Apenas dos de cada 10 trabajadores del campo tienen un empleo adecuado

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

24 Mar 2021 - 0:05

Personas trabajan en el campo en la Sierra ecuatoriana, en 2021. - Foto: Ministerio de Agricultura/Twitter

Apenas dos de cada 10 trabajadores del campo tienen un empleo adecuado

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

24 Mar 2021 - 19:31

En las zonas rurales de Ecuador casi un tercio de la población vive con menos de USD 2 al día, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En Ecuador apenas un tercio de la población económicamente activa (PEA) tiene un empleo adecuado, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Esa realidad empeora en el campo. En las zonas rurales solo el 20% de quienes son parte de este grupo poblacional tiene un empleo adecuado. Eso significa 523.0052 personas, señala el reporte publicado el 22 de marzo de 2021.

Gran parte del deterioro del mercado laboral rural es consecuencia de la pandemia de Covid-19. Entre el 16 de marzo de 2020 y el 4 de marzo de 2021 en los sectores de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca se perdieron 30.418 empleos adecuados, según el Ministerio de Trabajo.

El INEC considera que una persona tiene un empleo adecuado o pleno cuando trabaja 40 horas a la semana y recibe, por lo menos, el salario básico, que en 2021 es de USD 400 al mes.

También forman parte de esta categoría las personas con empleo que perciben ingresos laborales iguales o superiores al salario mínimo, o quienes trabajan menos de 40 horas a la semana y no buscan trabajar más.

La PEA está compuesta por personas mayores de 15 años de edad que tienen un empleo o no, pero estaban dispuestas a trabajar.

El empleo es inadecuado

Que solo dos de cada 10 trabajadores de áreas rurales tengan un empleo adecuado significa que la mayoría está subempleada, tiene un trabajo precario o está en el desempleo.

Un 34% de los trabajadores del campo tiene otro empleo no pleno.

El empleo no pleno, según el INEC, es una categoría que comprende a las personas que trabajan menos horas y perciben ingresos inferiores al salario mínimo, pero no tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales.

A eso se suma que un cuarto de la PEA de las áreas rurales está subempleado.

Que una persona esté en el subempleo significa que percibe ingresos inferiores al salario mínimo o trabaja menos de la jornada legal, pero sí tienen el deseo y disponibilidad de trabajar más.

Este último es el caso de Marco Angulo, quien produce aguacates en la parroquia Chugá, en la provincia de Imbabura. Angulo afirma que en el último año sus ingresos han caído por debajo del salario básico porque la producción ha disminuido por los daños que ha ocasionado el invierno y por la reducción de la demanda.

Un estudio del Ministerio de Agricultura sostiene que los ingresos del 23% de los productores agrícolas se contrajo por la pandemia.

Según el INEC, el 21% de la PEA de las zonas rurales tiene un empleo sin salario. Son los trabajadores no remunerados del hogar, trabajadores no remunerados en otro hogar y ayudantes no remunerados de asalariados o jornaleros.

En resumen el 78% de los trabajadores del campo tiene un empleo inadecuado, como se califica al empleo no pleno, al subempleo y al empleo no remunerado.

Si se analiza todo el país, es decir se toma en cuenta a las zonas rurales y urbanas, el 60% de los trabajadores tiene un empleo inadecuado, según el INEC.

Por último el 3% de los trabajadores del campo está desempleado. En Ecuador la tasa de desempleo en general no es tan elevada porque las personas buscan un medio de subsistencia ante la falta de un seguro de desempleo nacional.

Desde 2016 en el país existe solo el seguro de desempleo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que, actualmente, es válido para los afiliados bajo relación de dependencia.

Menos trabajo, más pobreza

La falta de un empleo adecuado en las zonas rurales del país se traduce en más pobreza.

En el campo la pobreza alcanzó al 47,9% de la población y la pobreza extrema el 27,5%, según el último reporte del INEC sobre pobreza, publicado en diciembre de 2020.

En cambio la pobreza en el área urbana llegó al 25,1% y la pobreza extrema a 9%.

Según el INEC, se considera que una persona está en condición de pobreza si percibe un ingreso familiar per cápita inferior a USD 84,05 mensuales y en situación de pobreza extrema si percibe menos de USD 47,37 al mes.

Eso significa que en el campo casi una tercera parte de la población vive con menos de USD 2 al día.

En ese contexto, el Ministerio de Agricultura ha diseñado el Plan Nacional Agropecuario para generar empleo adecuado en las áreas rurales. Piensa hacerlo a través de la producción y exportación de nuevos alimentos. Aunque lograrlo tomará tiempo, según esa Cartera de Estado.

La meta es que el empleo adecuado crezca 40% en los próximos 10 años. El plan también contempla la reducción del 25% de la pobreza en las áreas rurales, lo que también se alcanzaría en la próxima década.

Noticias relacionadas