Jorge Glas fue recluido en la cárcel 4 por “razones de seguridad”

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 May 2022 - 21:45

El exvicepresidente Jorge Glas, a su arribo a la cárcel 4 de Quito, 21 de mayo de 2022. - Foto: API

Jorge Glas fue recluido en la cárcel 4 por “razones de seguridad”

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

21 May 2022 - 9:09

Jorge Glas, el exvicepresidente del correísmo, llegó a Latacunga la noche del viernes 20 de mayo. Luego, el Gobierno confirmó su traslado a Quito.

Nota actualizada el 21 de mayo a las 8:58, con el ingreso de Glas en la cárcel 4.

La Policía llegó a la casa del exvicepresidente de la República, Jorge Glas, para ejecutar la orden de la Corte de Santa Elena, que anuló el habeas corpus con el que el exfuncionario pudo salir de la cárcel de Cotopaxi, el 10 de abril de 2022.

La disposición se cumplió cerca de las 17:00, cuando agentes de la policía acudieron a la urbanización ubicada en la vía a la costa, donde Glas escuchó los argumentos de las autoridades para trasladarlo a Latacunga.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, aseguró que Glas fue llevado en una aeronave de la Policía hacia Cotopaxi, para que cumpla su sentencia por los casos Odebrecht y Sobornos.

Por la tarde del viernes, Glas llegó al aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil, para tomar el avión de Aeropolicial, custodiado por la Policía. “Regreso a la cárcel y volveré a salir“, aseguró el exfuncionario, cuando salió de su casa.

Fuentes policiales informaron que el avión primero se trasladó a Santa Elena para retirar la orden de captura en contra de Glas y que luego continuó su viaje a Latacunga.

Primera parada: Latacunga

Cerca de las 19:10, el exvicepresidente del correísmo llegó a Latacunga, en la provincia de Cotopaxi. Desde el aeropuerto de la ciudad, fue trasladado con resguardo policial al policlínico de la FAE para una revisión médica.

Pasadas las 21:00, la caravana en el que fue movilizado el exfuncionario ingresó en la cárcel. En el exterior del centro penitenciario, un grupo de simpatizantes que lo recibió gritando consignas en favor de su inocencia.

Fausto Jarrín, asambleísta de UNES y quien se identificó como abogado de Glas, aseguró que la resolución de la Corte de Santa Elena, que anuló el habeas corpus, recibió presiones externas.

Y anunció las acciones que tomará la defensa. “Vamos a tener que realizar la audiencia (de habeas corpus), acá, en Latacunga”, dijo. Una de razones de la Corte para anular el recurso, fue el que el juez Diego Moscoso, de Manglaralto, no tenía competencia para resolver.

Y advirtió que, si no hay celeridad en el trámite, “tendremos que ir a la acción extraordinaria de protección”.

Segunda parada: cárcel de Quito

En la noche del viernes, el ministerio del Interior confirmó, a través de su cuenta de Twitter, que, aunque Glas fue ingresado al CPL de Cotopaxi como ordenó la Corte Provincial de Santa Elena. Pero, “por razones de seguridad y de conformidad con la normativa vigente, será trasladado a la cárcel 4″, en Quito.

El ministerio vinculó esta decisión con presuntos altercados y resistencia provocados por otros privados de la libertad tras el traslado de 25 miembros de la las bandas delincuenciales R7 y Los Lobos a otros centros carcelarios.

Según la SNAI, en esas protestas hubo daños en la infraestructura del Centro. “Al momento se ha tomado el control gracias a Fuerzas Armadas y Policía”, dijo el organismo. Todavía está pendiente el traslado de otros 11 privados de la libertad.

Ya en la madrugada del 21 de mayo, Glas ingresó finalmente a la cárcel 4 de Quito en medio de un resguardo policial. “Sigue la persecución judicial y la estoy enfrentando como debe ser. Yo sigo en la lucha, llevo 15 meses preso en exceso”, dijo el exvicepresidente del correísmo a su llegada al centro de reclusión.

Corte anuló el habeas corpus

La mañana del 20 de mayo, tres jueces provinciales de Santa Elena resolvieron anular el habeas corpus concedido al exfuncionario y ordenar su inmediata recaptura.

Glas salió en libertad gracias al habeas corpus concedido por el juez de Manglaralto, Diego Moscoso, luego de que la defensa del exfuncionario asegurara que sufre de depresión provocada por el encierro.

Sin embargo, el Gobierno, a través del Servicio de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI), apeló el fallo ante la Corte Provincial de Santa Elena.

En la apelación participaron la Procuraduría y la Fiscalía. Todas estas entidades pidieron la nulidad del proceso.

Noticias relacionadas