Exdirector del Secob confirma nexos con Azuero y otros legisladores

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

11 Ago 2020 - 16:18

Edmundo Tamayo, exdirector del Secob. - Foto: Secob

Exdirector del Secob confirma nexos con Azuero y otros legisladores

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

11 Ago 2020 - 16:29

Edmundo Tamayo, exdirector del Servicio de Contratación de Obras (Secob) y procesado en el caso Hospital de Pedernales, amplió su versión en la Fiscalía.

La diligencia se realizó el martes 11 de agosto de 2020, a las 09:30, en el edificio de la Fiscalía General del Estado (FGE), en el norte de Quito.

Tamayo solicitó que se le permita ampliar su versión libre, voluntaria y sin juramento. Por esta razón, fue trasladado desde la Cárcel de Ambato, donde cumple prisión preventiva.

En su declaración, el exfuncionario dijo que ingresó al Secob luego de que el asambleísta Eliseo Azuero le pidiera su currículum. Añadió que conoce al legislador por más de 35 años.

Según la Fiscalía, Azuero -ahora prófugo- encabeza la red de corrupción que desvío fondos del contrato de construcción del Hospital de Pedernales.

Una vez en el cargo -relató Tamayo- le pidieron que separe de la entidad al subdirector técnico y que contratará en su lugar a Jorge Jalil, recomendado también por Azuero. Jalil también está procesado en el caso.

Tamayo aseguró que fue Jalil quien se encargó de todo lo relacionado a la adjudicación de la construcción del Hospital de Pedernales.

Favores a asambleístas

“En la parte administrativa se me pidieron varios espacios de trabajo para varios asambleístas”, dijo Edmundo Tamayo, exdirector del Secob. Esa frase forma parte del relato que Tamayo contó a la Fiscalía en su ampliación de versión.

El exdirector del Secob enumeró algunos de los favores supuestamente hechos:

  • Por pedido del asambleísta Washington Paredes se contrató al Coordinador del Secob en Guayas.
  • Vinculación de un ingeniero técnico por pedido del asambleísta Eliseo Azuero.
  • Contratación del coordinador zonal en Imbabura por pedido del legislador Freddy Alarcón.

Según Tamayo estos pedidos de puestos de trabajo fueron concedidos y se mantuvieron hasta que él estuvo en el cargo.

Paredes y Alarcón forman parte de la bancada BADI, que comandaba Azuero. Los dos también fueron llamados a declarar en el proceso por delincuencia organizada.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas