Población afiliada al IESS podría disminuirse en 7%, advierte la OIT

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 May 2020 - 11:47

Edificio del IESS, en Quito, el 3 de diciembre de 2019. - Foto: Primicias

Población afiliada al IESS podría disminuirse en 7%, advierte la OIT

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 May 2020 - 11:47

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó las proyecciones sobre la sostenibilidad de las pensiones de invalidez, vejez y muerte en Ecuador, en el contexto de Covid-19.

El estudio de la OIT analizó los resultados de la valuación actuarial del régimen de invalidez, vejez y muerte (IVM) del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que se publicó en abril de 2020.

Según las estimaciones económicas, el crecimiento del PIB a partir de la emergencia sanitaria estará en una tasa negativa del 6%. Además, el déficit fiscal se proyecta en 8,7% del PIB.

Asimismo, según la OIT, el mercado laboral refleja un aumento de la tasa de desempleo y los niveles de informalidad.

“Esta disminución de la población activa cotizante, con su correspondiente decrecimiento en la masa salarial, tendrá efectos importantes en el régimen de invalidez, vejez y muerte del IESS”.

OIT

Según la información del propio Seguro Social, la población afiliada podría sufrir una disminución del 7%, mientras que la masa salarial se reduciría en un 17%.

La proyección realizada por la OIT asegura que los impactos del coronavirus, en el fondo de pensiones, dependen de la eficiencia con la que el Estado se recupere de la crisis.

Dos escenarios han sido evaluados:

  • Una recuperación lenta, en donde la población cotizante alcanza los niveles pre Covid-19 recién en el año 2030, con un estancamiento en el nivel de los salarios por tres años.
  • Una recuperación más rápida, en donde el IESS alcanza los niveles pre pandemia de la población cotizante en el 2022, con un estancamiento de salarios similar.

Ambos escenarios, según las proyecciones, suponen una aportación total y oportuna del Estado referente al 40% del gasto prestacional.

Las proyecciones, sobre la situación del fondo, hechas antes de la pandemia señalaban que las reservas se agotarían en 27 años (2047).

Estas nuevas proyecciones indican que el régimen presentaría, a raíz de la pandemia, reservas negativas en 20 años (2040), en el caso de una recuperación rápida; y en 17 años (2037) con una recuperación lenta.

Pero, si el Estado no cumple con su aportación, con una recuperación rápida, las reservas del fondo se agotarían en 11 años (2031). Mientras, en el caso de una recuperación lenta, el agotamiento de las reservas sucedería en siete años (2027).

El documento ha sido elaborado en el marco del Programa de Asistencia Técnica para la Seguridad Social (PATSS), que la Oficina de la OIT para los Países Andinos lleva a cabo con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas