USD 200 millones costarán variantes definitivas del SOTE y un poliducto

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

27 Ene 2022 - 13:18

Un morador de San Luis durante una visita al punto de erosión del río Coca, el 16 de diciembre de 2021. - Foto: Primicias.

USD 200 millones costarán variantes definitivas del SOTE y un poliducto

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

27 Ene 2022 - 13:24

El Gobierno también analiza una posible reubicación de la estación de bombeo de petróleo El Salado del SOTE para evitar daños por la erosión del río Coca.

El ministro de energía, Juan Carlos Bermeo, informó el 27 de enero de 2022 que las variantes definitivas del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y del Poliducto Shushufindi-Quito costarán USD 200 millones.

En una comparecencia al Pleno de la Asamblea, Bermeo explicó que inició los estudios para construir una variante definitiva del SOTE. La obra se ubicará en la margen derecha del río Coca.

De esta forma, el Gobierno busca proteger esas instalaciones hidrocarburíferas de la erosión regresiva del río Coca.

El fenómeno natural, que ya destruyó la infraestructura petrolera en abril de 2020, provocó la suspensión del transporte de petróleo por el SOTE y de combustibles del Poliducto Shushufindi-Quito.

También provocó la interrupción de las operaciones del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), operado por la empresa privada del mismo nombre, en diciembre de 2021.

La erosión obligó a OCP Ecuador y a Petroecuador a construir nuevas variantes para reanudar el transporte de petróleo y de combustible.

Bermeo dijo que, durante la suspensión del transporte de petróleo del 9 al 31 de diciembre de 2021, se apagaron unos 3.000 pozos.

Pérdidas millonarias

Según el gerente de Petroecuador, Ítalo Cedeño, que también fue convocado al Pleno, la suspensión del transporte de petróleo provocó pérdidas por USD 447 millones para la empresa pública.

Sin embargo, las pérdidas totales para el Estado ascendieron a los USD 500 millones.

La producción de petróleo nacional alcanza ahora los 496.000 barriles diarios, un 3% más que lo registrado antes de la emergencia petrolera.

Estación El Salado

Además, se analiza una posible reubicación de la estación de bombeo El Salado, que pertenece al SOTE.

La estación de bombeo El Salado está muy cerca de la obra de captación de agua de la Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, también corre el riesgo de ser destruida por la erosión.

La obra de captación es una especie de represa, que permite desviar el agua del río Coca al túnel de conducción y luego a las turbinas de la hidroeléctrica para generar electricidad.

Otros riesgos que enfrenta la estación El Salado son los sismos y los terremotos producto de la actividad volcánica de El Reventador, en la provincia del Napo.

Obras viales

El Ministerio de Transporte (MTOP), Marcelo Cabrera, dijo que el 27 de enero de 2022 empezaron los trabajos para rehabilitar el paso vehicular en la zona de San Luis y Piedra Fina, en Napo.

Un tramo de la vía Quito-Lago Agrio, ubicado en la zona de Piedra Fina y San Luis, fue destruido en diciembre de 2021 por la erosión del río Coca.

El fenómeno natural provoca derrumbes y socavones, que desmoronan las márgenes del río Coca y sus afluentes.

Cabrera dijo que la nueva obra "no será una vía de tercer orden".

La carretera temporal tendrá una extensión de 8 kilómetros, será de 6,20 metros de ancho y estará ubicada a la margen izquierda del río Coca.

La variante definitiva

Cabrera explicó que en los próximos días lanzará un proceso de licitación para construir la variante vial definitiva para conectar a las provincias de Pichincha, Napo y Sucumbíos.

Se trata de una vía de 80 kilómetros ubicada a la margen derecha del río Coca, que tendrá una inversión de USD 140 millones y un plazo de construcción de dos años.

Por ahora, el paso vehicular hasta la provincia de Sucumbíos se realiza por la vía Baeza-Narupa-Loreto-Coca.

Noticias relacionadas