Lunes, 26 de febrero de 2024

Daniel Noboa y Verónica Abad, la historia de un prematuro divorcio político

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

28 Nov 2023 - 18:16

La vicepresidenta Verónica Abad aceptó la designación como embajadora en Israel. El presidente Daniel Noboa consiguió así alejarla físicamente del país y de su gestión.

Autor: Adriana Noboa

Actualizada:

28 Nov 2023 - 18:16

La vicepresidenta Verónica Abad aceptó la designación como embajadora en Israel. El presidente Daniel Noboa consiguió así alejarla físicamente del país y de su gestión.

La vicepresidenta Verónica Abad está a la espera de que el Ejecutivo ponga en marcha su traslado a Israel, como lo estableció el presidente Daniel Noboa cuando le asignó la misión de colaborar a la paz en el conflicto con Hamás.

El visible distanciamiento entre los mandatarios fue confirmado oficialmente por Abad, el 28 de noviembre de 2023: "a mí el Presidente me quiere lejos". Y la prueba es que deberá desempeñar sus funciones a 12.000 kilómetros del Palacio de Carondelet.

Pese a que la Vicepresidenta le pidió públicamente que se reúnan y dialoguen para aclarar un supuesto "malentendido", la respuesta a sus declaraciones llegó en forma de un comunicado de la Secretaría de Comunicación.

Entre el Palacio de Carondelet y la Embajada de Ecuador en Tel Aviv (Israel) hay 12.000 km de distancia.

Entre el Palacio de Carondelet y la Embajada de Ecuador en Tel Aviv (Israel) hay 12.000 km de distancia. Google Maps

El emisario fue el nuevo secretario Roberto Izurieta, quien afirmó que notificaron al presidente Noboa con lo dicho por Abad y que la decisión fue solicitar a la canciller Gabriela Sommerfeld que se reúna con ella para "coordinar todas las acciones necesarias" para su traslado.

Es decir, no habrá reunión entre los mandatarios. De todas formas, Abad hasta se acercó a Carondelet, precisamente cuando Noboa tenía previsto observar la ceremonia de cambio de guardia de los Granaderos de Tarqui. Lo que finalmente no sucedió, el Presidente no hizo su aparición en el balcón.

¿Qué sucedió entre Noboa y Abad?

El 8 de junio de 2023, unos sonrientes Daniel Noboa y Verónica Abad se inscribían como binomio presidencial, para las elecciones extraordinarias de agosto pasado. Apenas 17 días después, fue la última vez que se los vio juntos.

Desde entonces su trayecto político tomó caminos distintos, incluso cuando recibieron la sorpresa de haber pasado a la primera vuelta y, posteriormente, de haber vencido en el balotaje.

Noboa no la volvió a mencionar y tampoco la ha tomado en cuenta. En un inesperado giro, la Vicepresidenta decidió contraatacar políticamente a su compañero de fórmula y aclarar que no cederá a "los caprichos políticos ni al tema partidista".

La versión de Abad es que el equipo del Presidente y las figuras políticas de la alianza ADN se encargaron de alejarla. Sostuvo que los rumores de que rechazó participar en los eventos de celebración y en la primera foto del gabinete son mentira, "no fui invitada", afirmó.

Esto pese a que ella misma afirmó que prefirió almorzar en un mercado de Quito en lugar de asistir al almuerzo protocolar después de la posesión.

En su rueda de prensa, la vicepresidenta dijo que el equipo de Noboa le pidió silencio, que no hable con la prensa y que ella obedeció. Pero agregó que era momento de que la ciudadanía sepa la verdad.

En sus declaraciones, Abad aclaró varios rumores e indirectas que la involucran desde la campaña y en estos primeros días de gobierno. Dijo que es falso que haya tomado dinero durante la campaña, que no ha mantenido una agenda propia, que no ha incurrido en actos de corrupción.

Por eso, pidió que si alguien tiene información sobre esa calumnia ponga las denuncias respectivas y añadió que pedirá a las autoridades que inicien las investigaciones pertinentes, porque no se puede jugar con su honra.

Y exigió que el presidente Noboa aclare a qué se refirió al hablar de una traición, durante la recepción de credenciales. Incluso en esa ocasión, el Mandatario no la mencionó, durante su campaña y primeros días de gestión, el nombre de Verónica Abad ha estado ausente.

El mensaje de la Segunda Mandataria fue claro, aunque no esté en Ecuador, hará notar su presencia y no guardará silencio. Su estrategia fue la de acorralar al Ejecutivo en el compromiso de brindarle todas las facilidades para cumplir con su "importante misión".

Abad dijo que viajará con su familia, que requiere de un equipo, para dejar en alto al país durante su trabajo en Israel y advirtió que ya está en contacto con otros miembros de la comunidad internacional interesados en el conflicto entre Israel y Hamás.

Además, acusó al presidente Noboa de "acordar con quienes han llevado al país a la oscuridad" y de sentarse a negociar con quienes buscan la impunidad, refiriéndose al correísmo y el pacto con el oficialismo en la Asamblea Nacional.

Así, la vicepresidenta Abad intentó poner las actuaciones del Presidente bajo sospecha y le advirtió que no se dejará destituir por incumplimiento de funciones, para no "darle el gusto" a quienes quieren quedarse con la Vicepresidencia de la República.