Viernes, 12 de julio de 2024

USD 18 millones costará estabilizar el cerro que causó tragedia en Alausí

Autor:

Jackeline Beltrán

Actualizada:

20 Jun 2023 - 5:26

El presupuesto del Municipio de Alausí para 2023 es de USD 24 millones, para obras y gasto corriente. Por eso, el alcalde Remigio Roldán pide recursos al Gobierno Central.

Autor: Jackeline Beltrán

Actualizada:

20 Jun 2023 - 5:26

El presupuesto del Municipio de Alausí para 2023 es de USD 24 millones, para obras y gasto corriente. Por eso, el alcalde Remigio Roldán pide recursos al Gobierno Central.

El Municipio de Alausí busca los recursos para iniciar la estabilización de la montaña que el 26 de marzo de 2023 sepultó a decenas de familias.

Tras casi tres meses de la tragedia, se agotaron los espacios en donde se podía encontrar cuerpos, según la división del terreno que hizo la Secretaría de Gestión de Riesgos. Los equipos de rescate lograron recuperar 65 cadáveres, pero hay 10 desaparecidos que no pudieron ser localizados.

El alcalde Remigio Roldán decidió dar por cerrada la búsqueda tras un reciente deslizamiento de tierra que recordó el riesgo latente que hay en la zona.

Por eso, el Municipio ya piensa en los trabajos que se deben ejecutar en el sector, cuya estabilización costará USD 18 millones. Pero el alcalde Remigio Roldán aseguró que Alausí no dispone de esos recursos.

El presupuesto municipal aprobado en 2022 y prorrogado para este año es de USD 24 millones, pero ese dinero debe cubrir todas las obras y gastos corrientes del gobierno local. Además, en la práctica, los ingresos han sido menores a lo previsto.

Por esa razón, el alcalde envió una solicitud al presidente Guillermo Lasso y al ministro de Transporte y Obras Públicas, César Rohón, para que el Gobierno entregue recursos que permitan iniciar los trabajos.

Proyecto de estabilización

Un comité técnico-científico trabajó en el análisis, propuesta y los estudios para la estabilización del talud. Este equipo incluye a las entidades como la Secretaría de Gestión de Riesgos y a universidades como la Escuela Politécnica del Litoral (Espol).

De ahí salieron varias alternativas. La propuesta que el Municipio de Alausí considera aplicable es la construcción de terrazas en la parte alta de la montaña. Esos trabajos tardarían entre 12 y 15 meses, según cálculos del comité.

Las obras son complejas por la cantidad de material que se desplazó el 26 de marzo. La Secretaría de Riesgos estima que se deslizaron unos 3 millones de metros cúbicos de tierra en una zona de 24 hectáreas.

También es necesario continuar con la evacuación del agua que hay en la montaña. Como parte de las labores de mitigación. Ya se construyeron los canales de drenaje.

Pero más allá de la estabilización, el Municipio también debe planificar el uso de ese suelo y definir qué ocurrirá en las zonas aledañas, que son parte del polígono de riesgo, donde hay 167 viviendas desocupadas.

La recomendación de la Secretaría de Riesgos es que ahí se debería prohibir cualquier asentamiento humano, porque, pese a la estabilización del talud, la zona seguirá siendo susceptible a movimientos de masas.

Nuevos deslizamientos

El alcalde de Alausí sostiene que es necesario empezar la estabilización de esa montaña, porque aún hay un riesgo alto de que ocurran nuevos deslizamientos.

Eso ya pasó el jueves 15 de junio. Unos 120.000 metros cúbicos de tierra se desplazaron en el costado derecho del deslave original, debido a que la montaña todavía está saturada de agua.

Desde el 26 de marzo, es la segunda vez que ocurre un deslizamiento de tierra en la zona cero. "Es importante tomar estas señales como una advertencia de lo que podría pasar", explica Julián Tucumbí, subsecretario de Gestión de Riesgos.

El movimiento en masas está activo y la remoción de tierra en la zona baja del talud puede provocar un desprendimiento en la parte alta y acelerar el deslizamiento, explica Tucumbí.

“Estamos viendo la braveza de la montaña y, si seguimos aplazando los trabajos correspondientes, será nuestra irresponsabilidad”, expresó el alcalde Remigio Roldán en una entrevista con Radio Frecuencia Latina.

Se agotó la búsqueda

El subsecretario de Gestión de Riesgos explicó a PRIMICIAS que ya no existen sectores donde no se haya buscado a las personas reportadas como desaparecidas.

Los primeros 17 días de junio se cumplieron los trabajos en las últimas 3,5 hectáreas que faltaban por explorar, en la parte cercana al talud más pronunciado.

Durante casi tres meses, la búsqueda se ha cumplido con rescatistas, familiares, drones, maquinaria pesada y perros. "Hemos agotado los mecanismos técnicos para la búsqueda", detalló el funcionario.

La Secretaría de Riesgos dividió la zona del deslizamiento en tres sectores para la búsqueda. Además, está la parte alta en donde, técnicamente, no es posible remover tierra, por el riesgo que implica.

Hay restos por identificar

Hasta el 19 de junio, la Secretaría de Riesgos tiene un reporte de 65 personas fallecidas, pero todavía hay restos humanos por identificar.

Criminalística tiene 14 piezas anatómicas y dos mitades de cuerpos que no han sido identificados. Cuando ese proceso haya concluido se podrá determinar el número real de víctimas y de personas desaparecidas.

El alcalde Remigio Roldán anunció que iniciará el proceso para declarar un camposanto en la zona del deslizamiento.