Jueves, 13 de junio de 2024

Sicariato, extorsión y narcotráfico, el rostro más cruel de Nueva Prosperina

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2024 - 17:47

La Policía realiza una intervención sostenida en el distrito Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil, donde operan cuatro grupos criminales considerados de alto valor.

La Policía ha intervenido varias zonas de Nueva Prosperina, al noroeste de Guayaquil, como Socio Vivienda.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2024 - 17:47

La Policía ha intervenido varias zonas de Nueva Prosperina, al noroeste de Guayaquil, como Socio Vivienda. - Foto: PRIMICIAS

La Policía realiza una intervención sostenida en el distrito Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil, donde operan cuatro grupos criminales considerados de alto valor.

Los habitantes del Distrito Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil, sueñan con salir del top 10 de los sitios más violentos del mundo, en el que ahora ocupa el segundo lugar, según información de la Policía.

El objetivo de las fuerzas del orden es ubicar a esta populosa zona de 450.000 habitantes en el puesto 30 del ranking en 2024, "y lo estamos logrando", asegura el teniente coronel Roberto Santamaría, jefe policial de este distrito.

Del 1 de enero al 25 de mayo de 2023, Nueva Prosperina, conformada por los circuitos Monte Sinaí, Nuevo Guayaquil, Flor de Bastión, Nueva Prosperina, Fortín y Paraíso de la Flor, registraba 1.101 muertes violentas.

En el mismo periodo de este año, la cifra se redujo a 750 crímenes, un 32% en lo que va de 2024.

La Policía cambió su modelo de prevención del delito al de combate directo contra los grupos criminales, como Los Tiguerones, Los Choneros y sus brazos armados Fatales y Águilas, que operan en el sector cometiendo homicidios, extorsiones y secuestros.

Hasta el momento, las cifras de la Policía dan cuenta de que en Nueva Prosperina hay 459 detenidos, 119 armas de fuego decomisadas, 68 vehículos recuperados y casi una tonelada de drogas incautada.

El 28 de mayo, la Policía realizó la operación Resurgir 21 y desarticuló en Monte Sinaí a una banda dedicada al secuestro, robo de vehículos y a la extorsión, liderada por una mujer de 24 años. Además, dinamitó un inmueble que servía como escondite para personas secuestradas.

"Desorganizar al crimen organizado"

Las investigaciones policiales han determinado que en Nueva Prosperina existen aproximadamente 50 cabecillas de bandas delincuenciales que manejan el distrito, entre ellos alias 'Amado' y 'Cheo', de Los Fatales.

Mientras que alias 'La A', líder de Los Tiguerones, fue capturado en Nueva Prosperina hace una semana con una ametralladora Uzi y un chaleco antibalas diseñado para fusil.

"Cuando hacemos operativos, ellos salen del sector, porque saben que son blancos policiales. Esto nos ha permitido desorganizar a la delincuencia organizada", sostiene Santamaría.

Otro camino para reducir la violencia en el sector ha sido la alianza estratégica con la Fundación Panamericana para el Desarrollo, afiliada a la Organización de Estados Americanos (OEA), con proyectos de prevención del delito a escala local.

Uno de ellos ha permitido convertir el denominado 'Callejón de la Muerte' de Nueva Prosperina en el 'Callejón de la Esperanza', donde no se ha registrado una sola muerte violenta desde hace más de un año, gracias al respaldo de la comunidad.

Las 'especialidades' de las bandas

Pero si la Policía se capacita en nuevas modalidades para enfrentar al crimen organizado, las bandas narcodelictivas también hacen lo propio. La Policía ha identificado las modalidades de sicariato, según sus autores.

Por ejemplo, los sicarios de Los Tiguerones neutralizan a sus víctimas disparándoles de cerca y directo a la cabeza, mientras que Los Fatales actúan como los Chone Killers, no solo liquidando a su objetivo, sino también descuartizándolo, como un mensaje a sus enemigos.

Las Águilas, por su parte, actúan con más violencia, ya que disparan a sus víctimas, sin importarles la presencia de personas del entorno "para generar terror en la zona", según explica la Policía.

"Cada banda se ha especializado. Por eso tenemos escuelas de sicarios y las capacitaciones con sus aliados en Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), México y Colombia", asegura Roberto Santamaría.

Por ello, las autoridades estás dispuestas a borrar del mapa a estas organizaciones, empezando por quitar sus nombres de paredes y murales de las casas, pintadas con rostros de criminales como Adolfo Macías, alias 'Fito', ícono de la denominada 'narco cultura' en Ecuador.