Inestabilidad de taludes ahora en la hidroeléctrica Manduriacu

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

21 Aug 2020 - 0:05

Imagen panorámica en 2019 del proyecto hidroeléctrico Manduriacu se encuentra ubicado en las parroquias de Pacto (Quito) y García Moreno(Cotacachi). - Foto: Celec

Inestabilidad de taludes ahora en la hidroeléctrica Manduriacu

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

21 Aug 2020 - 0:05

La Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC) contratará a una consultora para los estudios de estabilización de los taludes en el área de influencia del embalse de Manduriacu.

Una obra construida por la contratista brasileña Odebrech, la central hidroeléctrica Manduriacu tiene siete zonas de inestabilidad de taludes en el área donde se encuentra el embalse.

Manduriacu fue inaugurada en 2015 y cuenta con una potencia instalada de 65 megavatios, se encuentra sobre el río Guayllabamba, entre las provincias de Pichincha e Imbabura.

Para estabilizar los taludes, CELEC ha iniciado un proceso para contratar a una consultora que elabore un estudio geotécnico, esto con el objetivo de identificar las obras de mitigación de riesgos.

El presupuesto referencial es de USD 241.213. El plazo estimado para la ejecución del contrato es de 120 días, a partir del 4 de septiembre de 2020.

CELEC invitó a seis firmas consultoras especializadas, que se encuentran inscritas en el Registro Único de Proveedores, para realizar las propuestas técnicas y económicas:

  • Eduardo Guillén Valdivieso Consultores.
  • Geo&Geo.
  • Geodinámica.
  • Geovial Consultores Nacionales.
  • Planificación Socio Económico Integral Planisoc.
  • Spazonovo Constructora.

Por ahora, el proceso de contratación está en la etapa de preguntas y respuestas entre CELEC y las consultoras.

Los problemas 

La inestabilidad de los taludes podría afectar varias infraestructuras que están dentro del área de influencia del embalse de Manduriacu, especialmente en la temporada invernal.

Entre las obras físicas en riesgo está el sistema vial interno, que sirve de acceso a los diferentes sitios del proyecto hidroeléctrico y para evacuación en caso de emergencia.

“En las vías aledañas al embalse se han identificado y priorizado 7 zonas de inestabilidad de taludes; las fuertes precipitaciones que se presentan durante el periodo invernal, incrementan la vulnerabilidad de las zonas antes mencionadas”, dice CELEC.

Según CELEC, los taludes se caracterizan por una alta dificultad de estabilización:

La temporada invernal, en muchos casos, provoca cada año el movimientos de tierra y afecta -de manera temporal- las vías de la zona.

El informe de CELEC, con el que justifica la contratación de estudios, señala además, que existe un “alto riesgo” para la estabilidad de los taludes de las laderas del embalse.

Por tal motivo, “es de suma importancia” que se realicen los estudios y diseños definitivos para estabilizar los taludes y para la reparación en la calzada de las vías”, según CELEC.

¿Manduriacu para el IESS?

La central hidroeléctrica podría pasar a manos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Es una de las opciones que planteó el IESS al Ministerio de Finanzas como forma de pago de los USD 6.900 millones que el Gobierno Central le adeudaba a esta institución a agosto de 2020.

El posible pago con activos del Estado es una alterativa, ya que el IESS ya no desea que el Gobierno Central le pague con bonos.

En 2019 Manduriacu registró ingresos de USD 6,8 millones por la generación de energía eléctrica. La central es operada por la Unidad de Negocio Coca Codo Sinclair de CELEC.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas