El crecimiento de la inversión privada, una meta lejana

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Nov - 19:51

Entre enero y septiembre de 2019 se exportaron 268,3 millones de cajas de banano, según Acorbanec - Foto: Flickr Ministerio de Producción

El crecimiento de la inversión privada, una meta lejana

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Nov - 19:51

El Banco Central estima que Ecuador cerrará 2019 con una inversión de USD 28.130 millones. De ellos, USD 17.000 millones provendrían del sector privado.

Los cálculos son optimistas. Si esos montos se consiguen hasta final de 2019, serán las mejores cifras de los últimos 10 años, dice el Central. Hasta junio de este año la inversión ascendió a USD 13.413 millones.

Del total estimado para 2019, unos USD 17.000 millones provendrían del sector privado, al menos eso proyectan en el gobierno, lo que permitirá que supere, por tercer año consecutivo, a la inversión que hace el sector público.

Pero no siempre fue así. Entre 2013 y 2015, la inversión pública era mayor. Por ejemplo, en 2014 fue de USD 15.953 millones, mientras que la privada fue de USD 11.731 millones.

El Ministerio de Finanzas quiere que la colaboración del sector privado sostenga la inversión pública bajo el esquema de las alianzas Público-Privadas, que debería servir como mecanismo de desarrollo de proyectos de infraestructura.

Incluso, Finanzas presentó un Plan Anual de Inversiones que asciende a USD 3.625 millones para 2020, que representa un incremento de USD 439 millones con relación a este. ¿El objeto? Dinamizar la inversión privada, asegura el Gobierno.

Pero, analistas económicos aseguran que el esquema de alianzas público-privadas no ha generado la renta esperada y que el panorama para la inversión no es alentador en 2020 porque la economía está contrayéndose.

Walter Spurrier asegura que el principal motivo que detiene la inversión es el cambio constante que existen en el régimen tributario ecuatoriano.

“Se requiere una política económica y tributaria estable y abierta”, dice al precisar que la inversión privada no creció lo suficiente por la incertidumbre de no saber la dirección de las políticas económicas.

El director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), José Hidalgo, añade que la caída del gasto público, sobre todo por la baja en el precio del petróleo, no ha podido ser compensado por la inversión privada.

Mientras que, el docente de economía de la Universidad Central, Santiago García, afirma que desde 2015, la “consolidación fiscal” se ha fundamentado en una reducción de la inversión pública que provoca que la economía no sea dinámica.

“La inversión del Sector Público no Financiero pasó de 14,8% en 2013 a solo 5,9% del PIB en 2018, es decir un ajuste de cerca de 9 puntos del PIB”, dice.

El proyecto de ley de crecimiento económico ¿una solución?

El gobierno también tiene otra carta para impulsar la inversión privada: el proyecto de Ley de Crecimiento Económico.

En el texto se propone, por ejemplo, la reducción del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), aunque al mismo tiempo se crea nuevos tributos para el sector productivo privado.

Spurrier dice la inversión privada no crecerá porque se propone más impuestos. Insiste, además, en el país no ha podido solucionar la falta de seguridad jurídica para hacer negocios.

Pero, no es el único proyecto de ley que el gobierno ha propuesto para reactivar la economía. Hidalgo recordó que la Ley de Fomento Productivo fue aprobada en 2018 y establecía “algunas” exoneraciones para nuevas inversiones. ¿El problema? “No muestra resultados importantes en cuanto a la atracción de inversión privada”, dice.

La inversión privada depende de la construcción

Las últimas cifras que arroja el Banco Central sobre el peso del tipo de producto para la inversión privada son de 2017. Hasta ese año, los sectores de la construcción, el metálico y agricultura eran los motores del país.

Los analistas consultados por PRIMICIAS afirmaron que esos sectores siguen siendo clave para 2020.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Silverio Durán, afirmó que el sector sigue moviendo la economía del país, pero en menores proporciones.

Hasta octubre de 2019, hubo un decrecimiento del sector de la construcción de 3%. Durán afirmó que esa reducción obedece a la caída de la inversión pública en los últimos cuatro años.

Y esos problemas han ocasionado que más de 100.000 plazas de empleo adecuado se perdieran desde septiembre de 2014 hasta octubre de 2019. Incluso, existen deudas pendientes que el gobierno no ha cancelado al sector privado, recordó Durán.

Los representantes de los sectores minero, camaronero y bananero también consideran que 2020 será un año para impulsar la inversión privada.

El director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano de Ecuador (Acorbanec), Richard Salazar, afirmó que en este año existe un mejor clima para los negocios.

Entre enero y octubre de 2019 hay inversiones nuevas que ascienden a USD 100 millones y se han incorporado 25 nuevas exportadoras nacionales, según Salazar.

Noticias relacionadas