El Gobierno redujo en 64% el costo del plan de mejoras para las cárceles

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

19 Ago 2021 - 0:05

Fuerzas especiales de la Policía mientras ingresaban a la cárcel en Guayaquil, el 15 de agosto de 2021. - Foto: Cortesía Policía Nacional

El Gobierno redujo en 64% el costo del plan de mejoras para las cárceles

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

19 Ago 2021 - 0:05

El Gobierno entregará USD 18,8 millones por año a las cárceles para su reestructuración. El plan que el Régimen anterior presentó a la Corte Constitucional era de USD 51,7 millones anuales.

En ocho meses, el presupuesto para reestructurar el sistema carcelario ecuatoriano pasó de USD 206,8 millones a USD 75 millones. Un 64% de reducción.

En diciembre de 2020, a pedido de la Corte Constitucional, el gobierno del expresidente Lenín Moreno presentó un plan para rehabilitar el sistema carcelario.

El proyecto estaba calculado en USD 206,8 millones y debía ejecutarse en cuatro años. Es decir, USD 51,7 millones por año. Sin embargo, nunca se puso en marcha. La Corte solicitó al Ejecutivo que presentara un plan “debidamente financiado“.

Ocho meses después, ya con el gobierno de Guillermo Lasso en el poder y con un nuevo capítulo de la emergencia carcelaria en marcha, el Gobierno presentó al país un nuevo proyecto para cuatro años. El presupuesto asciende únicamente a USD 75 millones, unos USD 18,8 millones por año.

Las condiciones económicas del país no permiten hacer una rehabilitación total del sistema carcelario.

Fausto Cobo, director del Servicio de Atención Integral (SNAI), aceptó que con el nuevo proyecto se pretende recuperar “en algo” las condiciones de infraestructura y tecnología de las cárceles del país.

En el proyecto anterior, entre otras cosas, se planteaba la construcción de 10 nuevas cárceles, comprar 9.000 grilletes y contratar 300 nuevos guías cada año.

Ahora, el gobierno de Lasso, no tiene en sus planes cárceles nuevas. Aunque prefirió no dar mayores detalles del proyecto, Cobo dijo que se plantea adecuar los centros existentes y construir nuevos pabellones.

Además, construir un centro de máxima seguridad. Y otro “más pequeño de máxima, máxima seguridad para los cabecillas de las bandas criminales”.

Seis meses de espera

“No podemos mentir a la gente”, dijo Cobo en la presentación del proyecto. Y adelantó que los resultados de esta iniciativa no se verán ni mañana ni un mes, sino que los primeros frutos se recogerán en seis meses.

Cobo está a punto de cumplir un mes al frente del SNAI y la reestructuración todavía no ha empezado. Si bien la entidad ya está en emergencia, todavía no se ha lanzado ningún proceso contractual.

Según el funcionario, el plan se planteó en cuatro plazos:

  • Inmediato: seis meses.
  • Corto: dos años.
  • Mediano: cuatro años
  • Largo: Ocho años.

Por esta razón, el funcionario advirtió que los incidentes violentos en las cárceles continuarán.

“Es nuestra responsabilidad prevenir y evitar dentro de lo que se puede. Pero los incidentes van a seguir, no hay que mentirle al país”.

Fausto Cobo, director del SNAI

En el plazo inmediato, en los primeros seis meses, el Gobierno se centrará en los temas de infraestructura y tecnología. Principalmente, rehabilitar los daños ocasionados en los últimos motines.

En el corto plazo, en cambio, se plantea dar solución al tema del hacinamiento. Con la ampliación de pabellones y la reducción de la población carcelaria a través de la concesión de beneficios penitenciarios.

En el mediano plazo, hasta el final del Gobierno de Lasso, se busca mejorar los controles de seguridad, reforzando el cuerpo de agentes penitenciarios.

El proyecto plantea un convenio tripartito entre el SNAI, las Fuerzas Armadas y Universidad ESPE. Se buscará que durante el servicio militar voluntario, el SNAI reclute a su nuevo personal, que sería capacitado en el centro académico.

Finalmente, el largo plazo -dijo Cobo- le corresponderá al siguiente Gobierno.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas