Los retos que esperan a Yunda en la Alcaldía de Quito

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

25 May 2021 - 0:05

El alcalde de Quito, Jorge Yunda (a la izquierda), durante una reunión con representantes de los mercados de la ciudad, el 17 de mayo de 2021. - Foto: @PanasJorgeYunda

Los retos que esperan a Yunda en la Alcaldía de Quito

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

25 May 2021 - 0:05

El alcalde de Quito enfrenta cuestionamientos y acusaciones de corrupción, y en medio de todo esto hay tareas pendientes en la ciudad como el funcionamiento del Metro o la compra de pruebas de Covid-19.

El 14 de mayo de 2019, Jorge Yunda llegó a la Alcaldía de Quito con el apoyo del 22% de los votantes.

Un porcentaje que creció durante los primeros meses de la pandemia de Covid-19. Sus decisiones de suspender el servicio de transporte público, considerado un foco de contagio y la orden para que los estudiantes de los establecimientos municipales reciban clases virtuales ayudaron a mejorar su popularidad.

“Este incremento, sin embargo, se vio empañado por presuntos casos de corrupción que han saltado en el Municipio de Quito y que están directamente relaciones con el Alcalde”, dice el analista político Julio Echeverría.

Y cita, por ejemplo, la compra de las pruebas de Covid-19 que derivaron en un juicio penal en su contra por presunto peculado.

Otro escándalo que rodea a Yunda son los contratos que las empresas municipales mantienen con compañías, cuyos dueños son cercanos al Alcalde.

A esto suma “la incapacidad de gestión en temas clave como el Metro de Quito que muestran una ciudad sin visión para el futuro”, agrega Echeverría.

Con estos antecedentes, Yunda deberá afrontar seis desafíos en sus dos últimos años de administración, en medio de la posibilidad de que el Concejo Metropolitano le ordene dejar su cargo.

  • Compra de pruebas para Covid-19

    Desde noviembre de 2020, y en medio de un aumento sostenido de casos, el Municipio de Quito dejó de comprar pruebas diagnósticas para Covid-19. 

    La Secretaría de Salud reconoce que los funcionarios de la entidad tienen miedo de dar paso a la compra de los tests, luego de que el alcalde Yunda y otros 13 colaboradores fueron llamados a juicio por presunto caso de peculado.

    En este escenario, el Municipio de Quito optó por firmar acuerdos con universidades para la toma y procesamiento de las muestras.

    El problema es que el último acuerdo venció a inicio de abril de 2021. Y ahora el Municipio solo tiene 4.450 pruebas de antígenos donadas por la Fundación Bloomberg.

    Desde la Secretaria de Salud reconocen que su estrategia para manejar la pandemia ya no consiste en comprar pruebas directamente, sino en acceder a fondos internacionales que les permita cumplir esta tarea.

    El concejal Fernando Morales critica la decisión de la Secretaría de Salud, pues considera que el Municipio debe contar con pruebas para cortar el avance del virus. “Los funcionarios que no den paso a la compra deben dar un paso al costado”.

    Y agrega que los procesos de compra deben ser técnicos, transparentes y que respondan a las necesidades de la ciudad, que ya supera los 13.500 casos y las 2.800 muertes por coronavirus.

  • Poner en marcha el Metro de Quito

    Una de las tareas del alcalde Yunda es poner a funcionar el Metro de Quito, la obra más importante de la ciudad, cuyo costo supera los USD 2.000 millones.

    El principal dilema del Metro es que aún no tiene fecha exacta para funcionar. Y más aún cuando el modelo de operación, aprobado por el Directorio de la empresa el 7 marzo de 2021, entrará a revisión.

    Esto ocurre tras la denuncia de una veeduría ciudadana que señala que la elección no responde a las necesidades del Metro.

    Ese día, el Directorio decidió que este sistema de transporte operará bajo la modalidad de gestión directa, a través de una asistencia técnica internacional.

    La gerente del Metro, Andrea Flores, adelanta que si el modelo sufre una modificación, este sistema de transporte podría funcionar en 2023 y ya no en 2022.

    Este retraso significará problemas económicos para el Municipio, pues desde agosto de 2021 deberá utilizar recursos para asegurar la obra y los trenes sin tener ningún ingreso.

    Para el analista Julio Echeverría, las constantes modificaciones en las fechas son una clara señal de “una gestión poco clara que ha tenido la administración de Yunda”.

    Por su parte, el Alcalde cree que es necesaria la revisión del modelo de operación. Aunque ha dicho que la decisión aprobada por el Directorio en marzo de 2021 es la que permitirá el funcionamiento del Metro en el menor tiempo posible.

  • Estabilidad en empresas municipales

    Una de las características que ha marcado la administración de la Alcaldía de Jorge Yunda es la inestabilidad en las empresas municipales.

    Algunos gerentes han permanecido en el cargo apenas 15 días y otros han regresado luego de ser acusados de presuntos casos de corrupción.

    Un ejemplo es la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps). Por esta entidad han pasado seis gerentes. 

    Luis Medina, actual gerente, estuvo en el cargo entre junio de 2020 y marzo de 2021. Dejó la empresa luego de ser acusado de entregar contratos a Geinco, compañía cercana al alcalde Yunda.

    Pero, fue nombrado como gerente por segunda vez el 17 de mayo de 2021. Tres votos a favor y dos en contra decidieron su regreso. Los votos a favor fueron encabezados por Yunda, por el secretario de Territorio, Hábitat y Vivienda, Iván Tapia; y por el secretario General de Planificación, Lenin Muñoz.

    Un caso similar es el de la Empresa de Gestión Integral de Residuos Sólidos, encargada del tratamiento de la basura que produce la ciudad.

    Esta empresa ha tenido tres gerentes: Hernán Alvarado, Xavier Sinche y María Gabriela Dávila.

    Alvarado, incluso, es actual asesor del Alcalde.

    El concejal Bernardo Abad dice los cambios en las empresas revelan la inestabilidad y el “fracaso” de la administración de Yunda al frente del Municipio quiteño.

    Y más aún “si regresan gerentes acusados de casos de corrupción, como es el caso del nuevo gerente de la Epmaps”.

    Abad cree que las empresas municipales deben contar con estabilidad que llegue de la mano de funcionarios eficientes que garanticen transparencia y honestidad.

    Esta tarea está directamente relacionada con el Alcalde, pues él envía las ternas para la elección de los gerentes. Además, su voto y el de sus dos delegados forman mayoría para elegir las autoridades.

  • Transporte y alza de pasajes

    La actual administración municipal considera que el alza del pasaje, de USD 0,25 a USD 0,35, debe concretarse.

    Aunque la decisión ha sido comunicada públicamente por el alcalde Yunda, la metodología que se utilizará para concretar el incremento enfrenta a la Alcaldía y a la Cámara de Transporte del Distrito Metropolitano de Quito.

    Este gremio, que agrupa a más de 2.000 buses, sostiene que el aumento debe ocurrir sin cumplir ninguna condición sobre la calidad del servicio.

    La Secretaría de Movilidad del Municipio, en cambio, impuso 28 ítems de calidad que han sido acatados solo por una cooperativa.

    El problema para Yunda es que los transportistas amenazan constantemente con paralizar el servicio. Esto se cumplió el 10 de mayo de 2021 cuando sus unidades no salieron a trabajar durante dos días.

    Según Yunda, el paro se levantó cuando el Municipio se comprometió a crear mesas de trabajo para llegar a un acuerdo.

    Mientras que los transportistas han asegurado que participarán en los diálogos, pero no han descartado paralizar el servicio hasta que el aumento del pasaje se concrete.

  • Falta de camiones de basura

    El Municipio de Quito se enfrenta a una posible crisis sanitaria ocasionada, esta vez, por la falta de camiones recolectores de basura.

    El Consorcio Recobaq, encargada del mantenimiento de 44 camiones de la Empresa Municipal de Aseo (Emaseo), advierte con dejar de brindar este servicio.

    ¿La razón? Hay una deuda de USD 6 millones que Emaseo mantiene con la empresa privada desde noviembre de 2020.

    La gerente de Emaseo, Yolanda Gaete, justifica la demora. Dice que las facturas que envía Recobaq “tienen más de 8.000 hojas que deben ser revisadas por un ejército de personas”.

    Recobaq, por su parte, sostiene que desde junio de 2020 la empresa demora los pagos, a raíz de que Emaseo busca la terminación unilateral del contrato.

    Un objetivo que no se ha cumplido, pues el Consorcio cuenta con una acción de protección que impide la suspensión del contrato.

    Esto significa que Emaseo deberá cumplir con sus obligaciones para evitar la paralización del servicio.

    ¿Qué dice Yunda? El alcalde ha mencionado que la recolección y el tratamiento de la basura, que actualmente es tarea de dos empresas municipales (Emaseo y Emgirs), debería ser realizada por una sola.

    Esto implica la fusión de las dos entidades. El problema, según Yunda, es que actualmente no existen recursos para concretar este proceso.

  • Juicios y pedidos de remoción

    En los próximos días, Yunda quizás tendrá que enfrentar sus días más difíciles al frente de la Alcaldía: dos pedidos de remoción para que deje su cargo y un juicio por presunto peculado por la compra de 100.00 pruebas para diagnosticar Covid-19.

    Los pedidos de remoción, solicitados por dos colectivos ciudadanos, actualmente se analizan en la Comisión de Mesa del Concejo Metropolitano.

    En esta semana, este órgano presentará su informe para saber si las solicitudes de remoción pasan al pleno del Concejo.

    Si los procesos siguen su curso, la salida de Yunda se concretará con 14 votos de los 20 concejales.

    Sobre el juicio por presunto peculado, el Alcalde sufrió un duro revés el 12 de mayo de 2021. Su hasta entonces abogado Juan Pablo Albán dejó el caso.

    Albán dijo que su renuncia obedeció a que Yunda no aceptó su sugerencia de dejar la Alcaldía, para evitar que el juicio se vea bañado por el ambiente político.

    Hasta el momento, no se conoce quién asumirá la defensa de Yunda.

Noticias relacionadas