Elecciones en pandemia: lo que debería ser y lo que planifica el CNE

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Oct 2020 - 0:01

El 5 de julio de 2020, cerca de 8 millones de dominicanos eligieron al sucesor del mandatario Danilo Medina, en las primeras elecciones presidenciales que se celebraron en América Latina desde el inicio de la pandemia por coronavirus. - Foto: EFE

Elecciones en pandemia: lo que debería ser y lo que planifica el CNE

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Oct 2020 - 0:01

La autoridad electoral no ha definido todavía los protocolos exactos de bioseguridad para las próximas etapas electorales, especialmente para el día de la votación.

Son más las dudas que las certezas sobre los protocolos de bioseguridad que se establecerán para las etapas restantes del proceso electoral 2021.

Lo aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) se queda en generalidades, mientras que en tres meses empezará la campaña electoral oficialmente y en cinco será la primera vuelta.

La pugna entre el Ejecutivo y el CNE por el presupuesto electoral puso el foco del debate en los recursos económicos y no en las medidas de bioseguridad.

El Ministerio de Finanzas insistió en que se recorten gastos, cuando la tendencia mundial es la contraria, ya que por la pandemia de Covid-19 se requerirá más personal y productos.

La misma Organización de Estados Americanos (OEA) emitió en julio una Guía para organizar elecciones en tiempos de pandemia. El documento de 229 páginas busca contribuir a la reducción de los riesgos de contagio a quienes participan en la organización y desarrollo de los comicios.

La OEA desplegó la primera misión de observación electoral durante la pandemia, en julio, en República Dominicana. Y su informe preliminar señala el esfuerzo hecho para cumplir con las medidas sanitarias.

“Prácticamente la totalidad de los centros observados contó con productos desinfectantes, mascarillas, guantes y toallas húmedas, además de indicaciones para guardar la distancia entre los votantes al interior”, dice el documento.

El problema en ese proceso fueron las aglomeraciones en el exterior de los recintos.

Las autoridades deben ser conscientes de que el principal riesgo de una elección es que se convierta en una oportunidad de amplificación de la propagación del Covid-19.

Guía para organizar elecciones en tiempos de pandemia

Por ello, los estados y los órganos electorales tienen una enorme responsabilidad, sostiene la OEA. La pandemia implica una redefinición de todos los procedimientos y protocolos del proceso electoral, ante el riesgo de propagación del coronavirus hacia funcionarios electorales y ciudadanos.

La complicada planificación

El CNE aprobó una actualización de las directrices para las elecciones generales de febrero de 2021, con la exigencia de Finanzas de ajustar el presupuesto a la situación económica del país.

Hay temas que se querían coordinar con el Ejecutivo, para reducir gastos, como que el Ministerio de Salud debería proveer los insumos de bioseguridad que serán incluidos en los kits electorales.

Sin embargo, la relación entre ambas funciones sigue siendo tensa y las supuestas reuniones de coordinación no han prosperado. Por lo tanto, no hay acuerdos respecto a las responsabilidades y protocolos de bioseguridad del proceso electoral.

La OEA comenta que el éxito de un proceso electoral en pandemia requiere del “compromiso financiero de parte de los estados para brindar a los órganos electorales los recursos suficientes y una planificación presupuestaria por parte de estos últimos que permita el uso eficiente de los fondos públicos”.

Las medidas que se conocen

Hay cosas que el CNE planteó para reducir el riesgo de contagios de Covid-19, como que el proceso de cambios de domicilio electoral sea digital y no presencial en mesas móviles o en las delegaciones provinciales.

Lo mismo aplicará para la notificación a los miembros de las juntas receptoras del voto y para su capacitación. Sin embargo, hay directrices tan generales como “mantener las estrictas medidas de bioseguridad”. Solo no se especifica cómo.

También hay puntos en los que la autoridad electoral coincide con las recomendaciones de la OEA:

  • Contratar coordinadores sanitarios.
  • Reorganizar internamente los recintos electorales.
  • Incrementar los recintos electorales.

Pero mientras más específicos son los consejos de la OEA para disminuir los riesgos, menos coincidencias hay.

A continuación PRIMICIAS le presenta algunas otras recomendaciones:

Otros puntos de bioseguridad destacados por la OEA:

El documento de la OEA es extenso y detallado, con recomendaciones para cada etapa del proceso electoral. Y resalta algunos puntos que las autoridades en general podrían considerar para el día de las votaciones:

  • Reducir la movilidad innecesaria de ciudadanos, no salir a votar acompañados; votar y regresar a casa.
  • Establecer un cronograma de desinfección durante la jornada electoral, en todas las superficies donde se ofrecen servicios electorales.
  • Requerir uso de mascarillas a los electores en los centros de votación.
  • Prohibir a los votantes desechar mascarillas en los recintos.
  • Aplicación de alcohol en gel a cada persona que ingresa y sale del recinto.
  • Definir espacios visibles y accesibles para que cualquier ciudadano acceda a lavarse las manos con agua y jabón y dispensadores de alcohol en gel.
  • Elaborar procedimientos para el tratamiento de residuos de los recintos.
  • Establecer límites coherentes y realistas de cantidad de personas en un mismo momento en los centros de votación.
  • Identificar las superficies de contacto intensivo para someterlas a una desinfección prioritaria.
  • Permitir que cada elector pueda hacer uso de su propio lápiz que le permita marcar el voto y firmar la hoja de votación. De no ser posible, tener un número importante de lápices por mesa de votación, que sean desinfectados cada vez que son utilizados
Noticias relacionadas