Las alianzas mueven el tablero político y superan a las decisiones de las primarias

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

31 Ago 2020 - 0:03

Las alianzas mueven el tablero político y superan a las decisiones de las primarias

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

31 Ago 2020 - 9:44

Las agrupaciones políticas pueden inscribir sus alianzas electorales ante el CNE hasta el jueves 3 de septiembre. Es la última fecha para modificar candidaturas.

Las organizaciones políticas tienen plazos distintos para completar dos procesos importantes en el camino hacia las elecciones generales de febrero de 2021. El primero fue la elección de candidatos en procesos de democracia interna y el segundo termina este jueves con la inscripción de alianzas electorales.

Al haberse cerrado primero las elecciones primarias, donde 19 partidos y movimientos nacionales eligieron a sus precandidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República, queda abierta una ventana para que las alianzas modifiquen esas decisiones.

Ya que los acuerdos con una o varias organizaciones políticas pueden requerir el cambio de las listas de candidatos, sea de los binomios presidenciales o de los asambleístas, que deben respetar además la paridad de género.

El Código de la Democracia señala en su artículo 325 que la inscripción de alianzas electorales deberá constar de un acuerdo en el que se señale:

  • Los órganos de dirección y sus competencias
  • Los mecanismos de selección de candidatos.
  • La designación de sus directivos.
  • La distribución del fondo partidario permanente entre las organizaciones que la conforman.

Es decir, la democracia interna queda reducida a un trámite, que puede ser sobrepasado por las autoridades de los partidos y movimientos al momento de decidir los acuerdos posteriores.

El escenario al momento

De entrada, no todos han aceptado aún las candidaturas. Esto deben hacerlo personalmente ante una delegación del Consejo Nacional Electoral (CNE), hasta 10 días después de la nominación.

Hay cinco aspirantes que ya lo han hecho:

  • Guillermo Lasso (Creo)
  • Gustavo Larrea (Democracia Sí)
  • Andrés Arauz (Centro Democrático y Fuerza Compromiso Social)
  • Gerson Almeida (Ecuatoriano Unido)
  • Fabricio Correa (Justicia Social)

Hay dos que se quedaron sin fórmula inmediatamente y que no han confirmado los reemplazos de sus candidatos a Vicepresidente: Yaku Pérez (Pachakuitk) y Miguel Salem Kronfle.

Aunque Pérez anunció este domingo que completó el binomio con una mujer guayaquileña: Virna Cedeño.

Y otros dos advirtieron que están meditando la situación y no saben si aceptarán la nominación: Juan Fernando Velasco (Ruptura/Construye) y Washington Pesántez (Unión Ecuatoriana).

Y, en cuanto a las alianzas mismas, las únicas anunciadas oficialmente son dos:

Hay una tercera opción: Pachakutik y Unidad Popular. Este último ha garantizado, incluso como decisión tomada en sus elecciones primarias, el respaldo al candidato del movimiento indígena. Pero esto debe ratificarse, ya que Pachakutik no logra superar sus disputas internas.

Lo que se ventila en el tablero electoral

En todas las tendencias llaman a no dispersar el voto, debido a la enorme cantidad de precandidatos. La primera división está entre los correístas y los no correístas, sin importar la línea política.

Andrés Arauz, que forma binomio con Rafael Correa, es el único que tiene la alianza que lo aúpa consolidada.

Los demás se debaten en la imposibilidad de alcanzar acuerdos. Todos llaman a la unidad, a crear frentes electorales, pero al momento de ceder candidaturas personales son pocos los que dan un paso al costado.

Por ejemplo, está Guillermo Celi (SUMA), que ya anunció que no cederá su candidatura y que no se juntarán con otras agrupaciones para la contienda electoral. Pero que dice tener una política de diálogo y que está “seguro que se vendrán muchas sumatorias” a apoyar su candidatura.

Algo similar pasa con Guillermo Lasso (Creo), que llamó a la unidad y al día siguiente fue a aceptar su candidatura ante el CNE. Dijo que está dispuesto a dialogar con el líder del Partido Social Cristiano (PSC), pero desde el movimieto dijeron que no quieren hablar con la candidata Cristina Reyes, sino con Jaime Nebot en persona.

Mientras que Reyes sí ha reiterado que está dispuesta a declinar su candidatura para llegar a acuerdos en beneficio del país, para “no desprestigiar la democracia” con la dispersión y “no hacerle el juego” al correísmo.

El único en hacer una propuesta concreta, que incluye su candidatura, es César Montúfar, candidato por la Concertación y el Partido Socialista.

Las candidaturas se seguirán oficializando en estos días y son pocas las señales que apuntan a que las alianzas existentes crezcan o aparezcan nuevas. Tal vez sea más probable que haya candidatos que finalmente no inscriban sus perfiles.

Noticias relacionadas