Jueves, 25 de abril de 2024
El Guapo de la Barra
El primer fracaso de Isaac Álvarez en Liga: el Flu ¿y Esteban Paz? se ríen a carcajadas

El presidente de Liga de Quito, Isaac Álvarez, se anota un fracaso en el inicio de su gestión. El fantasma de Esteban Paz lo perseguirá.

Isaac Álvarez y Josep Alcácer en la presentación del nuevo cuerpo técnico, 12 de enero de 2024.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

29 Feb 2024 - 22:34

Isaac Álvarez y Josep Alcácer en la presentación del nuevo cuerpo técnico, 12 de enero de 2024. - Foto: Daniela Romero / Primicias

El presidente de Liga de Quito, Isaac Álvarez, se anota un fracaso en el inicio de su gestión. El fantasma de Esteban Paz lo perseguirá.

Para la historia, quedará que la era de Isaac Álvarez al frente de Liga comenzó con una Recopa amarga, tras un partido de local con estadio lleno, pero con el acervo deportivo vacío. Y el partido de revancha fue indigno para el campeón de Ecuador.

Perder es posible dentro del fútbol y, para la final de la Recopa, Liga de Quito no era el equipo favorito. Esa es la verdad. Pero tampoco estaba en los libretos que los albos fuesen tan ultraconservadores. ¿Quién es el técnico?, ¿Javier Milei?

El entrenador español Josep Alcácer no regaló la pelota en Río de Janeiro. Fue peor. La desconoció. Sus muchachos no vieron el balón, se movieron como si el principal instrumento del fútbol no existiera.

Liga, el equipo más importante de Ecuador, saltó a la cancha del Maracaná solamente a pisar el césped y a jugar rugby, a contener a los rivales y a que el reloj avanzara. Qué vergüenza pretender ganar un título de esa manera. No se vio ni siquiera una jugada preparada.

Este hundimiento golpea fuertemente a Isaac Álvarez, que eligió a un estratega español sin carnet de cancha y sin experiencia en Primera categoría, un hecho inédito en la historia del equipo de la Casona. Además, no contar con Facundo Rodríguez fue responsabilidad de la dirigencia.

Lo más terrible para Isaac Álvarez es que no pudo comenzar a despegarse del fantasma de Esteban Paz. Al contrario, al haber perdido la Recopa tendrá la constante recordación de que Paz, pese a sus yerros, siempre terminaba con alguna copa digna de celebrarse en Plaza de las Américas.

Lo bueno para Álvarez es que Liga tiene dos competiciones más para recuperarse y son de largo aliento. Pero, si no se eleva el nivel de juego para la Copa Libertadores y la LigaPro, el presidente de Liga no dejará de escuchar las carcajadas de Fluminense ni tampoco las de Esteban Paz.