“Son ocho días que la Policía no da resultados”, dice madre de María Belén Bernal

Sucesos

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

18 Sep 2022 - 19:16

Elizabeth Otavalo (d), madre de la abogada María Belén Bernal, realiza una manifestación en búsqueda de su hija en la Fiscalía, el 17 de septiembre de 2022. - Foto: EFE

“Son ocho días que la Policía no da resultados”, dice madre de María Belén Bernal

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

18 Sep 2022 - 19:22

En entrevista con PRIMICIAS, Elizabeth Otavalo, cuestiona que solo una cadete esté procesada por la desaparición de su hija, María Belén Bernal. Dice que la Policía actúa sin técnicas ni pistas en los operativos de búsqueda.

Es el octavo día de la desaparición de María Belén Bernal. La madre de la abogada, Elizabeth Otavalo, detiene por un momento la búsqueda en las quebradas, canteras y basureros en la Mitad del Mundo. Se lava la cara y procesa el terrible momento.

“¿Pueden imaginarlo? Ahí estoy buscando a mi hija en canteras y todavía no la tengo”, dice afligida

Bernal, una abogada de 34 años, entró a la Escuela Superior de Policía pasada la medianoche del domingo 11 de septiembre para ver a su esposo, el teniente Germán Cáceres y no volvió a salir.

Los operativos de búsqueda iniciaron el jueves 14 de septiembre, “con 20 personas, que no tenían ni siquiera el equipo técnico necesario para buscar en las canteras”, critica Otavalo.

Según cuenta a PRIMICIAS, las planificaciones de los operativos empezaron recién el viernes, cuando se involucró a otras instituciones como el Cuerpo de Bomberos.

“Son ocho días sin mi hija, son ocho días que no la veo, son ocho días que no me la devuelven, son ocho días que la Policía no me da resultados”.

Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal

La madre de Bernal expone que la búsqueda no ha arrojado ningún resultado porque tampoco hay claridad en la técnica, ni se está persiguiendo una pista.

Sin pistas ni videos de vigilancia

Los operativos se realizan en los alrededores de la Mitad del Mundo y este domingo se extendieron a cuatro sectores. La única pista por parte de los policías fue que el teniente Cáceres tomó esa vía, cuando salió de la escuela policial. Esto ocurrió el domingo 11 de septiembre a las 19:40.

“Tiene un promedio más o menos de cuatro a cinco horas que pudo hacer lo que sea”, dice Otavalo.

Debido a que la Policía no aplicó los protocolos de seguridad cuando Cáceres salió de la escuela, “no se sabe qué hizo, y suponen que en ese lapso de tiempo pudo llegar a un lugar de ese tramo, esa sería la técnica que están utilizando para el rastreo”, añade la madre de Bernal.

La Policía tampoco ha determinado una posible ruta que tomó Cáceres, quien está prófugo de la justicia, a través de las cámaras de seguridad en la vía.

“Dicen que los vehículos pasan muy rápido y no pueden identificarlo. Aquí se necesita personal técnico que conozca porque de lo contrario me pueden mentir”, dice Otavalo.

Sobre el paradero del teniente Cáceres tampoco hay respuestas concretas. “Hoy le pregunté al Comandante de la brigada, que me informe qué han investigado, y me respondió que se está investigando, que esté tranquila”, explica la mujer.

“Ella gritó por ayuda”

Para Elizabeth Otavalo, las acciones en el ámbito legal también le dan desconfianza. 

La única persona procesada hasta el momento es la cadete Joselyn S.P., sobre quien pesa una orden de prisión preventiva, mientras duran las investigaciones.

Según los argumentos de la Fiscalía, la estudiante estuvo en la habitación de Cáceres y hay mensajes en Whatsapp, que fueron borrados por pedido del Teniente.

“¿Y los demás? La cadete fue a los dormitorios de los oficiales donde ni siquiera hay cámaras en los edificios. ¿Acaso solamente estuvo ella?”, cuestiona Otavalo.

En la audiencia, los testigos expusieron que se escucharon gritos de auxilio, que salían de la habitación de Cáceres.

“Hay más de 600 personas ahí, estaban en un edificio de oficiales y ella (Bernal) gritó por ayuda, pero nadie hizo nada, ¿por qué ninguno está siendo procesado?”, cuestiona.

La madre de Bernal asegura que evaluará nuevas estrategias con los abogados que la apoyan, para solicitar ayuda a la empresa privada y continuar con la búsqueda de la abogada.

“El Estados es responsable, mi hija entró a la Escuela de Policía y hasta ahora no ha salido”.

Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal.

La última llamada

El viernes 9 de septiembre fue la última vez que Otavalo habló con Bernal. “Le decía que le dé permiso a mi nieto para llevarlo a casa y ella me dijo que tenía programado pasar en familia”.

El sábado en la mañana llamó a su padre, y “le comentó que le dolía un poco la garganta y creía que tenía una infección y no quería contagiar a su abuelita que tiene cáncer”.

Bernal se hacía cargo de todos los medicamentos de su abuela.

Ese sábado 10 de septiembre, Bernal y su hijo fueron a pasear a un rancho. Cáceres también llegó, estuvo un rato y alrededor de las 17:30 se fue a la Escuela de Policía.

Su hijo publicó en Twitter la desaparición de su madre, y en los próximos días va a entrar a clases y Otavalo no sabe cómo será esa reinserción.

“Tengo temor que al regresar a la escuela los niños suelen decir las verdades crudas, entonces no sé qué pasará”, señala.

La madre de Bernal también ha dejado de trabajar y después de ocho días de incertidumbre cree que dejará su empleo para siempre. “Será para dedicarme a la búsqueda de mi hija, porque la única persona que le vio por última vez está huido”.

Noticias relacionadas