Un sector productivo más abierto, pero con menos empleo

Después de cuatro años del gobierno de Lenín Moreno la situación empresarial y laboral de Ecuador se ha deteriorado. En parte eso se debe al golpe de la pandemia de Covid-19, pero también a la crisis económica que ya se arrastraba y que se ahondó en 2020. En lo que sí ha avanzado el país es en su apertura comercial, marcada sobre todo por una mayor cercanía con Estados Unidos.


Propuestas del plan de gobierno

El plan de gobierno con el que llegó Lenín Moreno ofrecía cambiar la matriz productiva, generar empleo pleno, especialmente para mujeres y jóvenes; canalizar el crédito hacia actividades productivas, mejorar la recaudación tributaria e impulsar el comercio en la región. Entre sus principales propuestas estaban:


¿Cómo recibió el área?

El presidente Moreno recibió un sector productivo anclado en el sector primario. En 2017 los principales productos de exportación de Ecuador, por monto, fueron el petróleo, el banano, el camarón, otros productos elaborados del mar y las flores naturales.

Para que las exportaciones del país sean más competitivas Ecuador tenía, en ese entonces, nueve acuerdos comerciales, con mercados como la Unión Europea, Nicaragua y El Salvador.

El movimiento en el sector productivo hacía que, en el primer trimestre de 2017, la oferta de crédito productivo en la banca se elevara 5%, mientras que la de consumo aumentaba 20%, la de vivienda 14% y la de microcrédito 17%.

En 2017 la actividad productiva generaba empleo pleno para el 41,2% de la población económicamente activa (PEA). En cambio un 53,4% tenía un empleo inadecuado y el 5,2% no tenía un trabajo, según el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC).

En ese contexto la recaudación tributaria anual ascendía a USD 13.388 millones en 2016, según información del Servicio de Rentas Internas (SRI).


Top de acciones gubernamentales

  1. Negociaciones para un acuerdo comercial con México.
  2. Negociaciones para entrar a la Alianza del Pacífico.
  3. Firma del acuerdo comercial con Chile.
  4. Firma del tratado comercial con Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, tras su salida de la Unión Europea.
  5. Firma del acuerdo comercial con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA).
  6. Salida de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
  7. Firma del acuerdo comercial de primera fase con Estados Unidos.
  8. Ingreso de las rosas al Sistema de Preferencias Arancelarias de Estados Unidos (SGP).

La catástrofe’

Ecuador ya experimentaba una crisis económica desde 2019, cuando su Producto Interno Bruto (PIB) creció apenas 0,1%. Por eso el golpe de la pandemia de Covid-19 fue más fuerte. En 2020, el PIB tuvo una caída de 7,8%, según el Banco Central, la mayor desde 1927, es decir desde cuando existen registros.

La crisis económica que se ahondó por las restricciones de movilidad y de distanciamiento para evitar contagios de Covid-19, desembocó en menos ventas, cierre de empresas, deterioro del mercado laboral y aumento de pobreza.

En el primer trimestre de 2021 apenas el 34% de las personas de la población económicamente activa (PEA) tenía un empleo adecuado, según el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC).

El INEC considera que una persona tiene un empleo pleno o adecuado cuando:

  • Percibe ingresos iguales o superiores al salario mínimo, que es de USD 400. Trabaja 40 o más horas a la semana, independientemente del deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales.
  • Gana un salario mínimo o más por mes, trabaja menos de 40 horas, pero no desea trabajar más tiempo.

El 66% restante de personas en edad de trabajar tenía un empleo inadecuado o estaba en el desempleo.

Y la destrucción de empleos significó un deterioro de la clase media y un aumento de la pobreza y de la pobreza extrema en Ecuador.

En diciembre de 2020 una tercera parte de los ecuatorianos o el equivalente al 32,4% de la población total estaba sumida en la pobreza.

Lo que quiere decir que en un solo año la pobreza aumentó 7,4 puntos porcentuales.

Y el 14,9% de los ecuatorianos estaba en situación de pobreza extrema para diciembre de 2020. Eso significa un aumento de seis puntos porcentuales entre 2019 y 2020 en este indicador.

Según el INEC, se considera a una persona pobre si percibe un ingreso familiar per cápita inferior a USD 84,05 mensuales y pobre extremo si percibe menos de USD 47,37 al mes.


Lo que hereda al nuevo gobierno

El mayor reto de la próxima administración será la reactivación de la economía del país.

Para que Ecuador se recupere lo más pronto del impacto de la pandemia el nuevo Gobierno deberá acelerar el proceso de vacunación contra el Covid-19, en caso contrario pueden surgir nuevas olas de contagios y, por lo tanto, nuevas restricciones que limiten al sector productivo.

Y la recuperación económica también necesita una serie de reformas, entre las que se encuentran la tributaria y laboral, para dinamizar la actividad productiva y atender las nuevas necesidades, como el teletrabajo.

La recaudación tributaria retrocedió cuatro años, al llegar a USD 12.382 millones en 2020 y es necesario aumentarla.

En el ámbito comercial el país aún tiene el reto de diversificar su matriz productiva, que sigue teniendo una mayor presencia del sector primario, y elevar sus exportaciones para que ingresen más recursos a la economía.

Para fortalecer el comercio exterior de Ecuador el gobierno de Lenín Moreno ha tenido una política de apertura, con la que se concretaron dos nuevos acuerdos comerciales, con Reino Unido y el EFTA, y se renovó uno, con Chile.

Moreno también logró suscribir un acuerdo de primera fase con Estados Unidos. Esa acción es un paso previó para lograr un tratado más amplio con el principal socio comercial de Ecuador.

Además, el gobierno ha hecho avances en las negociaciones para la incorporación de Ecuador como miembro asociado y, a futuro, miembro pleno de la Alianza del Pacífico.

Ese bloque regional es considerado la octava economía mundial, con un PIB per cápita de USD 20.000.

Noticias relacionadas