Martes, 16 de abril de 2024

Asamblea: La 'jugada' que facilitó la destitución del vocal de la Judicatura, Fausto Murillo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Feb 2024 - 12:59

La moción de censura y destitución contó con el respaldo de 102 asambleístas. Correístas y socialcristianos festejaron la votación del pleno.

festejo correismo juicio vocales judicatura

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

29 Feb 2024 - 12:59

Asambleístas correístas festejan la destitución de un vocal del Consejo de la Judicatura. Quito, 29 de febrero de 2024 - Foto: Asamblea Nacional

La moción de censura y destitución contó con el respaldo de 102 asambleístas. Correístas y socialcristianos festejaron la votación del pleno.

La Asamblea Nacional terminó, este 29 de febrero de 2024, la sesión en la que se desarrolló el juicio político al vocal del Consejo de la Judicatura (CJ), Fausto Murillo, y al exvocal, Juan José Morillo.

Antes de retomar el debate, la presidenta (e), Viviana Veloz, de la Revolución Ciudadana, ordenó la lectura de un oficio enviado por la vocal suplente de Murillo en la Judicatura, Elsy Celi, con el que presentó su renuncia de forma irrevocable.

En la misiva, la exfuncionaria negó ser afiliada o afín al Partido Social Cristiano (PSC), que era uno de los argumentos de algunos asambleístas para oponerse a la censura y destitución de Murillo.

"Para que se les acabe el pretexto y con la finalidad de que se dé paso a una renovación profesional y seria del Consejo de la Judicatura", dijo Celi, como justificación.

Tanto Celi como Fausto Murillo, fueron electos de la terna enviada por la Asamblea para conformar la Judicatura, por lo que, ante la renuncia de la primera y la censura y destitución del segundo, el Legislativo deberá enviar una nueva terna para reemplazarlos.

La 'jugada' de la mayoría

Hasta la noche del miércoles 28 de febrero, cuando Veloz suspendió la sesión, no había los 92 votos necesarios para la censura de Morillo, pero, sobre todo, para censurar y destituir a Murillo.

En los pasillos de la Asamblea, se comentaba que la 'jugada' de la renuncia de Celi iba a cambiar el panorama pues abrió la posibilidad de que la nueva terna que envíe la Asamblea para elegir al vocal de la Judicatura se conforme con los nombres de afines a las bancadas de mayoría.

Según Vicente Taiano, del Partido Social Cristiano, el nuevo escenario es la oportunidad de proponer una terna "del más alto nivel", con personas que no tengan relación y dependencia con partidos políticos.

Finalmente, la 'jugada' rindió sus frutos. Fueron 102 los asambleístas que votaron a favor de la moción de censura para Morillo y de censura y destitución de Fausto Murillo. A la bancada correísta y socialcristiana se unió la oficialista Acción Democrática Nacional (ADN) y hasta algunos independientes.

Hubo gritos de euforia, abrazos y algarabía entre los asambleístas del PSC que saltaban tomados de las manos y el correísmo que, luego de que no se aprobaron sus reformas al Código Penal, este fue tomado como un triunfo.

De lado de la bancada de Construye, que se abstuvo, hubo desazón y, por momentos, tensión entre sus integrantes que se reclamaban. Y finalmente, terminó la separación de uno de sus integrantes: el legislador alterno, Francisco Díaz, quien "votó a favor de meterle las manos a la justicia", dijo la bancada.

"Quien coincida con la agenda de la impunidad y las mafias no puede ser parte de Construye", añadió en un comunicado. Además, el partido pedirá explicaciones a la asambleísta titular, Alexandra Castillo.