía Popular y Solidaria, y la coordinación de las entidades que conforman el Comité Interinstitucional de la Economía Popular y Solidaria.
    • Ser la representante de la Función Ejecutiva ante el Consejo Directivo del IESS.
    • Presidir el Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva y del Empleo. 

  • Otto Sonnenholzner

    El vicepresidente Otto Sonnenholzner, el presidente Lenín Moreno y el secretario de la Presidencia, José Agusto Briones, durante una reunión del gabinete el 2 de agosto del 2019. Presidencia

    Otto Sonnenholzner asumió la Vicepresidencia en diciembre de 2018 hasta su renuncia en julio de 2020. Las atribuciones que Moreno le designó han sido las más variadas en comparación con las de sus predecesores.

    Las primeras funciones asignadas a Sonnenholzner fueron: 

    • El seguimiento del diálogo social.
    • La coordinación de la implementación efectiva de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
    • El acompañamiento de la política de inversiones, y la implementación de sus estrategias integrales a nivel internacional.
    • El acompañamiento en la coordinación de las acciones de los Consejos Sectoriales.

    En el marco de la pandemia, Moreno designó a Sonnenholzner como delegado ante el Comité del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos. Pero su perfil bajó a los pocos meses por malestares dentro de Carondelet, que terminaron con la salida de funcionarios cercanos al entonces vicepresidente y, finalmente, con su renuncia.

Presupuesto recortado

La Vicepresidencia llegó a ser una institución con una importante asignación presupuestaria. Durante el Gobierno de Rafael Correa, el presupuesto de esa institución alcanzó un pico de USD 80 millones en 2012.

Pero desde entonces ha sido recortado fuertemente. Para 2017, el presupuesto fue de USD 5,9 millones, y el codificado de 2020 es de apenas USD 3,6 millones.

2012 es el año con más gasto en la Vicepresidencia, y corresponde a la gestión de Moreno en ese cargo. De acuerdo con los documentos disponibles en la web, solo la gestión administrativa de la entidad costaba USD 48 millones.

Los proyectos de la misión Manuela Espejo, el programa “Ecuador alegre y solidario” y el del tamizaje neonatal fueron financiados con dinero de la institución en 2012.

Ahora, la mayor parte del mermado presupuesto de la Vicepresidencia se gasta en personal.

Noticias relacionadas