La depuración del padrón ayudó a reducir el ausentismo en Ecuador

Seccionales 2023

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Dic 2022 - 5:25

Un ciudadano deposita su voto durante las votaciones para la consulta popular, el 1 de febrero de 2018. - Foto: CNE

La depuración del padrón ayudó a reducir el ausentismo en Ecuador

Una alianza de:

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Dic 2022 - 5:25

Una alianza de:

La Sierra Centro y Sur concentra, históricamente, el mayor ausentismo del país. En esos territorios, la migración hizo que, en las elecciones, se llegue a porcentajes de participación tan bajos como 30%.

El proceso de limpieza del padrón electoral rindió frutos. La depuración del registro de electores, antes de las elecciones de 2021, hizo que el porcentaje de ausentismo se reduzca, sobre todo en las provincias donde esta cifra se había disparado.

El voto es obligatorio en Ecuador. Sin embargo, algunos cantones de las provincias de la Sierra Centro y Sur registraban por varios años altos porcentajes de gente que no iba a votar. Esto respondía a la alta emigración desde esos territorios.

El reformado Código de la Democracia obligó al Consejo Nacional Electoral (CNE) a trabajar en una depuración del padrón electoral. El principal punto fue la creación del padrón pasivo, en el que se incluyó a las personas que no votaron en las cuatro últimas elecciones.

Esta depuración eliminó del padrón electoral a más de 600.000 personas para las elecciones de 2021. Los cambios hicieron que el padrón quede con gente que sí está en el país, que sí puede votar y, por lo tanto, el ausentismo bajó.

El ausentismo nacional

Las elecciones de 2021 son las que más bajo nivel de ausentismo han tenido desde 2002: 15,7% en la segunda vuelta electoral.

Datos recabados y analizados por PRIMICIAS e Infinity Estrategas dan cuenta que la depuración del padrón sí logró tener resultados.

Esto, sin tomar en cuenta a los ecuatorianos empadronados en el exterior, pues el voto no es obligatorio fuera del país, lo que hace que el ausentismo en esas jurisdicciones sea alto.

Sin embargo, los datos son más evidentes cuando se analiza los cantones de la Sierra Centro y Sur, en donde los niveles de ausentismo eran altísimos. Las provincias de Chimborazo, Cañar, Azuay y Loja concentraron los bajos porcentajes de participación electoral.

Son justamente estas provincias las que más índices de emigración registraron después de la crisis bancaria de 1999 y la dolarización de la economía.

El cantón con el ausentismo más alto es Déleg, en la provincia de Cañar. Aquí llegó a haber un 70% de ausentismo en las elecciones presidenciales de 2002. Mientras que para 2021, se llegó a un 42,85%, pero sigue siendo el más alto del país.

En ese cantón, el padrón se redujo de 7.664 electores en 2002 a 5.892 para las elecciones de 2021. En otros ocho cantones, es evidente la caída en los porcentajes de ausentismo en las elecciones de 2021, tras la depuración del padrón.

La depuración sigue

El reformado Código de la Democracia establece que el padrón debe depurarse constantemente. Por ello, antes de cada elección, el CNE envía al padrón pasivo a todos quienes no hayan votado en las últimas cuatro elecciones.

Unas 110.000 personas fueron derivadas al padrón pasivo en las elecciones 2023. Esto hace que, aunque el número de electores normalmente crece, en algunos cantones se reduzca. Este es el caso justamente de Déleg, que en 2021 registró 5.892 votantes, y en 2023 tendrá 5.860.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas