Los partidos grandes se resisten a una reforma electoral que modifica el reparto de votos

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

11 Sep - 19:32

El Pleno de la Asamblea Nacional en sesión. - Foto: AN

Los partidos grandes se resisten a una reforma electoral que modifica el reparto de votos

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

11 Sep - 19:32

El cambio generaría mayor representación de las minorías y, por lo tanto, complicaría a los partidos más votados tener una mayoría arrasadora en la Asamblea. El Legislativo retomará el debate hoy.

El posible cambio en el método de asignación de escaños está entre las reformas más importantes que se han planteado para el Código de la Democracia.

Pero, una modificación en el mecanismo que se usa para asignar los puestos en la Asamblea Nacional y la eliminación de las circunscripciones en las provincias más grandes (Guayas, Pichincha y Manabí) cambiaría radicalmente la forma en la que el Legislativo se compone.

O, por lo menos, cómo ha funcionado en los últimos años.

La Constitución de 2008 estableció que el método conocido como D’Hondt se debía utilizar para transformar los votos en escaños de la Asamblea. Ese método había sido declarado inconstitucional por el extinto Tribunal Constitucional. 

D’Hondt beneficia a los dos partidos más votados. Esto, combinado con que las provincias grandes fueron divididas en circunscripciones pequeñas (de máximo 5 escaños), resulta en un Legislativo con mayorías aplastantes, como la de 2013. Ese año, Alianza PAIS obtuvo 100 curules sin necesidad de acuerdos en la Asamblea

Por eso, la propuesta de los cinco consejeros del CNE -separados en mayoría y minoría- es devolver la proporcionalidad al sistema de representación. ¿Cómo? Que se elimine la división en circunscripciones de las provincias grandes y que los escaños se asignen con el método Webster, que brinda mayor espacio a las minorías.

PRIMICIAS elaboró una simulación de cómo habría quedado la actual Asamblea actual si estas dos reformas se hubieran aplicado en las elecciones de 2017. En ese escenario, PAIS pierde 16 legisladores y Adelante Ecuatoriano Adelante (el ex PRIAN, de Álvaro Noboa) conseguiría una curul.

Haga click en los botones de la parte superior izquierda para ver las diferencias entre la asignación de escaños real y la simulada.

Así, la Asamblea incluiría una buena participación de los partidos de izquierda que conformaron el Acuerdo por el Cambio: Izquierda Democrática, Pachakutik, Unidad Popular. Fuerza.EC (el ex PRE, de Abdalá Bucaram) también obtendría más curules.

Para que estos cambios se apliquen en las elecciones de 2021, cuando se deberá escoger a los miembros de una nueva Asamblea, las reformas deberán estar vigentes hasta febrero de 2020.

El conflicto también está en qué reformas entran en el segundo debate

El cambio en las circunscripciones y en el método de asignación de escaños no son parte del informe para segundo debate que el pleno de la Asamblea retomará hoy.

Entre los asambleístas no hay consenso si estas reformas, planteadas por el CNE, pueden ser incluidas como “insumos” para el segundo debate o si deben comenzar el trámite legislativo desde cero.

El problema está en que esos temas no eran abordados en el proyecto original, por lo que incluirlos en el segundo debate puede generar vicios en la forma de aprobación de las reformas

La presidenta de la Comisión de Justicia, Ximena Peña (Alianza PAIS), considera que los cambios sí se pueden incluir. Sin embargo, hay legisladores de esa misma mesa legislativa que no opinan de la misma manera.

El fondo está justamente en que los partidos más grandes se verían afectados negativamente con esta propuesta.

Y dado que Alianza PAIS perdió fuerza en las últimas elecciones seccionales, mientras que el PSC y Fuerza Compromiso Social salieron fortalecidos, estos pueden ver con buenos ojos que el Código de la Democracia se mantenga igual en lo relacionado con la asignación de escaños.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas