La acumulación de penas podría favorecer a Glas y a ‘Capaya’

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

12 Mar - 0:05

Jorge Glas y Carlos Pareja Yannuzzelli durante la inauguración de la refinería de Esmeraldas, en 2015. - Foto: Vicepresidencia del Ecuador

La acumulación de penas podría favorecer a Glas y a ‘Capaya’

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

12 Mar - 0:05

El exvicepresidente Jorge Glas y el exministro Carlos Pareja Yannuzzelli tienen varias acusaciones por corrupción y ambos ya han sido sentenciados, pero la ley podría impedir que cumplan todas sus penas.

Este jueves 12 de marzo de 2020, Jorge Glas y Carlos Pareja Yannuzzelli, alias ‘Capaya’, volverán a sentarse frente al estrado. Esta vez, los dos serán juzgados en el caso Singue.

El juicio se instalará a las 16:00 en la Corte Nacional de Justicia.

Este caso nació de un examen especial hecho por la Contraloría General del Estado. La auditoría investigó el contrato de prestación de servicios para la exploración y explotación de hidrocarburos en el Bloque Singue, ubicado en Sucumbíos.

El informe de la Contraloría detalló irregularidades en la negociación y firma de convenios. 15 personas, incluyendo a Glas y a Pareja Yannuzzelli, fueron acusados de peculado por la Fiscalía.

La Fiscalía presentó 120 elementos de convicción y anunció la presentación de 166 pruebas en el juicio. El objetivo es demostrar que con esa operación hubo un perjuicio de USD 28,5 millones para el Estado.

Además de Glas y ‘Capaya’, en la lista de acusados aparecen el exministro de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pástor; y su hija Silvana, quien es la representante legal de Gente Oil, a la que la fue adjudicada el bloque.

¿Más penas para Glas y ‘Capaya’?

Dentro de los numerosos casos de corrupción que involucran al gobierno de Rafael Correa, la mayoría se relaciona con los denominados sectores estratégicos que fueron dirigidos por el exvicepresidente Jorge Glas.

Uno de los primeros casos en explotar fue el de Petroecuador, relacionado con los sobreprecios en la repotenciación de la Refinería de Esmeralda. En ese proceso uno de los involucrados fue Pareja Yannuzzelli, un funcionario cercano a Correa y Glas.

Solo por ese caso, ‘Capaya’ recibió cinco sentencias por distintos delitos. Sus penas suman 37 años y ocho meses de prisión.

En el caso Singue se persigue un presunto peculado. Y como los hechos ocurrieron en 2012, antes de la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (COIP), el delito se juzgará con el Código Penal derogado.

En esa norma, este tipo penal era sancionado con penas de entre ocho y 12 años. Es decir, si ‘Capaya’ es sentenciado con la máxima pena podría acumular sentencias por 49 años y ocho meses de cárcel.

Además, Pareja tiene 28 indagaciones previas abiertas en la Fiscalía y consta en más de 50 informes con indicios de responsabilidad penal de la Contraloría. Por lo que podría ser objeto de nuevos juicios y sentencias.

En el caso de Glas, por el momento, está cumpliendo una sentencia de seis años por asociación ilícita, por el caso Odebrecht.

Además forma parte de los acusados en el caso Sobornos 2012-2016. En ese proceso, la Fiscalía pidió para Glas y otras 16 personas una sentenciad de ocho años de cárcel.

Al igual que ‘Capaya’ se expone a 12 años más por el caso Singue.

De concretarse las dos nuevas sentencias, el exvicepresidente podría acumular penas por 26 años. Además, Glas tiene indagaciones previas por otros 17 procesos judiciales que, eventualmente, también podrían convertirse en sentencias.

Acumulación de penas favorable

El Código Orgánico Integral Penal establece que el máximo de acumulación de penas para una persona es de 40 años.

Sin embargo, en la misma norma hay una subregla. Esta ordena que la suma de las condenas de una persona no puede ser mayor al doble de la pena más alta.

Eso significa que si Glas y Pareja son sentenciados a 12 años por el caso Singue, ninguno podría pagar más de 24 años de cárcel, independientemente de cuanto sumen todas sus penas.

En el caso de Pareja eso podrían bordear los 50 años.

La mayoría de los delitos por corrupción que se están juzgados a los exfuncionarios del correísmo fueron presuntamente cometidos antes de la vigencia del COIP, por lo que las sentencias se computan con el Código Penal derogado.

En esa norma, no existía la subregla sobre la mitad de la pena más alta, sino que se aplicaba la figura de la absorción. Es decir, los procesados cumplen únicamente la pena más grave, que absorbe a las demás.

En el caso de Glas y ‘Capaya’, si son sentenciados por Singue, tendrían que permanecer presos únicamente 12 años, sin importar las suma de sus demás penas.

El penalista Pablo Encalada explica que una vez computada la sentencia a cumplir, de acuerdo a las reglas de la acumulación de penas, los sentenciados pueden aplicar a los beneficios penales como la prelibertad.

Esta opción ya es considerada por la defensa de Glas. Así lo aseguró a PRIMICIAS, uno de sus abogados en enero de 2020.

Con el COIP, para acceder a la prelibertad, los sentenciados deben cumplir el 60% de la pena. Con el Código Penal derogado, que es la norma que se ha utilizado para los procesos, solo se requiere el 40% de la pena.

Es decir, si se llega a concretar una sentencia por el caso Singue y Glas y Capaya se acogen a la prelibertad con el Código Penal anterior, tendrían que cumplir solo cuatro años y nueve meses de prisión.

Glas cumplirá ese tiempo en julio de 2022 y Capaya lo haría en junio de ese mismo año.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas