Lunes, 20 de mayo de 2024
u

Subsidio de USD 20 millones para primera entrega de microcréditos al 1%

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

28 Dic 2021 - 0:05

La fusión entre CFN y BanEcuador busca crear un nuevo banco de desarrollo, el desafío es sanear las cuentas de dos instituciones que tienen problemas.

Oficina matriz de la Corporación Financiera Nacional (CFN), noviembre de 2021.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

28 Dic 2021 - 0:05

Oficina matriz de la Corporación Financiera Nacional (CFN), noviembre de 2021. - Foto: Twitter - CFN

La fusión entre CFN y BanEcuador busca crear un nuevo banco de desarrollo, el desafío es sanear las cuentas de dos instituciones que tienen problemas.

La mala salud de las entidades estatales Corporación Financiera Nacional (CFN) y BanEcuador ha llevado al Gobierno a intentar sanearlas mediante un proceso de fusión.

La idea de tener un solo banco público de fomento productivo, según Francisco Briones, subsecretario general de Gabinete, busca los siguientes objetivos:

  1. Sanear cuentas.
  2. Más eficiencia en la entrega de créditos.
  3. Colocar más créditos.
  4. Recuperar la cartera en mora (impaga).
  5. Capitalizar al nuevo banco para mejorar sus operaciones.

La entidad financiera que surja de la fusión se llamará Banco de Fomento Económico, el proceso empezará en febrero de 2022, según lo estableció la Ley de Desarrollo Económico que entró en vigencia el 29 de noviembre.

Microcrédito con subsidio

El principal objetivo es el impulso del crédito para el sector productivo, pero enfocado un poco más en microempresarios, emprendedores y pequeños productores, dice Briones.

Para ello, desde el 3 de enero de 2022 comenzará la entrega de microcréditos con una tasa de interés de 1% anual, un plazo de 30 años y un tope de crédito por cliente de USD 5.000.

Briones adelantó que el programa de financiamiento comenzará con unos USD 100 millones. Los recursos provendrán de BanEcuador.

La tasa de interés de 1% no cubre los costos de colocación de los microcréditos especiales, pues BanEcuador cobra 16% en este segmento, por lo que la reducción de 15 puntos deberá ser subvencionada por el Estado.

Para la primera etapa habrá una colocación de USD 100 millones, el Gobierno cuenta con USD 20 millones para subsidiar la tasa, aunque todo dependerá de la demanda de préstamos, explica Briones.

Cartera improductiva crece

Uno de los principales problemas que registra la CFN es el crecimiento sostenido de la cartera improductiva desde 2014.

Hasta noviembre de 2021, la CFN tenía USD 458 millones en este tipo de cartera, que son los créditos vencidos sujetos al pago de intereses por mora y por recargos.

El cobro de estos préstamos implica, además, acciones adicionales por parte de la entidad financiera, que puede llegar incluso a procesos de cobro coactivo.

Iván Andrade, presidente de la CFN, ha explicado que unos USD 354 millones de cartera improductiva se originaron por créditos otorgados en los años de 2014, 2016, 2017 y 2019.

Pese a eso, la tasa de morosidad oscilaba en esos años entre 5% y 9%. "Si no transparentamos (los datos) terminamos con índices que pueden lucir bien, pero no son la realidad", afirma Andrade.

La tasa de morosidad subió desde 2019 y ya para noviembre de 2021 se ubicó en 28%, según la Superintendencia de Bancos.

Según la CFN, los problemas de la cartera improductiva se registran con 33 clientes, de Quito, Guayaquil y Manta.

Errores del pasado

La fusión entre la CFN y BanEcuador sería el segundo intento del Estado para reconstruir una banca pública de fomento productivo.

En mayo de 2016, el Banco Nacional de Fomento (BNF) entró en liquidación para crear un nuevo banco ‘saneado’, que fue BanEcuador.

El BNF en liquidación se quedó con la cartera mala o E y una parte de la cartera reestructurada, Y el nuevo BanEcuador se llevó la cartera con mejor calificación, los depósitos, los activos y los pasivos del BNF.

El BanEcuador cerró 2016 con un indicador de morosidad del 8%, que logró posicionar por debajo del 4% entre 2017 y 2018.

Según Santiago Campos, gerente de esa entidad pública en esos años, se hizo una gestión técnica para la gestión de cobro y con productos financieros que tenían tasas bajas, pero que cubrían los costos.

Sin embargo, desde 2019 la morosidad creció de manera sostenida hasta cerrar en 18,4% en noviembre de 2021.

Según datos oficiales, entre mayo de 2016 y el 22 de diciembre de 2021, BanEcuador colocó 845.834 operaciones de crédito. De ellas, unas 343.000 están como deudas vigentes por pagar y de esas un 20% está con algún problema en la puntualidad de sus pagos.

Mauricio Salem, gerente de esta institución pública, explicó que se están tomando medidas que harán que mejoren los índices del banco.

Briones acota que en esta administración se están "recomponiendo" los procesos de ambos bancos para tener una "gestión adecuada" de colocación y de cobro de créditos y, de esa manera, evitar los errores del pasado.

Nuevos perdones

La Ley de Desarrollo Económico establece que, mediante Decreto, se podrán condonar los créditos de hasta USD 10.000 en la banca pública, que sean considerados irrecuperables. Eso incluye a BanEcuador.

Rubén Flores, expresidente de BanEcuador entre 2017 y 2018, cree que es fundamental para un país tener un banco de fomento productivo, pero las políticas clientelares conducen a una operación ineficiente.

El exfuncionario considera, por ejemplo, que las continuas condonaciones de deuda que debía hacer el BNF a sus deudores fueron una de las causas que llevaron a la quiebra a ese banco.

Desde 1985 hasta 2018 hubo 13 condonaciones para los deudores de BNF por distintos motivos y no solo fueron a los intereses, las multas y los recargos adeudados, sino también se perdonó el capital a "clientes privilegiados", apuntó Flores.

Incluso se hicieron tres condonaciones mientras el BNF ya se hallaba en liquidación.