Ocho turbinas de Coca Codo Sinclair funcionan tras seis meses

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

15 Nov 2021 - 17:14

Autoridades de Celec durante el reinicio de las operaciones de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, el 15 de noviembre de 2021. - Foto: Celec.

Ocho turbinas de Coca Codo Sinclair funcionan tras seis meses

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

17 Nov 2021 - 14:15

La Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la principal de Ecuador, cuenta con ocho unidades de generación.

Luego de más de seis meses de mantenimiento, la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair por fin opera al 100% de capacidad, en sus dos fases.

Los trabajos en las válvulas esféricas de la Fase 2, que corresponden a las turbinas o unidades 5, 6, 7 y 8 arrancaron el 1 de mayo y finalizaron el 11 de noviembre.

Durante esos meses, personal de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), dueña de la planta, y de la empresa estatal china Sinohydro, que construyó la hidroeléctrica, trabajó en el mantenimiento y encontró varias fallas.

Por ejemplo, fallas en los distribuidores, fugas en los sellos de las válvulas esféricas, ausencia de pernos y varias fisuras en las unidades de la Fase 2.

Este último problema llevó a Celec a presentar -en mayo- una solicitud de arbitraje contra Sinohydro ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional.

Mientras se realizaba el mantenimiento, Coca Codo Sinclair operó de forma permanente con su Fase I (cuatro unidades), generando una potencia de 740 megavatios diarios, en promedio.

Al mediodía del lunes 15 de noviembre, las ocho unidades de generación aportaron un promedio de 1.200 megavatios hora.

“El despacho de energía se da en función de los requerimientos del Operador Nacional de Electricidad, que administra el Sistema Nacional Interconectado”, recordó el gerente de Celec, Gonzalo Uquillas.

La hidroeléctrica, ubicada en la provincia amazónica de Napo, tiene una capacidad de generación instalada de 1.500 megavatios.

Fue inaugurada en noviembre de 2016, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, y su contracción y puesta en marcha demandó USD 2.300 millones.

Desde entonces ha estado plagada de fallas y de problemas, incluyendo el riesgo de que un extraño fenómeno de erosión regresiva, en el río Coca, pueda causar daños en las obras de captación de agua.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas