Solo una hidroeléctrica entró en operación en tres años

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

9 Ene 2023 - 5:28

Recorrido en la central hidroeléctrica Sarapullo, que es parte de Toachi Pilatón, el 3 de marzo de 2021. - Foto: Archivo Celec

Solo una hidroeléctrica entró en operación en tres años

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

9 Ene 2023 - 5:28

Hay retrasos en la puesta en marcha de siete centrales de generación eléctrica, apenas una hidroeléctrica ha entrado en operación y otras tres ni siquiera están construidas.

Siete centrales de generación eléctrica tenían que entrar en operación entre 2020 y 2022, pero solo una ha sido inaugurada hasta ahora. Otras tres plantas tenían que ponerse en marcha en 2023, pero su construcción no ha empezado.

Por esa razón, Ecuador no podrá contar con 608 megavatios de potencia eléctrica en 2023, en medio de una de las peores sequías de los últimos seis años que ha reducido las reservas de electricidad.

“La ejecución del Plan Maestro de Electricidad tiene un desfase respecto a la planificación de ingreso en operación de los proyectos” de generación eléctrica, según un informe del holding estatal Corporación Eléctrica de Ecuador (Celec), de diciembre de 2022.

Retrasos en hidroeléctricas

El complejo hidroléctrico Toachi Pilatón fue proyectado para tener una potencia instalada de 254,4 megavatios, con tres centrales.

Pero de esas centrales, solo Sarapullo entró en operación experimental el 1 de junio de 2022. Sus otras dos centrales, Alluriquín y Minicentral Toachi, no han entrado aún en operación, pues las obras tienen 13 años de retraso. Incluso, el Gobierno enfrenta líos legales con la constructora de las obras civiles, la china CWE.

Por ese conflicto, la empresa rusa Tyazhmash pidió un año y tres meses más de plazo para concluir con la instalación de los equipos electromecánicos. Con eso, la inauguración de Toachi Pilatón ahora está prevista para 2024.

¿Y el resto de proyectos?

Pese a que proyectos eólicos como Villonaco II y III y el fotovoltaico (solar) el Aromo fueron adjudicados en diciembre de 2020, los contratos para su construcción no se han firmado todavía.

Otro proyecto que debía entrar en operación en 2021 era la central eólica Minas de Huascachaca, que está a cargo de la Empresa Electro Generadora del Austro (Elecaustro).

Debido al severo estiaje, siete de sus 14 generadores, que estaban en fase experimental, comenzaron operación en diciembre de 2022. La planta, ubicada en la provincia de Loja, tiene una potencia de 50 megavatios.

Otros proyectos, como el Bloque de Energías Renovables No Convencionales, con 500 megavatios de potencia, también tiene retraso. Era de esperar que una primera fase entre en operación en 2023, pero la licitación aún está en marcha.

Falta de mantenimiento

Para complicar el escenario, el parque termoeléctrico no está a punto. Hay centrales indisponibles por falta de mantenimiento de Celec, según el Ministerio de Energía.

Por esa razón, Fernando Santos, ministro de Energía, pidió la salida de Nicolás Andrade. En su lugar, asumió el cargo Gonzalo Uquillas.

Aunque en su informe, Andrade argumenta que los problemas datan de años atrás. Por ejemplo, dice que Termoesmeraldas I solo recibió un mantenimiento parcial en 2021, por lo que estuvo operativa únicamente nueve meses.

Esos trabajos “no consideraron al generador cuyo último mantenimiento fue realizado en 1012 y su proceso de contratación data de varios años atrás sin contratarse”.

Termoesmeraldas I es la termoeléctrica indisponible más grande, con potencia instalada de 125 megavatios.

En total, por los mantenimientos no programados como este, Ecuador no puede contar con 366 megavatios de potencia instalada termoeléctrica, de los 1.884,9 megavatios instalados.

Dentro de un plan urgente de Celec, los trabajos de reparación se realizarán a lo largo de 2023 e incluso 2024.

El operador de energía Cenace ha anticipado que a finales de 2023 Ecuador vivirá un nuevo estiaje severo que se extenderá hasta marzo de 2024.

Noticias relacionadas