Uno de estos 20 aspirantes podría presidir la Asamblea el próximo periodo

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Sep 2020 - 0:05

Uno de estos 20 aspirantes podría presidir la Asamblea el próximo periodo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

5 Oct 2020 - 15:24

El legislador nacional más votado dirigirá la primera sesión el 14 de mayo de 2021. Y de entre los 15 legisladores nacionales suele elegirse al titular de la Función para los dos primeros años.

Hay 20 listas con 300 aspirantes para las 15 curules nacionales de la Asamblea. Es decir, no todos los partidos y movimientos políticos obtendrán uno de esos puestos. Y es, precisamente, de entre los legisladores nacionales que se escoge -por tradición y no por una norma expresa- al presidente de la función Legislativa.

La primera sesión, que es autoconvocada para el 14 de mayo posterior a la elección, es presidida por el legislador más votado, acompañado de los dos siguientes.

Y en esa primera plenaria, los 137 legisladores escogerán a sus autoridades, con la mayoría absoluta de votos (71). Especialmente a los siete miembros del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Y es ante el titular de la Asamblea, elegido en esa sesión, que el presidente de la República electo tomará posesión del cargo y juramento 10 días después, el 24 de mayo.

Entre los 300 aspirantes a legisladores nacionales hay rostros políticamente conocidos, así como 38 asambleístas que buscarán la reelección y 10 exlegisladores quieren volver al Parlamento.

Sin embargo, son quienes encabezan las listas lista quienes tienen más oportunidades de obtener una curul. Especialmente ahora que la votación será cerrada, es decir ‘en plancha’: Solo las listas más votadas tendrán posibilidad de ‘meter’ más de un legislador.

PRIMICIAS le presenta los perfiles de quiénes encabezan las 20 listas nacionales y de entre quienes podría salir el próximo presidente del Legislativo:

Aunque las listas de candidatos que aceptaron las nominaciones aún tienen que ser calificadas por la autoridad electoral, para llegar a la papeleta de febrero, las candidaturas descalificadas suelen ser pocas.

El escenario para el próximo periodo legislativo dependerá de la dispersión de los votos y la cantidad de bloques que puedan conformarse en la Asamblea, para obtener el respaldo suficiente para nominar autoridades y negociar las presidencias de las mesas permanentes.

Y quien dirige el Parlamento cada dos años tiene la atribución de convocar, instalar, presidir, dirigir, suspender y clausurar las sesiones del Pleno y del Consejo, proponer el orden del día, ordenar las votaciones, someter al trámite correspondiente los proyectos de ley, acuerdos, resoluciones, informes, mociones y demás.

Es decir, el titular de la Asamblea puede acelerar o demorar procesos, como sucedió con los pedidos de juicio político en contra de los ministros de Finanzas y Gobierno, que llevaban hasta más de un año sin tramitarse.

Por lo que a las agrupaciones políticas no les alcanzará con ganar la Presidencia de la República el próximo año. Ya que la relación entre el principal del Legislativo y del Ejecutivo será clave para tramitar los cambios legales que el próximo gobierno requiera.

Noticias relacionadas