Decreto de Guillermo Lasso le dio más poder al presidente de EMCO

Economía

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

24 Ene 2023 - 11:29

Hernán Luque (centro), entonces gerente de la EMCO, en una visita al Varadero de la empresa pública Astinave, el 13 de agosto de 2022. - Foto: Twitter EMCO.

Decreto de Guillermo Lasso le dio más poder al presidente de EMCO

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

24 Ene 2023 - 11:29

En agosto de 2021, Lasso dispuso que el presidente de EMCO presidiera los directorios de 12 empresas públicas, lo que restó poder a los ministros del área.

El decreto ejecutivo 163 fue el instrumento que le dio mayor poder al presidente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

Un debate que se abre luego de que el expresidente de EMCO, Hernán Luque, es señalado de estar involucrado en una supuesta trama de corrupción.

Luque presidió la EMCO de julio de 2021 a octubre de 2022. La entidad coordina a 12 empresas estatales activas. Con los años, salieron de la coordinación de EMCO nueve empresas públicas, que pasaron a liquidación, como la aerolínea Tame.

Con el decreto 163, emitido el 18 de agosto de 2021, Lasso dispuso que quien presida los directorios de cada una de las empresas debía ser el presidente de EMCO.

Antes de la expedición del decreto, quien presidía los directorios era el ministro del ramo al que pertenecía cada empresa estatal.

Este decreto también está en el centro de la discusión sobre la discrecionalidad en las empresas del Estado que están bajo el paraguas de EMCO.

Un informe de la Secretaría Anticorrupción, presentado el 23 de enero, cuestiona estos aspectos.

El secretario Anticorrupción, Luis Verdesoto, renunció al cargo minutos después de la difusión del informe.

Una sola persona

Cuando el ministro era el presidente del Directorio de cada empresa, había mayor control sobre las decisiones que se tomaban, argumenta el exministro de Transporte, Gabriel Martínez.

Y, bajo ese esquema, era mayor la responsabilidad política que asumía cada ministro, pues debía responder por lo que sucedía en las empresas de su ramo, agrega Martínez.

Actualmente, una sola persona, el presidente de EMCO, es quien tiene que presidir los directorios.

Las empresas coordinadas por EMCO se dividen en estratégicas, como las de los sectores de petróleo y electricidad, y las no estratégicas, como las de comunicaciones y transporte.

¿Qué hace el Directorio?

Cada empresa pública tiene un Directorio que está conformado por tres miembros, aunque el voto decisivo lo tiene el titular de EMCO:

  • El ministro del ramo al que pertenece la empresa pública.
  • Un delegado del Presidente de la República.
  • El presidente de EMCO.

Entre las funciones del Directorio están:

  1. Aprobar políticas y lineamientos para la estandarización de la gestión de las empresas públicas.
  2. Emitir, en coordinación con el Ministerio de Trabajo, las escalas salariales de las empresas.
  3. Calificar la idoneidad de los gerentes generales y liquidadores de las empresas públicas
    coordinadas.
  4. Emitir directrices generales e informes de pertinencia para compras corporativas y priorización de proyectos de inversión.
  5. Evaluar anual y semestralmente la gestión empresarial y la gestión de los niveles gerenciales.

Mucho poder, poco control

Precisamente, el informe de la Secretaría Anticorrupción detalla varias posibles falencias en las principales empresas coordinadas por EMCO.

Por ejemplo, sobre la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), que es una empresa de distribución eléctrica que opera en las provincias de la Costa, resalta las pérdidas por falta de eficiencia empresarial.

En CNEL, que es un monopolio del Estado, el informe menciona la “captación de estamentos gerenciales por parte de grupos corruptos”.

Mientras que en la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) el informe habla de discrecionalidad en la designación de directivos y de falta de rendición de cuentas, especialmente en cuatro subsidiarias de Flopec en el exterior.

Riesgo de tráfico de influencias

Y el informe advierte sobre la “concentración de información privilegiada en manos del presidente de EMCO”, lo que puede llevar a tráfico de influencias y direccionamiento de las contrataciones.

Tener la información concentrada y tanto poder es un riesgo porque puede llevar al presidente de EMCO a ser el contacto de los grupos externos e internos de corrupción, deja entrever el informe.

Estos grupos buscan contratos y prebendas con las empresas del Estado, especialmente las más lucrativas, como CNEL, Flopec, Petroecuador y la holding estatal de electricidad Celec.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas