Aprobada guía para que empresas y trabajadores retomen sus actividades

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

30 Abr 2020 - 0:04

Fumigación en una de las calles de Cuenca realizada el miércoles 29 de abril de 2020. - Foto: API

Aprobada guía para que empresas y trabajadores retomen sus actividades

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

30 Abr 2020 - 0:04

El COE Nacional ha expedido la guía para el retorno progresivo a las actividades laborales. En ella se recomiendan los corredores logísticos para mover a los trabajadores.

El Gobierno ecuatoriano decidió pasar de un período de aislamiento, o cuarentena, a una fase de distanciamiento social bajo normas de bioseguridad a partir del próximo lunes 4 de mayo.

Será el comienzo de una reactivación parcial de las actividades laborales en Ecuador.

En ese contexto, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional aprobó el 28 de abril una guía para el retorno progresivo a las actividades laborales, liderada por el Ministerio de Comercio Exterior.

La guía, de 31 páginas, establece un plan para la reactivación de actividades prioritarias en las empresas del sector privado y en las instituciones del sector público.

La primera etapa del retorno progresivo, que prevé la incorporación de los trabajadores a sus labores, será únicamente para aquellas personas menores de 55 años. Aunque, las autoridades recomiendan que la principal modalidad laboral siga siendo el teletrabajo.

El Ministerio del Trabajo realizará controles para verificar el cumplimiento de las obligaciones tanto en el sector público como en el privado.

El sector privado

Luego que el COE Nacional defina los sectores productivos que serán reactivados primero, los empleadores deberán evaluar el nivel de riesgo al que están sometidos sus trabajadores.

En ese sentido, el empleador establecerá medidas de seguridad y salud en el trabajo; además de prever la movilidad y la logística para que los trabajadores cumplan con las jornadas presenciales, lo que incluye comedores acondicionados.

Los empleadores también se asegurarán se cumplan los protocolos de distanciamiento social en los sitios de trabajo y la guía establece que es “obligación de los trabajadores acatar todas las normas y procedimientos”.

En este proceso, los grupos de atención prioritaria mantendrán el teletrabajo emergente.

Quienes al momento estén teletrabajando continuarán bajo esta modalidad laboral a fin cumplir con sus actividades diarias.

El empleador determinará los horarios, las fechas y los grupos de trabajo para recuperar las jornadas en las que se dejó de trabajar, esto en caso de que las partes (empleador y trabajador) se hayan acogido a los acuerdos ministeriales 077 y 080 del Ministerio de Trabajo.

La guía para reactivar las actividades hay varias normas que deben cumplir los empleadores, entre las que se destacan:

  • La identificación de las áreas administrativas y técnicas que seguirán teletrabajando.
  • El establecimiento de un cronograma escalonado de retorno de los empleados a las instalaciones para evitar aglomeraciones.
  • Establecer horarios de entrada y salida del personal para facilitar la movilidad de los mismos.
  • La definición de planes de movilización para sus empleados, como el uso de corredores logísticos o transporte contratado por la empresa.
  • Tomar la temperatura -con termómetro infrarrojo- del personal al ingreso y salida del lugar de trabajo, así como el uso de gel antibacterial.
  • La elaboración de mecanismos internos que permitan identificar, aislar, captar y notificar casos de trabajadores que manifiesten síntomas de Covid-19.

La guía sugiere a las empresas que cuenten con dispensarios médicos y que dispongan de pruebas diagnósticas.

Para evitar la propagación de la Covid-19 también se establece una serie de normas que deben cumplirse en los lugares de trabajo.

Por ejemplo, tener todas los instrumentos y productos sanitarios para velar por la salud de los empleados.

Los trabajadores deben mantener una distancia interpersonal de al menos 2 metros. También se prohíbe el saludo con contacto físico y se promueve el aseo personal permanente.

Las personas no podrán compartir alimentos y bebidas.

Cada sector y empresa tendrá una guía

Además de la guía general también habrá guías sectoriales para los sectores productivos.

La guía del COE Nacional ordena la estructuración de planes de trabajo en conjunto entre los sectores productivos y los gobiernos municipales para establecer los siguientes lineamientos:

  • Control del sistema de transporte público, con un protocolo específico a cumplirse en los medios de transporte.
  • Control y vigilancia de las empresas que inicien sus actividades, con base en los protocolos diseñados por cada empresa y validados por las autoridades.

También se dispone la elaboración de un plan de trabajo con las cooperativas de transporte público y privado (transporte escolar y turístico) para establecer “corredores logísticos” por zonas en función de la localización de las empresas.

Esa tarea estará a cargo de los Ministerio de Comercio Exterior y de Transporte, así como de la Agencia Nacional de Tránsito, los gobiernos seccionales y las cámaras de comercio.

Las empresas están obligadas a presentar un plan con normas de prevención y control de infecciones y seguridad ocupacional para los empleados.

Por ejemplo, el plan deberá establecer y socializar el procedimiento en caso de que algún empleado reporte signos o síntomas relacionados a la Covid-19 para proceder al aislamiento y la atención en salud.

Proyectos de market place

La guía aprobada por el COE Nacional impulsa el desarrollo de proyectos para implementar uno o varios “market place” con empresas que cuenten con capacidad para efectuarlo.

Los market place son una especie de vitrina virtual que presenta a los clientes productos de diversas marcas o empresas en línea.

Estos proyectos, según el COE Nacional, permitirán:

  • Potenciar el comercio electrónico en empresas que no tienen la posibilidad de desarrollar sus propias plataformas.
  • Reactivar la venta nacional de productos de primera necesidad (alimentos y vestimenta), útiles escolares, equipos electrónicos y tecnológicos, equipos de seguridad y bioseguridad, y bienes suntuarios.
  • Promover el uso de las plataformas electrónicas por parte de las pequeñas y medianas empresas.

La guía abre la posibilidad de habilitar instalaciones educativas y establecer convenios con el sector hotelero, para que sirvan de campamentos para algunas empresas hasta que dure la emergencia sanitaria y se reanuden las actividades educativas.

De ser así, los campamentos deberán ser habilitados por las propias empresas, con todas las seguridades del caso, y ofrecer alimentación y transporte a sus empleados.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas