Unos de frente y otros de lado: ya empiezan a aparecer los candidatos presidenciales

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

18 Sep - 0:05

Las elecciones presidenciales de 2021 empiezan a tomar rostro - Foto: Orfaith Rivera

Unos de frente y otros de lado: ya empiezan a aparecer los candidatos presidenciales

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

18 Sep - 8:08

A menos de dos años para las elecciones presidenciales de 2021 ya hay cuatro figuras que han expresado su interés directo de participar en los comicios, mientras que otros coquetean con la idea y un tercer grupo ha sido nominado. La sorpresa es el “candidato” de Rafael Correa.

Ecuador ya empieza a vivir un ambiente preelectoral, aunque oficialmente el Consejo Nacional Electoral (CNE) aún no abre el periodo de campaña.

Suenan varios nombres y hay cuatro figuras políticas que ya recorren el país y se suben a las tarimas: Guillermo Lasso del movimiento CREO, Jaime Nebot del Partido Socialcristiano (PSC), Andrés Páez del movimiento Nosotros, y Marcel Jiménez del Movimiento Cristiano.

Y por lo menos otras siete figuras coquetean con la idea de entrar a la carrera por llegar al Palacio de Carondelet.

¿Antes de tiempo?

¿Por qué parece que la precampaña presidencial llegó antes que otros años? Mauricio Maldonado, profesor de filosofía en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), asegura que este fenómeno político no es nuevo.

“En la época de Correa ya se vivía un ambiente preelectoral, y la discusión era si Glas o Moreno serían el candidato”, recuerda Maldonado.

Según el docente de la USFQ, los políticos anticipan sus candidaturas para “probar” el terreno y ver cuánta gente logran sumar.

Francisco Huerta Montalvo, político y exalcalde de Guayaquil, explica que la precipitación de la precampaña obedece a la creencia “de que quien arranca primero, llega primero“.

“Obviamente están dándose una vuelta preelectoral, para que no se considere como gasto, la hacen como gira”

Francisco Huerta, analista político, sobre los recorridos de Guillermo Lasso y Jaime Nebot.

Hasta el momento solo Guillermo Lasso ha confirmado su candidatura presidencial.

Jaime Nebot aún no toma una decisión, aunque en cada conversación con los alcaldes del PSC dice que aspira a llevar “el modelo de desarrollo del Municipio de Guayaquil a nivel nacional”.

Las cartas están en la mesa

El despistado… 

La tarde de ayer, Bolívar Armijos anunció que será precandidato a la presidencia de la República. Su binomio será Rafael Correa:

Los abusos de la precampaña 

Tanto Huerta como Maldonado temen que en este escenario de precandidaturas haya abusos electorales.

Huerta califica de irresponsable que existan presuntos candidatos sin que estén claras las reglas del juego electoral, porque la Asamblea aún está debatiendo las reformas al Código de la Democracia.

Para que esas eventuales modificaciones legales funcionen en 2021 deberían ser aprobadas un año antes de los comicios.

En esa línea Huerta estima que hay problemas urgentes por resolverse: la depuración del padrón electoral, el financiamiento de los partidos y la recolección de firmas de los movimientos para tener vida política.

Los cuatro actores

Paulina Recalde, de la consultora de Perfiles de Opinión, indica que en este panorama preelectoral se han identificado cuatro actores: PSC (Partido Socialcristiano), CREO, correísmo y el oficialismo.

Según Recalde, tanto Nebot como Lasso tienen una propuesta política, no así el correísmo que vive de la década pasada y defendiéndose de los casos de corrupción.

Sobre el líder del PSC, Maldonado de la Universidad San Francisco opina que Nebot se ha distanciado de esa postura conservadora de los años 90.

“Hay un lavado de rostro de Nebot, porque se ha presentado como una persona progresista”,

Mauricio Maldonado, docente universitario.

Lasso, dice Maldonado, ha perdido el respaldo popular que ganó en 2017 cuando se presentó como la antítesis del candidato de Rafael Correa.

Este reducción se debe, en parte, a las posturas conservadoras de Lasso, como su rechazo a la aprobación del aborto en casos de violación.

El tercer actor en la precampaña es el correísmo, cuyo líder no puede ser candidato. Ya que el expresidente Correa enfrenta una decena de juicios por corrupción, ahora esa casa electoral busca una nueva figura.

No ha sido fácil, tanto que Correa ha tenido que recurrir a nombres poco conocidos, como los exfuncionarios de su gobierno Xavier Lasso y María Isabel Salvador.

Vale mencionar que Xavier Lasso es el hermano de izquierdas de Guillermo Lasso.

Xavier Lasso no tendría oportunidad. Quizá sea una muestra de la decadencia del correísmo”, asegura Maldonado.

Mientras que Huerta dice que se exagera sobre el respaldo que goza Correa. Sostiene que en las elecciones seccionales de 2019, el correísmo obtuvo victorias importantes solo en Manabí y Pichincha.

Otto o María Paula

El cuarto actor es el oficialismo. El presidente Lenín Moreno ha mencionado que su mandato es de transición, pero esto no impide que suenen nombres en su movimiento Alianza PAIS.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner y la ministra María Paula Romo están en el listado, pero Huerta estima que sus posibilidades son escasas debido al bajo apoyo con el que cuenta el régimen de Moreno.

Huerta, quien participó en las presidenciales de 1996, tampoco descarta la candidatura de un “outsider” que dé la sorpresa.

Noticias relacionadas