La cobertura del seguro de desempleo aumentó 120% en la pandemia

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

19 Abr 2021 - 0:05

Un trabajador informal en el centro norte de Quito, el 16 de abril de 2021. - Foto: API:

La cobertura del seguro de desempleo aumentó 120% en la pandemia

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

19 Abr 2021 - 0:05

Según el IESS, unas 56.400 personas se beneficiaron del seguro de desempleo en 2020. Pese a que hubo más beneficiados con respecto a 2019, la OIT aconseja al país mejorar el diseño y estructura de esta prestación.

El Seguro de Desempleo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) aumentó su desempeño en un 120% en 2020. Esto ocurrió en medio de la pérdida de fuentes de empleo, la crisis económica y la pandemia de coronavirus.

Según cifras del IESS, el año pasado 56.400 personas accedieron a este seguro, de los cuales el 45% eran mujeres y el 55% eran hombres.

El seguro de desempleo es una prestación económica vigente desde 2016 para proteger a los afiliados del IESS, que se quedan sin trabajo durante un periodo de hasta seis meses.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que el seguro es uno de los mecanismos en Ecuador que cumple “un papel fundamental” de protección ante el aumento del desempleo.

Sin embargo, la OIT advierte que si el seguro de desempleo contara con “un diseño adecuado” podría ayudar a mitigar los impactos de la pérdida de un trabajo, en el consumo de los hogares, y en los sectores vulnerables.

“En momentos de necesidad el seguro cumplió su objetivo. Algunas cifras muestran que todavía su estructura puede mejorarse y eso ayudará a mejorar su cobertura”, afirma Pablo Casali, especialista en protección social de la oficina de la OIT para los países andinos.

Los beneficiarios de este seguro son pocos si se considera que en el país existían 477.412 desempleados hasta febrero, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Capacitación mientras se recibe el seguro

Por otra parte, la OIT plantea varios retos a las autoridades ecuatorianas para fortalecer la estructura y cobertura del seguro de desempleo.

El primer reto consiste en mejorar las políticas laborales para la reinserción del desempleado en el mercado laboral.

Casali también considera que se debe promover la capacitación de los desocupados mientras reciben el seguro de desempleo.

“Eso les permitirá no perder las habilidades que el mercado laboral requiere”, dice Casali.

Pero eso no es todo. Respecto a la estructura en la cobertura, el reto de las autoridades ecuatorianas está en reconocer todas las formas de desempleo.

Según Casali, otro desafío incluye la opción de reducir las altas cifras de informalidad que existen en el país.

De acuerdo con la encuesta del INEC, el 46,3% de las personas empleadas estaba en el sector informal hasta febrero de 2021.

Una de las alternativas para reducir esta cifra es afiliar al Seguro Social a los trabajadores independientes. “Este grupo se encuentra ante un escenario de desprotección severa”, señala Casali.

Reducción del presupuesto

El Seguro Social prevé recaudar USD 151,2 millones para cubrir el seguro de desempleo este año. Eso significa un 42,2% menos frente al presupuesto inicial de 2020, que fue de USD 261,9 millones.

De los 151,2 millones del seguro de desempleo para 2021, alrededor de USD 114 millones saldrán de los aportes de trabajadores y empleadores. Y el resto será financiado con las rentas y las inversiones del IESS, así como por las multas que se cobre a los empleadores que no paguen a tiempo la contribución para dicha prestación.

¿Por qué hay menos dinero para los desempleados? La reducción presupuestaria de este seguro se sustenta en la resolución 609 del IESS, aprobada en 2020.

En esta resolución se establece que, desde enero de 2021, la tasa de cotización del seguro de desempleo sufrirá una disminución del 1% al 0,5% mensual, con el propósito de financiar los sobresueldos de los jubilados del IESS.

Noticias relacionadas