Ecuambiente: dos generaciones de mujeres que se abrieron camino en la selva amazónica

Tecnología

Autor:

Valentina Rodríguez

Actualizada:

22 Ago - 19:42

Ecuambiente: dos generaciones de mujeres que se abrieron camino en la selva amazónica

Autor:

Valentina Rodríguez

Actualizada:

22 Ago - 19:42

María Eugenia Puente es una pionera en la consultoría de impacto ambiental y la remediación. Ahora su hija continúa su legado. Ambas son amantes de la naturaleza y de la selva y han sobresalido en esta industria liderada por hombres.

En la década de 1980 en Ecuador despegó el desarrollo de varios bloques petroleros. En este contexto, María Eugenia Puente encontró una oportunidad de negocio creando Ecuambiente, la primera empresa ecuatoriana de consultoría y asistencia técnica en prevención y mitigación del impacto ambiental.

Fue una amante de la naturaleza desde su niñez, cuando recorría el campo junto a su padre. Esto le impulsó a estudiar biología pura en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Desde estudiante le apasionaban las visitas de campo a los Andes y la selva amazónica.

En estas expediciones descubrió que la ecología de campo era su vocación. En sus primeros viajes a la selva amazónica como consultora independiente encontró la inspiración para emprender.

Estas aventuras llenas de peligros, animales salvajes, choques culturales con los indígenas nativos y la esencia de una selva inexplorada y profunda le dieron la fortaleza física y emocional para liderar una empresa en una industria nueva y llena de hombres.

Cuando su legado era firme, comenzó a explorar nuevos caminos en el ámbito de la remediación ambiental. Así encontró en su hija María Eugenia Moreno la sucesora ideal para liderar la rama de consultoría de Ecuambiente. Tiempo después María Eugenia (madre) se retiró y dejó a la empresa en manos de su hija mayor.

A sus 30 años Moreno tomó la posta, pero su experiencia empezó desde su niñez cuando ayudaba en las oficinas de Ecuambiente a servir cafés, perforar hojas y más. Desde sus 14 años comenzó a hacer asistencia en campo en la selva amazónica.

Ella conoce Ecuambiente mejor que nadie, pues ha pasado por todas las áreas de la empresa y ha realizado casi todas las tareas, desde dibujar un mapa hasta hacer una oferta.

Su mayor reto ha sido trabajar con los pares de su madre y demostrar su capacidad en un medio tradicionalmente lleno de hombres mayores, que llevan años liderando sus compañías.

María Eugenia Puente no solo es una pionera en temas de impacto ambiental en Ecuador, también es la matriarca de una familia de tres generaciones, con cinco mujeres fuertes que no le temen a los retos del emprendimiento ni a los peligros de la selva amazónica.

Noticias relacionadas