Miércoles, 17 de abril de 2024

Jurado en Brooklyn declara culpable a mexicano que pagó sobornos en Ecuador

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

24 Feb 2024 - 11:12

Javier Aguilar, un exejecutivo de Vitol, fue declarado culpable de haber pagado sobornos a funcionarios de Petroecuador, incluido el exgerente de Comercio Internacional, Nilsen Arias. Enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel por conspiración para el lavado de activos.

edificio de petroecuador en quito EMCO EP

Autor: Estefanía Celi

Actualizada:

24 Feb 2024 - 11:12

Fachada del edificio matriz de Petroecuador, ubicado en el centro norte de Quito. - Foto: Petroecuador

Javier Aguilar, un exejecutivo de Vitol, fue declarado culpable de haber pagado sobornos a funcionarios de Petroecuador, incluido el exgerente de Comercio Internacional, Nilsen Arias. Enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel por conspiración para el lavado de activos.

Un jurado de Brooklyn resolvió, este 23 de febrero de 2024, declarar culpable a Javier Aguilar, exejecutivo de Vitol, una de las empresas más grandes de comercialización de productos petroleros y derivados. Aguilar fue hallado culpable de pagar sobornos a funcionarios ecuatorianos y mexicanos.

Aguilar fue uno de los representantes de Vitol que participó en la negociación de un contrato de preventa de fuel oil con Petroecuador por USD 300 millones. Dado que Vitol no podía participar, Oman Trading International sirvió como fachada para el contrato.

“Javier Aguilar sobornó funcionarios de empresas estatales en Ecuador y México, usando empresas de papel y facturas falsas para obtener negocios para Vitol, donde trabajaba como ejecutivo", señaló Nicole M. Argentieri, abogada de la División Criminal del Departamento de Justicia.

Los testimonios de dos ecuatorianos fueron presentados en el juicio contra Aguilar: Nilsen Arias, exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador, y Antonio Peré, intermediario que ayudó con el pago de sobornos.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, en el juicio logró probarse que Aguilar pagó sobornos para conseguir el contrato de fuel oil durante el gobierno de Rafael Correa. Pero una vez que los funcionarios del correísmo dejaron sus cargos (entre ellos Nilsen Arias) con el cambio de Gobierno, buscaron nuevos funcionarios para seguir pagando sobornos y obtener "negocios adicionales".

Pruebas adicionales presentadas por los fiscales evidenciaron que, además, Javier Aguilar también recibió "beneficios personales" después de la firma del contrato de fuel oil, pagados desde las empresas que Vitol había establecido en Curazao.

PRIMICIAS obtuvo parte de las transcripciones de este juicio y reveló los detalles que Nilsen Arias contó durante su testimonio, entre ellos que usó el dinero de los sobornos de Vitol y otros contratos de Petroecuador para comprar una casa y otros bienes inmuebles en Portugal, en donde se estableció con su familia.

Tras la declaratoria de culpabilidad por parte del jurado, un juez deberá fijar la sentencia para Aguilar. Enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel por el delito de conspiración para lavado de activos.

Arias y Peré, que testificaron en el proceso, se han declarado culpables y esperan una sentencia reducida después de su colaboración en este juicio.