Paquete económico: lo bueno, lo malo y lo que falta

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

3 Oct - 0:02

Foto de archivo. Gasolinera de Petroecuador en Quito, el pasado 17 de octubre. - Foto: Petroecuador, Flickr

Paquete económico: lo bueno, lo malo y lo que falta

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

3 Oct - 0:02

La eliminación del anticipo del impuesto a la renta y la supresión de los subsidios son dos aspectos positivos, aseguran analistas consultados, pero dicen que esperaban más garra del Ejecutivo al momento de recortar el gasto del sector público.

Valientes, necesarias y con un largo camino aún por recorrer. Así califican las medidas económicas los analistas consultados por PRIMICIAS.

El primer aspecto positivo de las reformas anunciadas el martes 1 de octubre es la eliminación de los subsidios a las gasolinas extra, Ecopaís y al diésel.

Aseguran que con esta decisión se extirpa un tumor de USD 1.500 millones al año que le restaba recursos al Estado

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, estima que en la última década el país gastó unos USD 24.000 millones en subsidiar los combustibles. “Es una cifra similar al presupuesto en salud para ese periodo”, anota.

Por otra parte, el economista Pablo Lucio Paredes considera que es importante recordar cómo llegó Ecuador a esta situación de crisis. “Las medidas fueron el resultado del daño profundo a la economía causado durante 10 años de correísmo”. 

A continuación un resumen de lo bueno, lo malo y lo que faltó en el plan económico. 

Lo bueno: más recursos

Un informe del Centro de Investigaciones Económicas de la ESPOL muestra que el diésel es el combustible en el que más ha gastado Ecuador en la última década. 

Representa el 47% del gasto total de subsidios con respecto al PIB (Producto Interno Bruto). Mientras que el gasto en gasolinas llega al 30%.

Acosta Burneo opina que la eliminación de los incentivos a los combustibles “ayudará a equilibrar el déficit fiscal“.

Uno de los mitos de la supresión de subsidios es que los precios de los productos aumentarán, pero Acosta opina lo contrario.

Para que haya un incremento generalizado de precios, el gobierno tendría que emitir una gran cantidad de dinero y este no es el caso porque estamos dolarizados”,

Alberto Acosta Burneo.

Mientras que para la ingeniera Carmen Padilla, la eliminación de los subsidios es una medida más oportuna que subir el IVA (Impuesto al Valor Agregado).

“Un incremento del IVA hubiera ocasionado una subida de precios en los bienes de consumo”, dice Padilla, directora del Instituto de Investigación de Estudios Económicos de la Universidad Católica de Guayaquil.

Otro aspecto positivo que resalta Padilla es la reducción de 2,5% del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) para la importación de materia prima y bienes de capital, especialmente para el sector agrícola.

La reducción del ISD atraerá a los inversionistas extranjeros, porque la barrera de salida de sus capitales ya no será tan alta”.

Carmen Padilla, Universidad Católica de Guayaquil.

Lo malo: el gasto público

Paredes, catedrático de la Universidad San Francisco de Quito, sostiene que el recorte del 20% de sueldos en contratos ocasionales es un punto débil en el paquete de reformas.

“La medida debió ampliarse a todos los trabajadores públicos, no es posible que sigamos financiando con nuestros impuestos un Estado poco productivo”, añade.

Hasta septiembre de este año, el gobierno ha destinado USD 6.642 millones para el pago de salarios y beneficios de los trabajadores del sector público. 

Si bien hay una disminución de casi USD 100 millones con respecto a septiembre de 2018, el valor devengado es menor que el gasto destinado para la inversión. 

En inversión pública, el presupuesto asciende a USD 3.708 millones en septiembre de 2019. 

Lo que falta: 

  • Reformas laborales

    Según Pablo Lucio Paredes, en el programa económico faltan reformas laborales más concretas: “hasta ahora lo que hemos escuchado son cambios marginales y solo para la conformación de nuevas empresas”. 

  • Deudas de las pequeñas empresas

    Carmen Padilla de la Universidad Católica dice que ninguna de las medidas ataca la crisis de las pequeñas empresas. “Muchas de las Pymes y MiPymes están al borde de la bancarrota o con glosas. A ellos no les de brinda ninguna moratoria o excepción”. 

  • Sector exportador

    José Xavier Orellana, socio de BizBroker, opina que por fuera quedaron medidas como una normativa adecuada de drawback o sistema de devolución de impuestos. “Le quedamos debiendo al sector exportador”. 

Noticias relacionadas