Tres factores inciden en la restricción de créditos bancarios en el país

Economía

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

19 Dic 2022 - 5:27

Clientes en una agencia bancaria de Banco del Pacífico - Foto: Banco del Pacífico/Facebook

Tres factores inciden en la restricción de créditos bancarios en el país

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

19 Dic 2022 - 5:27

Las entidades han sido más estrictas para aprobar créditos en 2023, debido a que necesitan controlar que no crezca la morosidad.

Las entidades financieras fueron más estrictas con las condiciones a la hora de aprobar un crédito, entre enero y septiembre de 2022. Y la tendencia persistirá al final del último trimestre.

Son los resultados de la última encuesta de oferta y demanda de crédito del Banco Central del Ecuador (BCE).

Tres factores son los que más han incidido en que los bancos y cooperativas fueran más estrictos a partir de marzo de 2022:

  1. El deterioro en el entorno económico de Ecuador.
  2. Un mayor riesgo de morosidad de los clientes
  3. Las entidades no están dispuestas a asumir más riesgos de no pago al desembolsar préstamos; es decir, prefieren desembolsar préstamos a los clientes con mejor perfil de pago.

Las razones

El factor que más ha influido es la situación económica de Ecuador, explica el docente de la Universidad Andina Simón Bolívar, David Castellanos.

Las entidades financieras son más cautas, pues no quieren que la morosidad de la cartera de crédito aumente. Si eso ocurre, tendrían que guardar más recursos como provisiones para cubrir esas deudas impagas, explica Castellanos.

Y es que la economía contó con menos liquidez en 2022 frente al año previo, cuando Ecuador recibió más recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, para los bancos ha sido más caro acceder a fondos en el exterior para colocar crédito, debido al aumento de las tasas de interés en el mercado internacional durante 2022.

¿Qué opinan los clientes?

La encuesta mide la percepción de clientes y actores de las entidades financieras. Para ello, el BCE establece un indicador con base cero.

Si el indicador es mayor a cero, significa que los encuestados consideran que las condiciones para acceder a un préstamo son más duras.

Y si el número está por debajo de cero, refleja que los encuestados creen que las entidades son menos estrictas en las condiciones.

De ahí que el indicador, que había estado en -20% durante el primer trimestre de 2022 y reflejaba que las entidades eran menos estrictas, escaló a 5% en el tercer trimestre.

Según el BCE, el indicador subirá a 8% en el último trimestre de 2022.

Más demanda de crédito

Mientras tanto, la demanda de crédito ha aumentado entre enero y septiembre de 2022. La perspectiva del BCE es que esa tendencia persista en el último trimestre de 2022.

Lo anterior estará impulsado por más demanda de crédito de consumo, porque hay más gastos en época de Navidad y de Fin de Año, dice Castellanos.

El 35% de los encuestados dijo que demandará más crédito en el último trimestre de 2022.

En 2020 hubo mucho dinero represado que no se había podido colocar en crédito por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19.

Con la paulatina reactivación económica, el docente universitario, Andrés Vergara, explica que la colocación del crédito tuvo un efecto rebote en 2021 y alcanzó cifras récord.

Pero ahora la colocación se está normalizando, añade Vergara.

Crédito se desacelera

La cartera de crédito de la banca privada, que es el sector que más coloca préstamos, tuvo sus mayores picos de crecimiento en abril de 2022.

La tasa de incremento anual en ese mes fue de 19,2%, debido al regreso a clases en la Costa.

Sin embargo, este crecimiento se ha ido desacelerando, hasta el 15,9% interanual en noviembre.

La colocación de crédito puede recuperar el ritmo en 2023 si hay más liquidez en la economía, según los analistas.

Ecuador recibirá el último desembolso de crédito del FMI, de USD 700 millones, a finales de 2022. Si el Gobierno destina el dinero a obra pública, esto podría impulsar el crédito.

Además, se prevé un mayor gasto en 2023, debido a que es un año electoral.

Noticias relacionadas