Ecuador del Encuentro, la estrategia que llevó a Lasso a la Presidencia

Política

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

14 Abr 2021 - 0:04

Juan Mateo Zúñiga y Eduardo Bonilla fueron parte del equipo estratégico de Creo. - Foto: Twitter de Juan Mateo Zúñiga

Ecuador del Encuentro, la estrategia que llevó a Lasso a la Presidencia

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

14 Abr 2021 - 0:04

La estrategia de campaña del movimiento Creo mutó, luego de que el presidente electo logró pasar a la segunda vuelta con una votación de casi el 20%.

El consultor político Juan Mateo Zúñiga tuvo que suspender su luna de miel e integrarse al equipo del movimiento Creo, que luchaba contra el tiempo para definir una estrategia que apuntale la campaña de Guillermo Lasso.

El candidato de la derecha había pasado a la segunda vuelta electoral con casi el 20% de la votación, peleando resultados con el postulante de Pachakutik, Yaku Pérez, que estuvo a punto de dejarlo fuera.

Entonces había un solo objetivo: remontar ese 32% obtenido por el correísta Andrés Arauz en la primera vuelta.

Luego de celebrar su boda en Quito, el 20 de febrero de 2021, Zúñiga recibió la llamada de Lasso, quien lo invitó a sumarse al proyecto político tras evaluar su trabajo como jefe de campaña de Xavier Hervas, la apuesta de la Izquierda Democrática.

El 23 de febrero, el consultor ya se había instalado en Guayaquil. De inmediato se reunió con el director de Comunicación de Creo, Eduardo Bonilla, y todo el equipo estratégico de investigación y monitoreo de redes sociales, liderado por Iván Correa, que ya bosquejaba un nuevo proyecto.

Otra incorporación importante fue la del consultor político Jaime Durán Barba, quien vigiló el trabajo tras bastidores durante toda la segunda vuelta, aunque Lasso lo negó. También se unió Santiago Nieto.

El primer paso fue realizar una investigación para saber lo que buscaba el elector. La respuesta fue sencilla: los ecuatorianos estaban cansados de los partidos políticos y de una campaña de confrontación.

Ante un país dividido entre la derecha y el correísmo, “vimos que una de las mayores variables era la unidad. La gente hablaba de sus problemas, de la falta de empleo o de que no tenían dinero para pagar las necesidades básicas”, recuerda Zúñiga.

Pero, hubo un punto que llamó su atención. El estudio reflejaba que la sociedad responsabilizaba a los políticos por el clima de confrontación e identificaba ese problema como la causa para no conseguir el desarrollo.

En esta etapa, Lasso debía caminar solo, separándose del pasado, incluso de sus aliados socialcristianos, cuya imagen desapareció hasta de la propaganda electoral.

¿Cuál era su aspiración? Encontrar una alternativa para unir el país sin distinciones étnicas ni regionales para la segunda vuelta.

Ese fue el origen de la campaña Ecuador del encuentro, un enfoque bidireccional en el que el candidato escuchaba más y hablaba menos.

Ecuador del encuentro fue la propuesta de Creo para la segunda vuelta.

Ecuador del encuentro fue la propuesta de Creo para la segunda vuelta. Cortesía

Además, identificaron causas específicas como medio ambiente, bienestar animal y seguridad. Lo siguiente fue convocar a quienes no votaron por Lasso a una mesa en la que no hubo jerarquías.

En este espacio, el ahora presidente electo incorporaba a su plan de gobierno las distintas visiones y propuestas de sectores ambientales, animalistas o Lgbti, críticos de su movimiento.

También fue necesario refrescar la imagen de Lasso, cuyo nicho de votantes estaba en la población mayor de 40 años.

Y TikTok fue una alternativa, cuando aprovecharon la reacción en redes acerca de los zapatos deportivos rojos que usó el candidato en una entrevista.

Así se inauguró Lasso en esa red social. Su primer video con jeans y zapatos rojos, ambientado con el éxito de Michael Jackson, Bad, obtuvo más de 300.000 me gusta.

@guillermolasso

Hola TikTok 🇪🇨🕺🏻 #LassoPresidente2021

♬ Bad (2012 Remaster) – Michael Jackson

Ahora, el público objetivo era de 18 a 25 años, con aspiraciones laborales, educativas y emprendedoras, que había votado por Hervas en la Sierra Central y en Azuay, por Yaku Pérez.

Tenían un mes para hacer campaña y debían definir las provincias en las que se concentrarían. Esas fueron las de la Sierra Central y Pichicha, además de Guayaquil, donde Lasso ganó a Arauz con 100.000 votos.

El debate presidencial, un punto de quiebre

Zúñiga cree que el punto de quiebre de la campaña fue el debate presidencial, en el que Lasso logró posicionar la frase ‘Andrés, no mientas otra vez’ como tema de conversación.

“Esa frase le salió natural a Guillermo. Logramos llamar la atención de las personas”.

Pero esto no era suficiente para ganar una elección, se necesitaba una vía para conectar con el ciudadano y esa fue los Protagonistas del Encuentro, donde se incentivaba una conversación sobre temas de interés.

Además crearon tres líneas de Whatsapp e invitaron a 20.000 personas a que sean parte de la campaña compartiendo el manual del voluntario.

El esfuerzo tuvo su recompensa y Lasso ya puede dormir en paz, luego de terminar con 14 años de correísmo con el respaldo de más del 52% de electores.

Por su parte, Zúñiga aún no ha definido su futuro laboral, pero sí su luna de miel, con su regreso a Quito, al lado de su esposa.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas