Grupos sociales amenazan con mostrar su descontento en las calles

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Ago 2019 - 0:05

La Conaie se reunió el 23 de agosto, en Napo, para celebrar su Asamblea anual. - Foto: Conaie Comunicación

Grupos sociales amenazan con mostrar su descontento en las calles

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Ago 2019 - 0:05

La relación entre el Gobierno de Lenin Moreno y las organizaciones sociales se ha ido desgastando. Los sindicalistas y el movimiento indígena anuncian manifestaciones. La primera será el jueves 5 de septiembre de 2019.

Todos hablan de diálogos y acuerdos. Pero cada uno del suyo. Una de las primeras manifestaciones nacionales anunciadas para las próximas semanas en contra del Gobierno será el 5 de septiembre. Justo cuatro meses después del lanzamiento oficial del Acuerdo Nacional 2030, iniciativa que lidera el vicepresidente Otto Sonnenholzner.

Desde que asumió el poder, el presidente Lenin Moreno mostró un rostro conciliador. Mantuvo reuniones y ofreció apertura a los frentes sociales que habían sido marginados por el gobierno anterior.

Por ejemplo, la primera reunión con la Conaie fue el 4 de julio de 2017, cuando Moreno anunció la entrega del comodato de la sede del movimiento indígena al norte de Quito. Después, el 11 de septiembre del mismo año, acordaron una agenda común de trabajo.

Reunión del 4 de julio de 2017 entre la Conaie y Moreno en Carondelet.

Reunión del 4 de julio de 2017 entre la Conaie y Moreno en Carondelet. Flickr Presidencia

Otro caso de “diálogo y acuerdos” pasados fue con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT). El 6 de septiembre de 2017 Moreno les pedía ayuda para gobernar. Menos de dos meses después los sindicalistas ofrecían su respaldo al Gobierno.

Reunión del 26 de octubre de 2017 entre el FUT y el Gobierno.

Reunión del 26 de octubre de 2017 entre el FUT y el Gobierno. Flickr Presidencia

Dos años después de estos acercamientos, los frutos esperados siguen sin llegar. Las demandas de los frentes sociales continúan siendo básicamente las mismas: no privatización, no extractivismo, estabilidad laboral, lucha contra la corrupción, entre otros.

Ambos frentes sociales han decidido convocar a manifestaciones contra el Gobierno y las medidas que está tomando. La mayor molestia tiene que ver con las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para abrir las líneas de financiamiento.

La Conaie lo decidió en su Asamblea anual, este fin de semana pasado. El primer acuerdo interno fue romper el diálogo con el Gobierno. Así también mantendrán reuniones en las provincias y convocarán a una movilización nacional en octubre.

En esa misma Asamblea, participaron también miembros de la Unión Nacional de Educadores (UNE), que pidieron al movimiento indígena unirse a la manifestación del 5 de septiembre, convocada por el FUT.

Isabel Vargas, presidenta de la UNE, llamó también a todos los maestros y estudiantes, que empiezan clases este lunes 2 de septiembre, a unirse a la manifestación del próximo jueves. Lo mismo hizo con sus compañeros uno de los dirigentes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Mauricio Chiluisa.

Los dirigentes del FUT, que agrupa a varias organizaciones sociales, oficializaron ayer 29 de agosto su llamado a varias movilizaciones, de frente a una próxima huelga o paro nacional, para mostrar su malestar frente a las medidas tomadas por el Gobierno.

Mesías Tatamuez, José Villavicencio, Nelson Erazo, entre otros, llamaron a todas las organizaciones sociales, obreros, campesinos, estudiantes, mujeres, jubilados, a unirse.

El próximo jueves 5 de septiembre irán a la Asamblea Nacional para protestar principalmente “por las pretensiones de reformar las leyes laborales y tributarias”, entre otros puntos.

Noticias relacionadas