Sábado, 22 de junio de 2024

Erosión podría destruir obras de captación de Coca Codo Sinclair en menos de tres años

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

27 May 2024 - 9:45

El Cuerpo de Ingenieros de EE.UU. cree que Celec debe acelerar las estructuras de protección para las obras de captación de Coca Codo Sinclair.

Trabajos de limpieza en el canal y reconfiguración del enrocado en el canal de la descarga de Coca Codo Sinclair. Foto del 26 de mayo de 2024.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

27 May 2024 - 9:45

Trabajos de limpieza en el canal y reconfiguración del enrocado en el canal de la descarga de Coca Codo Sinclair. Foto del 26 de mayo de 2024. - Foto: Celec

El Cuerpo de Ingenieros de EE.UU. cree que Celec debe acelerar las estructuras de protección para las obras de captación de Coca Codo Sinclair.

El fenómeno de erosión en el río Coca podría alcanzar a las obras de captación de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair en un plazo de dos a cinco años, advierte un nuevo informe del Cuerpo de Ingenieros de la Armada de los Estados Unidos, de febrero de 2024.

Incluso, ese equipo de expertos cree que existe la posibilidad de que la erosión regresiva alcance las obras de captación de Coca Codo Sinclair en menos de tres años.

Lo anterior implicaría la salida de operación de manera definitiva de la hidroeléctrica más grande del país, que aporta con el 25% de la demanda de Ecuador. Todo esto en medio de una grave crisis eléctrica.

Y es que la obra de captación de Coca Codo Sinclair es una estructura fundamental para la hidroeléctrica, pues permite, a través una pequeña represa, desviar el agua del río Coca hacia el interior de la central para la generación de electricidad.

Coca Codo Sinclair Componentes

Coca Codo Sinclair está ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos. Fue inaugurada en diciembre de 2016, con una potencia de 1.500 megavatios, a un costo estimado de USD 2.763 millones.

La mayor parte del financiamiento para esta mega hidroeléctrica se obtuvo a través de un crédito concedido por China.

"De aquí saldrá la energía para dar el salto al desarrollo", afirmaba en 2016 el entonces vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, al inaugurar la hidroeléctrica. Ahora, Glas está preso por dos casos de corrupción (Sobornos y Odebrecht).

Pero ahora Coca Codo Sinclair está en riesgo de quedar inhabilitada.

¿Qué es la erosión del Río Coca?

La erosión regresiva es un extraño fenómeno que empezó en febrero de 2020 con el colapso de la Cascada de San Rafael a 20 kilómetros de las obras de captación de Coca Codo Sinclair.

Pero, desde entonces, la erosión ha seguido río arriba, socavando su lecho y desmoronando sus márgenes, por lo que ahora está solo a 7,3 kilómetros de las obras de captación de Coca Sinclair Sinclair.

El estudio del Cuerpo de Ingenieros de la Armada de Estados Unidos cree que el fenómeno seguirá avanzando de manera más rápida de lo previsto.

De ahí que en su informe, los expertos creen que Celec debe acelerar “lo más que pueda” las obras de protección para Coca Codo Sinclair.

¿En qué consisten las obras? Celec empezó a contratar las obras en diciembre de 2021. El plan de mitigación tienen tres fases (llamadas 0, 1 y 2).

De las tres etapas, Celec ha avanzado en la ­fase 0, que implicó la construcción de pequeñas represas para desviar el cauce del río y de la primera de 14 pantallas en el lecho del río, según un modelo diseñado por la empresa italiana Lombardi.

Cada pantalla protectora está compuesta por columnas de concreto o pilotes colocados en el lecho del río, que forman una suerte de "defensa". Y cada uno de esos pilotes tiene una profundidad de 24 metros y un diámetro de 1,20 metros.

Para la primera pantalla se colocaron 297 pilotes.

¿Qué pasa con la Casa de Máquinas?

Pero no solo las obras de captación, ubicadas en la cabecera de la hidroeléctrica, podrían destruirse a consecuencia de la erosión, sino que este fenómeno también ha puesto en riesgo la casa de máquinas, ubicada aguas abajo.

La casa de máquinas es el corazón de la hidroeléctrica, pues en ella se hallan las ocho turbinas que generan electricidad. Solo esta obra tuvo un costo de USD 1.011 millones.

Según el Cuerpo de Ingenieros de la Armada de Estados Unidos, millones de toneladas de sedimentos que ha dejado el proceso erosivo se están acumulando aguas abajo en el Río Coca, en la zona de descarga de agua de la hidroeléctrica.

Los depósitos de lodo, grava y piedras han hecho que suba el nivel del río, provocando riesgo de inundación en la Casa de Máquinas.

Los problemas ya se sienten, pues la hidroeléctrica ya ha tenido que cerrar compuertas y salir de operación, cuando llueve torrencialmente.

Pero los depósitos seguirán acumulándose y podrían provocar la salida de definitiva de la central en un plazo de siete años, estima el informe del Cuerpo de Ingenieros de la Armada de los Estados Unidos.

¿Cómo prevenir el inminente daño en Casa de Máquinas?

¿Cómo prevenir el inminente daño en Casa de Máquinas? El equipo consideró cuatro alternativas para mitigar los impactos de los sedimentos en la zona de descarga de agua:

  • Dragar el río.
  • Estructuras de retención de sedimentos.
  • Elevación de la casa de máquinas, lo que implicaría reconstruir esta parte de la central.
  • Desviar la salida aguas abajo a través de un túnel más largo.

¿Qué opción recomienda Estados Unidos? Aunque el dragado puede ser una solución a corto plazo, el equipo cree que construir un túnel aguas abajo es la alternativa permanente más factible.

Por otro lado, reconstruir la Casa de Máquinas sería una solución también definitiva, pero de alto costo.

Aunque, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército recuerda que Celec tiene un proceso de arbitraje en marcha contra la empresa china Sinohydro por fallas en la construcción de la hidroeléctrica que incluye fisuras en los distribuidores, ubicados en Casa de Máquinas.

Si la solución final al problema de los distribuidores es cambiarlos, habría que de todos modos reconstruir la Casa de Máquinas que, de ser el caso, se lo podría hacer en otro sitio para también protegerla de la erosión.

Para el consultor eléctrico, Ricardo Buitrón, todo esto es resultado de no haber estudiado de manera más profunda la hidroeléctrica y la zona donde se ubica, antes de iniciar su construcción en 2010.

Además, Buitrón alerta de la necesidad urgente de implementar las acciones necesarias para resolver o mitigar este problema, puesto que, "de no hacerlo, el país tendría que enfrentar gravísimos problemas sociales y económicos".