Banco Mundial: Trabajadores con estudios superiores sienten menos la crisis

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

28 Jun 2021 - 0:05

Programadores trabajando en las oficinas de Kushki, en Quito, en 2019. - Foto: Primicias

Banco Mundial: Trabajadores con estudios superiores sienten menos la crisis

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

28 Jun 2021 - 0:05

En Ecuador casi 532.000 personas o lo que es igual al 6,3% de la Población Económicamente Activa (PEA) no tiene empleo fijo, según el INEC.

El impacto de la crisis laboral en Ecuador, así como en Brasil, puede durar hasta nueve años. Así lo afirma el estudio El empleo en crisis, un camino hacia mejores puestos de trabajo en la América Latina pos Covid-19 del Banco Mundial, presentado en junio de 2021.

El reporte se hizo a partir de datos de varias décadas sobre los shocks económicos y la respuesta del mercado laboral en países de Latinoamérica, entre ellos Ecuador.

Si bien se prevé que la crisis laboral en el país pueda durar casi una década, el golpe varía dependiendo de los conocimientos de los empleados.

Los trabajadores con estudios superiores o universitarios “apenas sienten el golpe de las crisis sobre los salarios y solo sufren impactos de corta duración sobre el empleo”, sostiene el reporte.

En cambio, para los trabajadores sin educación superior los efectos de la crisis se traducen en mayor desempleo e informalidad y, en menor proporción, en salarios bajos, afirma el Banco Mundial.

Según el reporte, que los trabajadores con estudios superiores sientan menos las crisis en Ecuador, y Latinoamérica, se debe a una serie de factores, entre ellos:

  • Existe una menor competencia en los trabajos cualificados debido a la relativa escasez de graduados universitarios en la región.
  • Los trabajadores más experimentados tienen los conocimientos para contribuir a una mayor productividad.
  • Perder trabajadores poco calificados implica menos costos para los empleadores.

Menos empleo, menos habilidades

Esta crisis laboral impacta más a los trabajadores poco calificados debido a la falta de oportunidades durante las recuperaciones económicas.

A eso se suman los efectos permanentes causados por la pérdida de capital humano, asociada con un período de desempleo o empleo de menor calidad.

“Muchos trabajadores no se sobreponen por completo, ni siquiera a largo plazo; los ingresos se mantienen bajos y sus carreras profesionales se deterioran”.

Banco Mundial

“Cuando una persona está desempleada por un período prolongado es más difícil que se reincorpore al sector formal. Esto se debe a que pierde destrezas, entusiasmo y se deprime”, explica Alfredo Arízaga, director de la Escuela de Negocios de la Universidad SEK y exministro de Finanzas.

Difícil incorporación laboral

“20 meses después del comienzo de una recesión el empleo general tiende a permanecer más bajo en los países de Latinoamérica. En cambio, el empleo formal sigue situándose por debajo de los niveles previos a la crisis durante más de 30 meses“, dice el Banco Mundial.

En parte las pérdidas netas de trabajos formales se deben a la reducción de empleos, más que a la destrucción de los mismos, sostiene el estudio.

Por eso encontrar empleo en medio de una crisis no solo es difícil para los trabajadores sin educación superior, sino también para aquellos que recién se incorporan al mercado laboral.

En Ecuador 532.000 personas o lo que es igual al 6,3% de la Población Económicamente Activa (PEA) estaba en el desempleo en mayo de 2021, el mayor porcentaje en lo que va del año.

La mayor parte de los desempleados, el 33,7%, son jóvenes que tienen entre 15 y 24 años de edad, es decir quienes empiezan su vida laboral.

“Quienes se incorporan al mercado laboral durante una crisis afrontan un comienzo profesional más desfavorable y del que es difícil recuperarse”, afirma el estudio.

Noticias relacionadas