Sábado, 15 de junio de 2024

Sector eléctrico demanda inversiones de USD 13.000 millones

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

9 Mar 2023 - 5:23

La construcción de seis proyectos de generación de electricidad comenzará en 2023 y 2024 y demandará inversiones de USD 2.195 millones.

Una foto referencial del proyecto Eólico Villonaco I, en Loja, el 8 de diciembre de 2020.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

9 Mar 2023 - 5:23

Una foto referencial del proyecto Eólico Villonaco I, en Loja, el 8 de diciembre de 2020. - Foto: Cortesía Ministerio de Energía

La construcción de seis proyectos de generación de electricidad comenzará en 2023 y 2024 y demandará inversiones de USD 2.195 millones.

Las inversiones necesarias para asegurar el abastecimiento futuro de la demanda de electricidad de Ecuador superan los USD 13.000 millones.

Estas inversiones tendrán que ser realizadas de aquí a 2027 y el Gobierno aspira a conseguir los recursos con inversión privada a través de Alianzas Público Privadas APP.

El 50% de la inversión prevista, cerca de USD 6.495 millones, es para nuevos proyectos de generación de electricidad.

La prioridad es para las centrales hidroeléctricas y las de energías renovables, cuya construcción debería comenzar entre 2023 y 2027.

Hay en la lista ocho proyectos prioritarios:

De esos nuevos proyectos, seis tendrían que construirse entre 2023 y 2024.

Se trata del proyecto eólico Villonaco III; de los proyectos solares Conolophus y Aromo; del Bloque de Energías Renovables No Convencionales; el proyecto termoeléctrico Bloque Ciclo Combinado; y la línea de Interconexión Nororiental para abastecer de electricidad a los campos petroleros de la Amazonía.

Esos proyectos significan la instalación de 1.224 megavatios nuevos de potencia y demandan de una inversión de USD 2.195 millones.

Mientras tanto, el Ministerio de Energía informó que prevé iniciar entre 2023 y 2024 la licitación para dos grandes proyectos hidroeléctricos: Cardenillo, de 596,5 megavatios, y Santiago, de 2.400 megavatios.

Ambos deberían entrar en operación a finales de la década, con una inversión superior a USD 4.000 millones.

Un plan con retrasos

Pero el plan de expansión de la oferta de electricidad no avanza conforme a lo previsto.

A pesar de que proyectos eólicos como Villonaco III y el fotovoltaico El Aromo fueron adjudicados en diciembre de 2020, la firma de los contratos ha tomado años.

Por ejemplo, el contrato del parque eólico de El Aromo recién se firmó en marzo de 2023.

Otros proyectos, como el Bloque de Energías Renovables No Convencionales, con 500 megavatios de potencia, también tiene retraso.

La primera fase tenía que entrar en operación en 2023, pero sigue en licitación.

El Ministerio de Energía y Minas dice que ha debido cubrir importantes brechas para avanzar en el proyecto. Entre ellas, elaborar un marco normativo que incentive la inversión privada.

Estructurar los proyectos para firmar APPs también implica desafíos, según el Ministerio, pues hizo falta contratar equipos especializados en la estructuración de este tipo de alianzas.

Un nuevo estiaje

La licitación de los proyectos de generación busca atender el próximo periodo estiaje o sequía, que está previsto para octubre de 2023 y marzo 2024.

Por el estiaje que vive el país este momento, las ocho principales hidroeléctricas, ubicadas en la cuenca oriental, operaron por debajo de su capacidad en enero.

A inicios de año, estas hidroeléctricas trabajaron al 40% de su capacidad y Ecuador incluso tuvo que importar electricidad para evitar posibles racionamientos.

En los primeros días de marzo, el porcentaje de operación subió a 59%.

El Misterio de Energía trabaja, por otro lado, en la recuperación de 211 megavatios del parque generador termoeléctrico estatal, que estaba fuera de servicio por falta de mantenimiento.

Otra acción será garantizar las reservas energéticas mediante el almacenamiento de agua en el embalse de Mazar.