Sábado, 13 de abril de 2024

Abogada dice que Mayra Salazar la contrató para que defendiera a hermana de Leandro Norero

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Feb 2024 - 18:58

La abogada Nathaly G. declaró ante un agente fiscal que Mayra Salazar, procesada por el caso Metástasis, la contrató vía telefónica para que representara a Johanna Zambrano, hermana de Leandro Norero, en un pedido de habeas corpus.

Mayra Salazar, quien habría sido pareja sentimental del narcotraficante Leandro Norero, está procesada en el caso Metástasis.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

20 Feb 2024 - 18:58

Mayra Salazar, quien habría sido pareja sentimental del narcotraficante Leandro Norero, está procesada en el caso Metástasis. - Foto: Cuenta de X de Mayra Salazar

La abogada Nathaly G. declaró ante un agente fiscal que Mayra Salazar, procesada por el caso Metástasis, la contrató vía telefónica para que representara a Johanna Zambrano, hermana de Leandro Norero, en un pedido de habeas corpus.

La abogada Nathaly G,. una de las 39 personas procesadas por delincuencia organizada en el caso Metástasis, declaró ante el fiscal Luis Sandoval, que Mayra Salazar la contrató para que representara a Johanna Zambrano Tigua en un caso de habeas corpus.

En su versión libre y voluntaria, registrada el 31 de enero de 2024, Nathaly G. asegura que Salazar la contactó vía telefónica en 2022 para que prestara sus servicios en un caso contra Zambrano por lavado de activos que se ventilaba en la Corte de Justicia de Cotopaxi.

La comunicadora Mayra Salazar fue una de las parejas sentimentales del narcotraficante Leandro Norero. Ella, además, le ayudaba a gestionar decisiones judiciales desde su cargo en la Corte Provincial de Guayas.

La contratación de la abogada tuvo dos momentos: El primero para que ejerciera la defensa técnica de Zambrano, hermana del narcotraficante Leandro Norero, para conseguir un habeas corpus por problemas de salud de su defendida, por un pago de USD 6.000 por honorarios.

Y el segundo, para que supervisara e informara a Salazar sobre las gestiones que hacían otros abogados para conseguir el habeas corpus.

Una audiencia suspendida

Como la audiencia telemática estuvo prevista horas antes de su contratación, la abogada Nathaly G. pedía a Salazar que le depositara el dinero para poder defender a Zambrano.

Mientras esperaba el depósito en su cuenta bancaria, la abogada se dirigió a la Corte de Justicia de Cotopaxi para presenciar la diligencia, en la cual dijo que no podía intervenir porque Salazar no le confirmaba el depósito.

Sin embargo, la audiencia se suspendió, lo que fue informado a Salazar, quien ese momento le envió el registro la transacción por USD 6.000 y le respondió, según ella, que ya no quería que representara a Zambrano, sino que supervisara el trabajo de otros abogados en el caso.

Finalmente, el 3 de agosto de 2022, el juez de Cotopaxi, Santiago Zumba, concedió un habeas corpus parcial a Zambrano Tigua, al considerar que "se vulneró el derecho constitucional a la salud y a la seguridad jurídica".

Según el fallo, la accionante justificó que presenta "hipertensión arterial, trastorno de glándula tiroides, un proceso inflamatorio a nivel del útero y gastritis". En su momento, la defensa argumentó que la hermana de Norero padece de cáncer.

En su versión, la abogada insiste en conocer los detalles de la audiencia de habeas corpus, "porque ocurrió hace más de un año atrás y no tengo acceso a ningún expediente".

Honorarios sin factura

Nathaly G. asegura en su versión que en ese momento pactaron otro valor de honorarios por USD 2.000 y que debía devolver los USD 4.000 restantes a la cuenta de Salazar, cuyo número dijo no recordar.

Aclaró que tampoco existe una factura por sus servicios, ya que Salazar no lo consideró necesario.

La procesada aseguró que no conoce personalmente a Salazar y que solo mantuvo contacto telefónico con ella por la aplicación de Telegram, "ya que en el oficina donde laboraba no disponemos de señal móvil y solo tenemos Internet".

La abogada fue detenida el 13 de diciembre de 2023 en la casa de sus padres, luego de un allanamiento realizado por la Policía, donde le decomisaron su teléfono y su computadora.

El 14 de diciembre, la Fiscalía General realizó una serie de allanamientos coordinados y destapó el caso Metástasis, que por primera vez evidenció los nexos entre el narcotráfico, la justicia, la policía y la política en Ecuador.

El punto de partida de esta investigación judicial fueron 15 teléfonos celulares que mantenía el narcotraficante Leandro 'El Patrón' Norero en su celda en la cárcel de Latacunga, donde fue asesinado a finales de 2022.

Allí guardaba conversaciones con sus socios, operadores, cómplices, testaferros, abogados, policías y otros oscuros personajes vinculados a otros casos de corrupción en el país.