Domingo, 26 de mayo de 2024
u

El agua del embalse de Mazar está debajo del nivel mínimo, vuelven los cortes de luz en abril

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

12 Abr 2024 - 18:00

Por la falta de lluvias, el caudal o ingreso de agua a Mazar es de 18,5 metros cúbicos por segundo, pero en época de lluvias suele ser de 141.

Embalse de Mazar, el 27 de diciembre de 2023.

Autor: Evelyn Tapia

Actualizada:

12 Abr 2024 - 18:00

Embalse de Mazar, el 27 de diciembre de 2023. - Foto: PRIMICIAS.

Por la falta de lluvias, el caudal o ingreso de agua a Mazar es de 18,5 metros cúbicos por segundo, pero en época de lluvias suele ser de 141.

El nivel de agua (cota) en el embalse de la central hidroeléctrica Mazar, ubicada en Azuay, en el sur de Ecuador, cayó a 2.114,2 metros sobre el nivel del mar, la mañana de este 12 de abril de 2024, según datos del Operador Nacional de Electricidad - Cenace.

Así, el embalse está por debajo del nivel mínimo adecuado para su operación, que es de 2.115 metros sobre el nivel del mar (msnm).

En este escenario, la central hidroeléctrica Mazar estaba generando solo 60 megavatios de electricidad hasta el 12 de abril, esto es el 35% de su capacidad, que es de 170 megavatios.

Con el actual nivel de agua, solo está funcionando una de las dos turbinas de esta hidroeléctrica.

El embalse de Mazar fue construido con cota máxima de 2.153 msnm. Y, aunque cuando comenzó 2024 el nivel estaba en los 2.146 msnm, en abril de 2024 las reservas de agua se han consumido con rapidez.

Hace solo dos días, la cota estaba por los 2.115,89 msnm y hoy bajó a 2.114,2 msnm.

Por la escasez de lluvias en la cuenca del río Paute, los bajos niveles del caudal en la central Mazar también son graves.

Al 12 de abril, según el Cenace, el caudal o ingreso de agua era de 18,5 metros cúbicos por segundo (m3/s); pero la central fue diseñada para un caudal de 141,1 m3/s.

Este crítico nivel de agua del embalse de Mazar es similar al registrado en octubre de 2023, pero no llegó debajo de los 2.115 msnm.

En ese mes, el Gobierno del entonces presidente Guillermo Lasso dispuso que se realicen cortes de luz programados de entre dos y cuatro horas en todo el país.

Mazar abastece a otras dos hidroeléctricas

¿Qué pasará ahora que la cota del embalse de Mazar está bajo el mínimo?

El embalse es un reservorio de agua diseñado para abastecer a un complejo de hidroeléctricas que están ubicadas en forma de cascada: primero está Mazar, más abajo está Paute-Molino y al final, Sopladora, explica Gabriel Secaira, especialista del sector eléctrico.

Juntas, las tres hidroeléctricas tienen una potencia de 1.756 megavatios, lo que representa casi el 38% de la demanda nacional.

Estas centrales usan el agua del gran reservorio o embalse Mazar cuando las lluvias escasean, como ocurre en este momento.

Por eso, con menos reservas de agua en el embalse, las dos hidroeléctricas que están bajo Mazar se han visto obligadas a generar cada vez menos electricidad.

Y, en el caso de la central Mazar, lo más probable es que tenga que dejar de operar porque el embalse está bajo la cota mínima, dice Secaira.

"Paute-Molino tiene un pequeño embalse, pero Sopladora sí necesita las aguas turbinadas que llegan de Paute-Molino. Y si ya no hay agua en Mazar, es probable que Sopladora también tenga que parar", añade.

El embalse de Paute-Molino también está en estado crítico. La cota mínima es de 1.978 msnm y al 12 de abril se ubicó en 1.977 msnm.

¿Habrá nuevos cortes de luz programados?

La complicada situación del complejo hidroeléctrico Mazar podría llevar al país a enfrentar, de nuevo, cortes programados de energía, como a finales de 2023, porque no se tomaron medidas como recuperar el parque termoeléctrico, dice Ricardo Buitrón, analista del sector eléctrico.

De los 1.745 megavatios en termoelectricidad instalados, solo se están generando 728 megavatios en lo que va de abril de 2024.

Si la central hidroeléctrica Mazar continúa operando con los niveles de agua de su embalse por debajo de la cota mínima se corre el riesgo de provocar daños en las dos turbinas, advierte Buitrón.

Y añade que en los diseños originales, la cota mínima se estableció en 2.098 msnm, sin embargo, es probable que se haya aumentado el nivel mínimo, por temas de seguridad.

En volumen, el embalse de Mazar almacena unos 410 millones de metros cúbicos de agua, pero solo 309 millones de metros cúbicos son los que se pueden utilizar para las turbinas de las tres hidroeléctricas, detalla Buitrón.

Los otros 101 millones de metros cúbicos de volumen, es decir, por debajo de la cota mínima, contienen sedimentos y por eso no se pueden usar porque provocaría daños en la central.

"Cuando hay menos altura en el nivel de agua o está por debajo del mínimo, empieza a cavitar (crear burbujas de aire) la turbina y se pueden producir daños al equipamiento", dice Buitrón.

Todo esto ocurre en un escenario de altas temperaturas en la Costa de Ecuador durante lo que va de abril, lo que incentiva a las personas a consumir más electricidad.

A esto se suma que Colombia está restringiendo las exportaciones de electricidad a Ecuador.

Pero, pese a la dramática reducción de los niveles de agua en el embalse Mazar, la ministra de Energía, Andrea Arrobo, insiste en descartar nuevos racionamientos de electricidad en el país.

En una entrevista con radio Sucesos, el 12 de abril, Arrobo reconoció que "los niveles de los embalses están bajos", y agregó: "estamos manejando toda la potencia instalada que tenemos para poder equilibrar el sistema eléctrico".