En la Asamblea todos se quieren ‘subir’ a las reformas, pero atropelladamente

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

3 Sep - 0:05

El 6 de agosto la Asamblea continuó el primer debate de reformas al Código Orgánico Integral Penal. - Foto: Flickr Asamblea

En la Asamblea todos se quieren ‘subir’ a las reformas, pero atropelladamente

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

3 Sep - 0:05

Los proyectos de reformas legales siguen llegando, mientras los procesos importantes (electorales, penales y judiciales) están a puertas de su segundo debate. Las propuestas de última hora podrían entrar como “insumos” y abrir la puerta a la inconstitucionalidad.

El Legislativo lleva a cuestas dos intensos debates de reformas legales: las electorales y las penales. Para el primero se unificaron 12 iniciativas, para el segundo fueron una veintena.

A esto se suma el debate sobre las reformas al Código de la Función Judicial. Precisamente, ayer, el secretario Anticorrupción, Iván Granda, presentó un proyecto del Ejecutivo en la materia.

La Comisión de Justicia, presidida por la oficialista Ximena Peña, tiene entre sus manos las tres reformas:

  • Al Código Orgánico Integral Penal (COIP)
  • Al Código de la Democracia
  • Al Código de la Función Legislativa

Todos ellos están listas para segundo debate en el Pleno del Legislativo. Sin embargo, Peña dijo que la última iniciativa presidencial podría tomarse como insumo para el informe de segundo debate de las reformas judiciales. Para ahorrar tiempo y no tratarlo como un nuevo proyecto, desde cero.

El presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, también recordó la existencia de esa vía rápida, pero en el área penal. Por ejemplo, el proyecto de ley anticorrupción del Ejecutivo se incluyó en el debate del COIP. Esta decisión fue aprobada por el pleno.

Aprovechando ese escenario, el secretario presidencial Granda recordó que el Ejecutivo trabaja también en varias reformas electorales, dentro del Acuerdo Nacional 2030. Esto pese a que la Asamblea podría tratar el segundo debate de este tema en las próximas dos semanas, como anunció Litardo.

Insumos para los informes legales

El constitucionalista y exlegislador Luis Fernando Torres explica que sí se pueden tomar proyectos de leyes como “insumos” para otras. Siempre y cuando traten sobre el mismo tema.

En el proceso de creación de leyes, las iniciativas se unifican antes del primer debate. Precisamente para que las comisiones legislativas puedan darles forma y recibir más insumos de todos los actores políticos y sociales.

Se trata de un tema de seguridad jurídica, según Torres, por lo que no está permitido incluir temas totalmente nuevos en el segundo debate. Esto podría dar pie a demandas de inconstitucionalidad por la forma del trámite de las leyes.

Fue lo que sucedió con la Ley de Comunicación, en 2013, donde en el segundo debate el ponente incluyó temas nunca antes tratados. Aunque en ese entonces, la Corte Constitucional, ahora cuestionada por sus decisiones, dio de baja las demandas.

Durante el segundo debate el o la ponente podrá incorporar cambios al proyecto de ley que sean sugeridos en el Pleno.

Ley Orgánica de la Función Legislativa

Torres enfatiza que la creación de leyes permite ampliar o modificar los informes que se tratan en las comisiones y en el mismo pleno. Pero sin incluir temas que inicialmente no hayan estado mencionados en el o los proyectos originales.

Esto podría suceder en varios casos. El más evidente es el de las reformas al Código de la Democracia. El proyecto para segundo debate está listo desde el 27 de diciembre de 2017. Pero la Asamblea continúa recibiendo propuestas electoral y políticamente decisivas.

Una de ellas es la modificación del método de asignación de escaños. Pero ese tema no se trata no se ha mencionado en ninguno de los dos informes. Las reformas actuales se concentran principalmente en aclara algunos vacíos legales, eliminar las juntas intermedias y mejorar el control del gasto electoral.

Así, las leyes que el Legislativo quiere aprobar rápidamente en un solo paquete podrían declinar, si incluyen temas imprevistos, en manos de los jueces constitucionales para que determinen su futuro.

Noticias relacionadas