Pozo dice que otros USD 1.000 millones del FMI podrían llegar en 2021

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

6 May 2021 - 15:13

El ministro Mauricio Pozo durante su participación en el programa De frente Con El Presidente, el 31 de marzo en Manabí. - Foto: Presidencia.

Pozo dice que otros USD 1.000 millones del FMI podrían llegar en 2021

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

6 May 2021 - 15:13

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, afirmó que el Gobierno deja un país con una ruta clara, con un norte preestablecido y con apoyo internacional.

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, asegura que el próximo Gobierno podría recibir USD 1.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) por concepto de los Derechos Especiales de Giro, sin condicionamientos.

El desembolso se realizaría en este año, dijo el ministro.

Los Derechos Especiales de Giro (DEG) son activos potenciales que se pueden intercambiar por monedas de libre uso.

El FMI utiliza los DEG desde 1969 para complementar las reservas de los países miembros. Fueron creados para facilitar las transacciones y expandir los flujos comerciales y financieros, que antes se manejaban principalmente en dólares americanos y oro.

Estos recursos son diferentes a los previstos dentro del acuerdo entre el FMI y Ecuador, para acceder a un programa de crédito de USD 6.500 millones entre 2020 y 2022.

Pozo afirmó que los recursos por los derechos especiales de giro no fueron tomados en cuenta en las necesidades brutas de financiamiento de Ecuador en 2021, que ascenderían a USD 8.700 millones.

De ese total, USD 3.900 millones servirán para cubrir el déficit fiscal y el resto, es decir, USD 4.800 millones para cubrir los vencimientos de deuda interna y de los Certificados de Tesorería (Cetes), así como para cubrir atrasos.

Un país en orden, dice Pozo

En una rueda de prensa, Pozo dijo que el próximo Gobierno recibe un país en orden y con una deuda pública mejor estructurada. Pese a que existe un mayor volumen de endeudamiento en los últimos cuatro años.

“Pero esto, lejos de ser complicado ha sido un beneficio, y ha sido un beneficio porque si no hubiésemos reemplazado la falta de ingresos producto de la crisis con financiamiento externo (deuda), el impacto para la actividad económica habría sido mucho más alto”, dijo Pozo.

Solo en 2020, el país recibió USD 7.502 millones de los organismos multilaterales de crédito.

Entre marzo de 2017 y el mismo mes de 2021, la deuda pública ecuatoriana subió de USD 48.541 millones a USD 63.026 millones. Eso significa que en los últimos cuatro años, la deuda pública aumentó USD 14.485 millones.

Noticias relacionadas