Al Banco Central le tomará 15 años recuperar el dinero que prestó a Finanzas

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Dic 2019 - 0:05

El Banco Central informó que el ingreso de divisas del sector privado fue mayor que la salida de capitales, el 5 de mayo. - Foto: Primicias

Al Banco Central le tomará 15 años recuperar el dinero que prestó a Finanzas

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Dic 2019 - 0:05

La deuda del Gobierno con el Central era de USD 6.519 millones hasta noviembre de 2019. Las operaciones de financiamiento empezaron durante el Gobierno de Rafael Correa.

Devolver la autonomía del Banco Central del Ecuador es uno de los temas pendientes que Ecuador tiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El primer intento fracasó estrepitosamente en la Asamblea.

Pero, según el Secretario del Gabinete, Juan Sebastián Roldán, una de las prioridades en 2020 será el trámite de esas reformas. El objetivo, dijo en diálogo con PRIMICIAS, es que el organismo “esté liberalizado de cualquier presión política” y que se encargue de “cuidar la dolarización”.

¿Por qué es importante la autonomía? El gobierno anterior usó al Banco Central como su caja chica para cubrir sus necesidades de financiamiento, especialmente desde octubre de 2010, cuando se emitió la Ley Orgánica de Planificación y Finanzas Públicas (Coplafip).

A noviembre de 2019, la deuda del Gobierno con el Central era de USD 6,519 millones. Una parte de estos recursos, que para el Central eran inversión doméstica, fueron colocados en la Banca Pública, en Bonos del Estado y, otra parte, representan acciones en tres entidades financieras públicas:

  • Corporación Financiera Nacional (CFN).
  • BanEcuador.
  • Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips).

El Central solo ha recuperado un monto neto de capital e interés por USD 617,9 millones, entre junio de 2017 y noviembre de 2019. El dinero provino del vencimiento de las operaciones de la CFN, Banco del Estado, BanEcuador y Conafips.

En una entrevista con Expreso, la gerente del Banco Central, Verónica Artola afirmó que invertir unos USD 6.000 millones en banca pública y en el Ministerio de Finanzas en el gobierno anterior debilitó el balance del banco.

La recuperación del dinero le tomará al BCE unos 15 años, es decir, hasta 2035.

Un cronograma “modesto”

El Banco Central tiene un calendario para recuperar los USD 6,519 millones, que sirvieron como colchón de gasto en la administración de Rafael Correa.

Entre 2019 y 2035 prevé recuperar unos USD 1.491 millones como parte de la inversión en la Banca Pública. Y se pagaría en dos tramos:

  • El 96,5%, o el equivalente a USD 1.438,9 millones, entre 2019 y 2024.
  • El resto, es decir USD 52,4 millones, se recuperaría entre 2025 y 2035.

El Central también tiene un calendario para recuperar los otros USD 3.542 millones de inversión en Bonos del Estado bajo un esquema de vencimiento de los papeles:

Estos cronograma de pagos hasta 2035 por inversión en la banca pública y en bonos del Estado, ascienden a USD 5.033 millones.

El Banco Central no dio detalles de cómo va gestionar la recuperación del resto del capital, es decir, de unos USD 1.486 millones que corresponde a las acciones que tienen en las instituciones financieras. PRIMICIAS solicitó información sobre esta operación pero hasta el cierre de la edición no tuvo una respuesta.

El analista económico, Vicente Albornoz, lamentó que el dinero que colocó el Central en la Banca Pública, especialmente en la década correísta, no haya servido para reactivar la economía.

¿De dónde salió el pago en acciones?

En 2017, días antes de dejar el cargo, el entonces presidente Rafael Correa armó un esquema legal para evitar el pago total que existía por las inversiones que realizó el Banco Central en Bonos del Estado.

La trama se concretó el 5 de mayo de 2017 cuando el Central recibió acciones de la CFN, BanEcuador y Conafips por USD 2.136,5 millones. Los títulos fueron recibidos bajo la figura de dación de pago por parte del gobierno anterior.

La Contraloría revisó el proceso y detectó que, a pesar del traspaso de acciones al Central, el Ministerio de Finanzas se quedó con las utilidades.

El director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), José Hidalgo, añadió otro problema: “nadie sabe cómo se valoraron esas acciones ni la forma en la que el banco podrá convertirlas en efectivo”.

Hidalgo propone que para recomponer los balances, el Central debe revertir esas acciones para que el gobierno le pague esa deuda en efectivo, dijo.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas