Martes, 27 de febrero de 2024

Crear una nueva jubilación patronal se plantea en la reforma al IESS

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

7 Jul 2023 - 19:08

La nueva jubilación patronal se nutriría con el aporte del 1% de los empleadores. Las empresas dicen que no pueden aportar en "saco roto". Los trabajadores rechazan la reforma.

Atención a jubilados y afiliados en la Dirección zonal del IESS de Manabí, el 3 de julio de 2023.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

7 Jul 2023 - 19:08

Atención a jubilados y afiliados en la Dirección zonal del IESS de Manabí, el 3 de julio de 2023. - Foto: Twitter IESS

La nueva jubilación patronal se nutriría con el aporte del 1% de los empleadores. Las empresas dicen que no pueden aportar en "saco roto". Los trabajadores rechazan la reforma.

La jubilación patronal es parte de la reforma al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) propuesta por la comisión gubernamental conformada por el Presidente Guillermo Lasso.

La propuesta es perfeccionar a la jubilación patronal y convertirla en un plan de ahorro para la vejez de propiedad del empleado.

Un derecho que no se cumple

Ahora, pocos trabajadores acceden a esta pensión vitalicia que entregan los empleadores a los trabajadores que cumplen 20 y 25 años de servicio consecutivos en una misma empresa.

El propio ministro de Trabajo, Patricio Donoso, ha cuestionado la jubilación patronal al señalar que solo ha servido para que los trabajadores sean despedidos antes de cumplir los 20 años de trabajo. "Es un despido anticipado".

El Gobierno de Guillermo Lasso ya había planteado ajustes a la jubilación patronal dentro de la reforma laboral incluida en la mega ley presentada en 2021. Pero el texto fue devuelto al Ejecutivo por la Asamblea Nacional por no tener unidad de materia.

¿Cómo se financia?

De acuerdo con la propuesta de la comisión gubernamental, la nueva jubilación patronal se nutriría del aporte obligatorio del empleador, que sería del 1% del salario, más los aportes voluntarios del trabajador.

La idea es que se aplique de manera obligatoria para los nuevos contratos.

Mientras tanto, el esquema de transición para los contratos existentes será diseñado por un “equipo conformado por prestigiosos economistas y abogados constitucionalistas y laboralistas”, detalla la propuesta.

¿Qué dicen las empresas?

La presidenta de la Cámara de Comercio de Quito, Mónica Heller, destaca que la propuesta de reforma (descargue el documento aquí)de la comisión gubernamental es un aporte valioso que ha permitido abrir una discusión sobre la sostenibilidad del IESS.

Heller destaca que la propuesta tiene aspectos positivos como la revisión del número de aportes y la forma de cálculo de la pensión, pero deja por fuera otras tres reformas relevantes.

Una de ellas es la gestión o administración del IESS para que sea transparente, técnica orden y eficiencia. Otra es la reforma al Biess para que sea generador de crecimiento económico y no solo el prestatario del Estado.

Y, por último, una reforma laboral que promueva el empleo formal, de manera que se pueda también aumentar el número de afiliados.

Mientras eso no se dé, Heller cree que no corresponde pedir una contribución a los empleadores para financiar la nueva jubilación patronal.

"Hacer aportes en saco roto no tiene ningún sentido. Hay que hacer mejoras en el orden, transparencia y gestión del IESS", explica Heller y añade que lo importante es sentarse a la mesa y llegar a acuerdos.

"Es un tema difícil, sensible, y requiere que todos cedan porque el sistema no es sostenible en el tiempo", concluye.

¿Y los trabajadores?

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) ha rechazado la propuesta de reforma planteada por la comisión gubernamental al señalar que es regresiva en los derechos.

Si el Gobierno avanza en la propuesta, el FUT anunció incluso que realizarán movilizaciones.