Expedición en la Amazonía identifica 76 delfines rosados

Tecnociencia

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

7 Dic 2021 - 0:05

Dos delfines de río en un afluente de la Amazonía. - Foto: Arturo Albornoz-WWF

Expedición en la Amazonía identifica 76 delfines rosados

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

7 Dic 2021 - 0:05

Un equipo de investigadores navegó el Amazonas durante nueve días, y logró avistar delfines de río en la selva ecuatoriana. El siguiente paso será colocar rastreadores satelitales para conservar el hábitat de esta especie en peligro.

Los delfines rosados no solo están en los libros infantiles y pese que se encuentran en peligro de extinción, científicos de dos organizaciones lograron avistarlos en los ríos amazónicos, entre Ecuador y Perú.

Los investigadores de la WWF y de la Fundación Omacha (Colombia) entraron durante nueve días a las zonas aledañas de los ríos amazónicos Napo, Yasuní, Aguarico y Lagartococha.

El objetivo principal de la expedición era estimar la población de los delfines rosados y grises de los ríos. Además, buscaban colocar un rastreador satelital en dos delfines, que permitará monitorearlos en tiempo real.

Estos rastreadores también brindarán información clave a los científicos sobre los movimientos de los delfines, lo que ayudará a generar estrategias de conservación.

Desde WWF Ecuador explican que “la conservación del delfín de río tiene una importancia particular. Al ser una especie paraguas, en lo más alto de la cadena alimenticia, su población es un índice del estado del río“.

En busca de los delfines rosados

La ciudad de Nuevo Rocafuerte, ubicada en la provincia de Orellana, fue el punto de partida para la travesía del equipo de expertos, conformado por biólogos, veterinarios e investigadores.

Los primeros días de recorrido se centraron exclusivamente en avistar delfines en el Parque Nacional Yasuní, la Reserva Cuyabeno, la Reserva Comunal Airo Pai y el Parque Nacional Güeppi-Sekime, así como en el río Napo.

Jessica Pacheco, oficial de bosques de WWF Ecuador, explica que en el río Napo fue donde más delfines rosados pudieron observar. Mientras que en el río Aguarico se observaron menos ejemplares.

“En total pudimos ver 76 delfines durante los 200 kilómetros de recorrido, con estos datos esperamos estimar la población actual de esta especie en Ecuador”, señala Pacheco.

La investigadora añade que durante la travesía también identificaron las amenazas para esta especie, como la extracción de arena del río y la tala de árboles nativos que pone en peligro el ecosistema de estos animales.

Marcarlos, una misión titánica

Uno de los objetivos de la expedición era marcar dos delfines, pero por las condiciones de los ríos no se pudo colocar los rastreadores.

“Querer capturar a un delfín es como querer atrapar agua con nuestras manos”. 

WWF Ecuador

Normalmente, la captura de los delfines se facilita a través de las playas u orillas al costado del río. Pero, la topografía de la selva amazónica representó un reto adicional al carecer de este tipo de formaciones.

Otro de los métodos usados fue capturar a los delfines con redes de 5,5 metros en las frías aguas de los ríos amazónicos, “pero está técnica tampoco funcionó,” dice Pacheco.  

“Fue la primera vez que miembros de la Fundación Omacha, que tiene 40 años de trayectoria, no lograron capturar un delfín”, agrega.

Pero expresa que si bien no lograron su segundo objetivo, fue un tiempo de aprendizaje, y que en 2022 intentarán otra vez colocar un rastreador satelital a los delfines rosados.

Noticias relacionadas