Sábado, 13 de abril de 2024

Daniel Noboa sigue armando al Ejecutivo, sobre la marcha y con retazos

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

4 Mar 2024 - 5:59

La Función Ejecutiva tiene 118 instituciones y, en sus primeros meses de gestión, el presidente Daniel Noboa ha nombrado a sus principales autoridades. Pero, no todos los espacios están cubiertos o renovados.

El Palacio de Carondelet, el 5 de diciembre de 2023, durante el cambio de guardia.

Autor: Adriana Noboa

Actualizada:

4 Mar 2024 - 5:59

El Palacio de Carondelet, el 5 de diciembre de 2023, durante el cambio de guardia. - Foto: Presidencia

La Función Ejecutiva tiene 118 instituciones y, en sus primeros meses de gestión, el presidente Daniel Noboa ha nombrado a sus principales autoridades. Pero, no todos los espacios están cubiertos o renovados.

La Función Ejecutiva es la que más alteraciones sufre en Ecuador, de acuerdo al vaivén de los gobiernos de turno, con fusiones, escisiones, eliminaciones y creación de nuevas instituciones. Hasta agosto de 2023, había 118 entidades.

Y hay procesos que ni siquiera logran pasar del papel a la práctica por completo, como sucedió con la separación de los ministerios de Interior y Gobierno y que ahora son ambos dirigidos por la misma persona: Mónica Palencia.

En su primer día de gestión, Lenín Moreno suprimió, fusionó, escindió, transformó o creó nueve entidades y Guillermo Lasso hizo cambios en cuatro. Pero el presidente Daniel Noboa dejó esas medidas para después.

Durante sus 100 primeros días de gestión, el Mandatario ha hecho pocas modificaciones, pero tres han sido claves, de acuerdo a su visión del Estado:

En cambios menores, el presidente Noboa decidió revivir la organización y trabajo del Ejecutivo en cinco gabinetes sectoriales y contar, además, con uno estratégico, para la revisión, articulación, coordinación y armonización de las políticas públicas.

Además, al igual que sus dos predecesores, el Primer Mandatario tiene como meta reducir el gasto en burocracia y, como parte de ese plan, las autoridades están evaluando una posible absorción o fusión de 19 entidades.

Las instituciones prioritarias

Pese a la premura de las elecciones extraordinarias y el poco tiempo de gestión que tendrá el Gobierno de Noboa, el Mandatario llegó a Carondelet de la mano de 24 funcionarios, para las principales carteras de Estado. Aunque el ministro de Finanzas, Juan Carlos Vega, fue designado legalmente tres días después.

Semanas después fueron llegando los nombramientos 'secundarios' para las secretarías de Riesgos, de Desnutrición Infantil, de Educación Superior, la Unidad de Análisis Financiero (UAFE), los servicios de Atención Integral (SNAI) y de Contratación Pública (Sercop), el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES), las secretarías de Inversiones Público-Privadas y Política Pública Anticorrupción, la Corporación Financiera Nacional y la Secretaría de Pueblos.

Y pese a la crisis de inseguridad y la bandera por liderar la lucha contra el crimen organizado, el presidente Noboa ha dejado entrever que su manejo institucional de la materia será distinto. El rostro principal es el de Mónica Palencia, pese a que es ministra de Gobierno y solo está encargada del Interior.

Pero las demás figuras: Gian Carlo Loffredo (Defensa), Michel Contugi (Inteligencia) y Luis Zaldumbide (SNAI), tienen papeles secundarios. Los dos últimos, especialmente, pasan desapercibidos. Por ejemplo, nada se sabe de la construcción de las nuevas cárceles o del prometido moderno centro de inteligencia.

Pero una característica que atraviesa al Ejecutivo es la gran presencia de figuras provenientes del sector privado, con poca o nula experiencia en el sector público. E incluso, designaciones cuyos perfiles no coinciden con las áreas que manejan.

Como en cada periodo, las designaciones de los ministros generan críticas de distintos sectores y esta no fue la excepción. Causaron sorpresa los nombramientos de las autoridades de Relaciones Exteriores, CIES, Defensa, Ambiente, Educación Superior, Contratación Pública, entre otros.

Las instituciones olvidadas

En el otro lado del espectro están las instituciones donde el presidente Noboa decidió mantener a los funcionarios del anterior gobierno o no se ha visto en la necesidad de buscarles un reemplazo.

Por ejemplo, en el primer grupo está la ratificación de Niels Olsen como ministro de Turismo. Pero, en el segundo, está la permanencia de Guillermo Avellán como gerente general del Banco Central (BCE), quien fue nombrado por el expresidente Guillermo Lasso.

Al silencio administrativo para reemplazar autoridades se suma el cargo del director del ECU911, donde se mantiene Bolívar Tello, y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), con Roberto Castillo a la cabeza. Y como delegada del Mandatario para presidir el Consejo de Comunicación sigue Jeannine Cruz, también miembro de Creo.

Y, técnicamente, el Ministerio del Interior, que sigue encargado. Todo esto solo entre las más conocidas de las 118 entidades que conforman el Ejecutivo.